Asamblea OEA: Nicaragua y Venezuela en la mira

Por MiamiDiario CP junio 4, 2018 09:15

Asamblea OEA: Nicaragua y Venezuela en la mira

Las crisis de Nicaragua y Venezuela acaparan la atención de los cancilleres del hemisferio que desde este lunes, se dan cita en Washington, para la LXVIII Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

De acuerdo a un cable de AFP el embajador estadounidense ante el organismo, Carlos Trujillo, aseguró que EEUU tiene los votos para lograr la suspensión de Venezuela de la organización.

Trujillo aseguró este domingo, 3 de junio, en una entrevista  que tienen los votos necesarios para lograr la aprobación del temario, para lo cual se necesitan 24 votos, y los 18 necesarios para proceder con la suspensión de Venezuela del organismo. Aclaró que no se trata de una expulsión, sino de una suspensión, por ahora.

En otra entrevista a EFE, el Embajador aseguró que Estados Unidos está tratando de contrarrestar la influencia que Venezuela tiene sobre los países del Caribe, que contrajeron abultadas deudas con el país y, desde la creación del Petrocaribe, han tenido acceso a combustible barato.

“Estamos informando a los países caribeños de la crisis que está ocurriendo, ellos lo deben de hacer (apoyar la suspensión de Venezuela) porque es la cosa justa y correcta de hacer. Nadie puede denegar que lo que está ocurriendo en Venezuela es una cosa inhumana”, explicó Trujillo.

Estados Unidos necesita 24 votos para aprobar la suspensión de Venezuela, la mayor sanción que tiene la OEA y que solo ha aplicado a dos naciones: Honduras, en 2009, después del golpe de Estado que depuso a Manuel Zelaya como presidente; y Cuba tras el triunfo de la Revolución de Fidel Castro, en 1959.

Durante un discurso ante la OEA en mayo, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pidió la suspensión de Venezuela y, según dijo a Efe un funcionario de la Casa Blanca, Pence planea repetir ese mismo reclamo este lunes durante la recepción con representantes de los Estados miembros.

Según EFE, Estados Unidos no habría logrado los 24 votos, por lo que «lo más probable es que la condena a Maduro se limite a una resolución que presentará en la Asamblea el Grupo de Lima, que agrupa a 14 países de América».

EE.UU. está trabajando con el Grupo de Lima en esa resolución con la intención de que sirva para condenar al «régimen» de Maduro.

«La crisis de Venezuela es el tema más importante que afecta ahora mismo a Latinoamérica. Esperamos que la resolución aborde el tema de la ayuda humanitaria, la falta de aceptación de ayuda por el régimen de Maduro y la ilegitimidad de las elecciones del mes pasado», subrayó Trujillo.

Crisis nicaragüense ¿logrará colarse?

Fuera del edificio de la OEA, un centenar de nicaragüenses se concentró durante varias horas con los colores azul y blanco de su bandera, convertida en símbolo de las protestas, y con una gran pancarta que mostraba el mensaje: «Daniel Ortega, tus crímenes no quedarán impunes».

Los manifestantes, que en algunos casos llevan décadas viviendo en Estados Unidos, pidieron al organismo que aborde la situación en el país centroamericano, un reclamo al que se unió la organización Human Rights Watch (HRW).

Estados Unidos, junto a otros países, y grupos de la sociedad civil están luchando para que la crisis en Nicaragua ocupe un lugar relevante en la Asamblea General de la OEA, su cita política más importante que se celebra en Washington el 4 y 5 de junio.

El embajador estadounidense, Carlos Trujillo, planea presentar una resolución para condenar la violencia del Gobierno de Daniel Ortega y de grupos paramilitares contra los manifestantes, una crisis que ha dejado más de un centenar de muertos y cerca de un millar de heridos.

La aprobación de una resolución sobre Nicaragua serviría para establecer el criterio de legalidad y legitimidad del continente americano con respecto al Gobierno de Ortega y, dependiendo de su alcance, podría llegar a pedir la celebración de elecciones anticipada.

«Estamos bien preocupados por la situación de Nicaragua. El asesinato de estudiantes desarmados es totalmente inaceptable, es algo que debe ser traído a la justicia, la policía y los grupos paramilitares han sido responsables de esa violencia. Y tiene que parar», dijo Trujillo en una entrevista con EFE.

Más allá de EE.UU, expresaron su preocupación sobre la crisis en Nicaragua otros países como Costa Rica, cuya vicepresidenta, Epsy Campbell, presidirá la Asamblea General.

«Es para nuestro país una preocupación particular la situación que se vive en Nicaragua», dijo brevemente Campbell durante un encuentro en la sede de la OEA entre la sociedad civil y representantes de los 34 Estados Miembro, así como con el secretario general, Luis Almagro.

En ese encuentro, diferentes grupos, como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), pidieron a la Asamblea General que aborde la crisis de Nicaragua.

«Llamamos la atención sobre la escalada de violencia en la que la policía nacional, cuyo jefe supremo es el dictador Daniel Ortega, y grupos de choque organizados por su Gobierno nacional, están violentando los derechos de los nicaragüenses», afirmó Vilma Núñez, directora del Cenidh.

El Cenidh se ha encargado de recopilar información de los hospitales para elaborar recuentos sobre los fallecidos en las protestas, que ya llegan a 108.

Las protestas contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide su renuncia, después de 11 años en el poder, con acusaciones de abuso de poder y corrupción.

La violencia se ha intensificado en los últimos días y solo en la «Madre de todas las marchas«, celebrada el 30 de mayo, hubo 15 muertos y 199 heridos, según cifras del Gobierno.

En respuesta, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, se pronunció en Twitter: «condenamos el uso de la fuerza contra manifestantes y exigimos se frene la violencia en #Nicaragua ya».

Representantes de la Secretaría General de la OEA y del Gobierno de Nicaragua están trabajando en una serie de reformas electorales, que preven concluir en enero de 2019.

No obstante, para grupos como Foro Ciudadano de las Américas, las acciones de la OEA son demasiado suaves ante la gravedad de la situación en Nicaragua.

«Queremos elecciones libres y las que queremos ya, no cuando Almagro y Daniel Ortega lo deseen», subrayó.

Agencias

Por MiamiDiario CP junio 4, 2018 09:15

La Chica Miami

Restaurante de la Semana