12 datos que explican lo que pasa en Nicaragua y por qué merece nuestra atención

Por MiamiDiario CP julio 23, 2018 11:48

12 datos que explican lo que pasa en Nicaragua y por qué merece nuestra atención

Nicaragua se encuentra hace 3 meses en una situación sumamente delicada: a la crisis económica se le unió un debilitamiento político y, sobre todo, social. En las calles se enfrentan los ciudadanos con las fuerzas armadas. En la política, el presidente y la vicepresidenta con la oposición. Y eso ha desencadenado en un profundo conflicto que ya lleva 300 muertos y 2 mil heridos.

¿Qué está pasando en Nicaragua? Estos 12 datos te ayudarán a entender la situación.

  1. El 19 de julio de 1979 surgió la Revolución Sandinista, un movimiento político insurgente de izquierda, que dio fin a la dictadura de la familia Somoza (estuvieron en el poder desde 1934 a 1979). 39 años después, Nicaragua se encuentra en su peor momento, desde la dictadura y en tan solo 3 meses han muerto casi 300 personas y aproximadamente 2 mil han resultado heridas.
  2. Nicaragua, después de los Somoza, se convirtió en uno de los países menos violentos de América Latina, según Los Angeles Times. Tiene, además, una de las tasas más bajas del mundo en armas de fuego por habitante; También ha servido como refugio a irregulares de otros países violentos de la región. Por otro lado, los gobiernos no han hecho uso de la «mano dura», por lo que sus habitantes nunca protestaron de forma violenta en sus calles. Pero todo eso pareció terminar el 18 de abril de 2018.
  3. Ese día, el presidente Ortega (que está en el poder desde 2007) y la vicepresidenta (su esposa) anunciaron que reformarían el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), aumentando las contribuciones de los trabajadores. Y, a su vez, impusieron una retención de 5% a los jubilados, según Huffington Post. ¿Por qué? Para salvar al país de la crisis económica en la que se encuentran.
  4. Luego de 3 días de manifestaciones el presidente dio marcha atrás en la reforma de seguridad social, pero eso no logró calmar las aguas. Incluso, después de esa decisión, el clima se tornó mucho más violento.
  5. La vicepresidenta, Rosario Murillo, llamó a los manifestantes «grupos minúsculos y tóxicos». Mientras que estos los acusaron de golpistas.
  6. Las decisiones para terminar con la crisis económica desembocaron en una crisis social. Los ciudadanos salieron a protestar, el gobierno decidió sacar las fuerzas a la calle (incluidas fuerzas paramilitares) y los enfrentamientos se volvieron cada vez más problemáticos y violentos.
  7. En su momento, Venezuela ayudó mucho económicamente a Nicaragua. No obstante, tras la crisis económica y social venezolana, Nicaragua se quedó sin una gran ayuda y eso cambió la situación del país.
  8. Fue un país que, desde la revolución, se centró en generar programas de desarrollo económico, combatir la violencia, reducir la pobreza y terminar con la desigualdad y exclusión social. Además, la educación se volvió pública, mejoró el acceso a la atención médica, nacionalizaron tierras de la familia Somoza y más, según The Economist. El cambio en las prestaciones sociales terminó de desbordar un vaso, que desde hace años venía llenándose con problemas económicos, políticos y sociales.
  9. La oposición solicitó adelantar las elecciones de 2021, pero Ortega se negó. Esa decisión provocó un mayor malestar en la oposición y la sociedad.
  10. El 17 de julio las fuerzas armadas llegaron a Masaya, una ciudad fuertemente opositora al gobierno. A esa ciudad no habían llegado las fuerzas gubernamentales, era una de las pocas ciudades de Nicaragua que se mantenía fuera de la violencia. Eso terminó de agravar la situación en el país.
  11. Las Organizaciones de Estados Americanos (OEA) condenaron el abuso constante de la policía nicaragüense, según el Washington Post. Y pidió al presidente que comience el proceso de diálogo y de paso a elecciones. “Cada víctima adicional de esta campaña de violencia e intimidación mina aún más la legitimidad de Ortega”, dijo la portavoz del departamento de Estado. Y agregó: “Las elecciones libres, justas y transparentes son el mejor camino hacia la democracia y el respeto a los derechos humanos en Nicaragua”.
  12. Tras 3 meses de violencia social, no pareciera que esta crisis termine rápido; mucho menos, que entre el partido de gobierno y la oposición se llegue a algún acuerdo. Mientras tanto, los ciudadanos salen a manifestar y se enfrentan a la represión de la policía y las fuerzas paramilitares.

Fuente: VIX

Por MiamiDiario CP julio 23, 2018 11:48

La Chica Miami

Restaurante de la Semana