Alfonso M Becker: Israel se defiende a sangre y fuego…

Por MiamiDiario CP septiembre 2, 2019 12:48

Alfonso M Becker: Israel se defiende a sangre y fuego…

“Jerusalem responde militarmente al deseo irrefrenable de los persas de matar judíos y de destruir  a Israel”

El espectacular cambio geopolítico en Oriente Medio no lo imaginaban ni los mejores estrategas rusos: que Arabia Saudí  e Israel llevaran el peso de una campaña militar  -continua e interminable-  contra los fanáticos asesinos iraníes, era impensable hace solo un año…

Por Alfonso M. Becker

Ni siquiera cuadraba en una mente estratégica como es la de Vladímir Putin, el presidente ruso, que ha tenido que reconocer el tremendo valor del Gobierno de Jerusalem y de toda la sociedad israelí para hacer frente al terrorismo islamista que ha penetrado todos los gobiernos turcos, persas y una gran parte de las naciones árabes.

Los rusos saben que el terrorismo persa es un grave problema para ellos en el Mar Caspio… También saben que ha llegado la hora de “pescar” en las aguas revueltas de un lago que puede dejar de ser iraní y ser “confiscado”  o al menos controlado por Moscú.

Al fin y al cabo, la política de Donald Trump con respecto a Vladímir Putin es hacer ver al presidente ruso que habrá “beneficios”  indudables para Rusia si sigue haciendo su trabajo en Siria con la elegancia y con la cortesía desplegada para con Israel.

En la guerra asimétrica desplegada por Teherán, en medio mundo,  contra Israel y contra el “gran Satán” estadounidense, el Kremlin sabía de antemano que no pasaría mucho tiempo para que los frentes de guerra contra el persa se trasladaran al patio trasero de la Guardia Revolucionaria Iraní.

Ni los persas ni los turcos, personificados en las dos grandes y más poderosas figuras del  extremista y mortífero terrorismo islámico,  Recep Tayyip Erdogan  y  Seyed Ali Khamenei, habían barajado  que, efectivamente, Washington  se iría alejando poco a poco de lo que Donald Trump  ha descrito como un “agujero de mierda”  en el que ningún terrorista palestino quiere negociar una paz…

Se podría decir, a estas alturas, que esa “exigencia” de Teherán y sus lacayos sirios,  libaneses, o los yemeníes, es el peor “negocio”  que han esgrimido los ayatolas desde la lógica militar y desde el sentido común táctico, pues ahora el “deshacedor de agravios” en el tablero de cualquier guerra en el Oriente Medio,  es Jerusalem.

Las Fuerzas de Defensa de Israel  y sus “escuderos saudíes”  son la perfecta dirección de la orquesta árabe llamada “moderada”  ( es curioso llamarla  así)  hasta que se ajusten cuentas en la hora del juicio final.  Y ese escenario final depende de la escalada a la que “juegan” los ayatolas…

El actual equipo de la Casa Blanca ofreció un buen “negocio del siglo” que el mafioso y degenerado terrorista,  Abu Mazen,  rechazó a instancias de Teherán…  Sin duda, la presión de líder supremo iraní para que el mundo árabe rechazara la paz, ha sido un error garrafal desde el punto de vista estratégico.

En primer lugar porque las actividades terroristas iraníes contra las rutas internacionales de energía son una mala imagen y todo  un fiasco propagandístico, porque han elegido el sucio trabajo de los piratas somalíes en el propio Golfo Pérsico… ¿Cómo puede llamarse “estado decente” a una república islámica de piratas asesinos?

¿Qué ralea política de Teherán es la que decide enfrentarse a la Organización Marítima Internacional?  Pues ahora los clérigos islamistas deberán afrontar un encontronazo militar de envergadura imprevista… Se están ganando a pulso la destrucción de la teocracia más asesina de la historia persa.

Cuando un hombre es inteligente y educado debe saber que siempre es posible discutir con los detalles y otros pormenores de un proceso de paz, pero cuando se trata de una rata terrorista, de un humanoide asesino, estamos ante un activo inútil lleno de odio y sediento de sangre como es el caso de la mafia palestina manipulada por Teherán.

En segundo lugar porque negociar la paz es todo un arte judeocristiano  para eludir la guerra y hasta los chinos en su cultura milenaria contemplan las negociaciones como el “armamento”  más importante para evitar o acabar un conflicto; el más rentable, el más benéfico, incluso eternizando las negociaciones…

Es muy posible que el tremendo error de los persas esté determinado por una evaluación equivocada del poder militar de Israel y de sus aliados moros en el vecindario; aún así, deberían haber sido prudentes ante un hecho indiscutible: Washington no permitirá que un ataque masivo de misiles, ordenado por Teherán, se lleve a cabo sin una represalia apocalíptica contra el territorio persa. Cuidado ayatolas, el fanatismo religioso como arma manipuladora siempre arrastra a los mahometanos a un funesto destino.

Si los misiles se disparan desde Líbano o desde Yemen, el país agredido (Israel) tiene derecho indiscutible a destruir el origen del ataque y a extender, si procede,  un daño estratégico irreparable  en Líbano o en Yemen para que no vuelva a ocurrir;  entendiendo que la entidad estatal que acoge a los terroristas no es otra cosa que un nido de ratas a exterminar.

Los judíos no se van a dejar matar por los fanáticos asesinos islamistas que asesinan en nombre de Allah… Los hebreos han vivido la suficiente historia milenaria como aprender que la mejor opción que existe para evitar su exterminio del pueblo judío es responder de forma aplastante, con la destrucción total del enemigo.

Será muy duro el camino hacia la victoria… Pero no hay otra salida que atacar a los persas.  La totalidad del bipartidismo en Capitol Hill  pide a gritos la destrucción de los ayatolas.  Los halcones ya hacen sus aspavientos esgrimiendo sus pistolas.

Cuando eso ocurre, significa que la ingeniería social internacional  aplaude una matanza ejemplar de asesinos islamistas… Un escarmiento para que los criminales paguen un precio adecuado por sus fechorías.

Los charlatanes mahometanos no pueden esconder sus lamentos sobre islamofobia en el discurso de su odio;  porque han sido desenmascarados en todo el planeta. El debate ya no es la milonga de de culturas diferentes, de etnias, historias, racismo, políticas o tradiciones…

Ha llegado el momento de ajustar cuentas con los persas… Es un mal asunto en el que se han metido los asesinos chiítas que enarbolan el Islam  con el terrorismo como argumento de Yihad;   y no será una tarea desalentadora el destruirlos.

Las fronteras del Islam son territorios de odio en todo el planeta, crímenes  y guerras, incluso entre mahometanos.  Aunque no existiera Israel, y Rusia o Estados Unidos no aparecieran nunca por Oriente Medio, las tensiones, los conflictos y las rivalidades entre asesinos islamistas, serían interminables…

Incluso puede haber un intercambio nuclear entre repúblicas islámicas…  Así que llegado hasta este punto, lo que haga Occidente para acabar  con los fanáticos asesinos islámicos, es problema de Washington y de Bruselas.  Lo que está claro es que Jerusalem ha comenzado a dar buena cuenta de sus enemigos.

Será la consecuencia terrible de la guerra; la guerra que aman los fanáticos asesinos islámicos para llegar cuanto antes al paraíso…  La guerra que los enloquece para cumplir su sueño de destruir Israel.

Las dimensiones catastróficas de esta pesadilla islámica recreada por clérigos perturbados y manipuladores de masas ignorantes,  traerán nuevos escenarios apocalípticos para el Golfo de Arabia.

La cuenta atrás para desmantelar al estado terrorista persa, empezó hace tiempo.  Ya no se puede esperar más…

Israel responderá militarmente al deseo irrefrenable de los persas de matar hebreos y de  destruir al Estado judío…

Lo hará,  a sangre y fuego…

Otros artículos de este autor

Alfonso M Becker: El gran mago británico, “Púdrete,  Bruselas, vete al infierno”

Alfonso M Becker: Ahora toca responder a los terroristas persas

Alfonso M Becker: Atracción sexual, poder, delirio y muerte

 

 

 

Por MiamiDiario CP septiembre 2, 2019 12:48

La Chica Miami

Restaurante de la Semana