Empresa del Sur de Florida deberá pagar casi $1 millón en salarios a 351 trabajadores

Por MiamiDiario IA agosto 11, 2018 10:26

Empresa del Sur de Florida deberá pagar casi $1 millón en salarios a 351 trabajadores

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos demandó a una planta que envasa alimentos en el sur de la Florida por robo de salarios a 351 trabajadores.

Según documentos judiciales presentados en el Tribunal de Distrito de EEUU para el sur de Florida a fines de junio, Green Bean Packers Inc., en Florida City, debe casi $1 millón a 351 empleados actuales y previos por concepto de pago de horas extra y daños y perjuicios, reseñó Miami Herald.

Por: Redacción Miami Diario

A partir del 2013, la compañía y su propietario, Thomas M. Torbert —que también posee un puñado de otros negocios agrícolas que figuran en la dirección de Green Bean Packers en 300 North Krome Ave. —dejaron de compensar regularmente y de forma justa a los empleados por el tiempo trabajado más allá de las 40 horas que establece el gobierno de EEUU.

Las leyes de salario mínimo requieren que los empleadores paguen a los trabajadores su tarifa normal de pago, y el tiempo adicional en el que  desempeñen sus labores.

Los afectados vinieron principalmente de América Central. Trabajaban largas horas en la industria agrícola y les pagaban el salario mínimo.

Para ellos era una forma de sustento: empleos legales en una industria próspera. Lo que no sabían era que su empleador no les estaba pagando lo que merecían por su arduo trabajo.

Vinieron principalmente de América Central. Trabajaban largas horas en la industria agrícola y les pagaban el salario mínimo.

Para ellos era una forma de sustento: empleos legales en una industria próspera. Lo que no sabían era que su empleador no les estaba pagando lo que merecían por su arduo trabajo.

En un comunicado emitido recientemente para el Miami Herald, la compañía dijo que no estaba al tanto de ninguna irregularidad antes de las indagaciones del Departamento de Trabajo.

“Desde entonces, hemos llevado a cabo una auditoría exhaustiva de nuestras prácticas de nómina e hicimos las correcciones necesarias para garantizar el cumplimiento”, dice el comunicado.

Varios de los empleados de la compañía que se mencionan en el caso hablaron con el Herald bajo condición de anonimato, debido al temor a reacciones negativas por parte de su empleador.

Los trabajadores, que a veces laboran más de 100 horas a la semana sin días libres, dijeron que no sabían que tenían derecho a beneficios de horas adicionales. Ellos simplemente estaban felices de tener un trabajo, dijeron.

Aunque las horas extra con el salario mínimo les permitieron vivir modestamente, a cada uno de los 351 trabajadores mencionados en la demanda se les debe dinero, desde centavos hasta casi $24,000.

“Necesitamos este dinero para vivir, para comer, para todo”, dijo un trabajador al que se le deben miles de dólares en concepto de salarios atrasados, según la demanda.

Después de revisar los documentos de pago, el Herald se enteró de que a los trabajadores a menudo les pagaban dos compañías diferentes en el mismo período de pago, aunque realizaban las mismas tareas bajo el mismo techo. Las primeras 40 horas con una porción de horas extra las pagaba Green Bean Packers. El segundo cheque por cualquier hora adicional lo pagaba otra compañía vinculada a Torbert.

“Es un escenario que suele ocurrir con bastante frecuencia en ciertas industrias en el sur de la Florida”, dijo Anthony M. Georges-Pierre, abogado y socio de Remer & Georges-Pierre PLLC, una firma no relacionada con este caso que se especializa en trabajo y derecho laboral. Según Georges-Pierre, es una laguna común utilizada por los empleadores para evitar pagar los beneficios.

Los empleados de Green Bean Packers pensaron que era extraño que dos compañías diferentes les pagaran si trabajaban solo para una.

El robo de salarios es un gran problema entre las granjas agrícolas en el sureste de Estados Unidos, según un comunicado de prensa del Departamento de Trabajo. De las 483 compañías investigadas durante un período de 15 meses desde enero del 2017, el 78 por ciento cometió violaciones. Los empleadores debían $1.4 millones en salarios atrasados a 3,400 trabajadores. En el 2017, el Departamento de Trabajo recaudó a nivel nacional más de $270 millones en salarios atrasados, la segunda cantidad más alta hasta la fecha, según el Departamento.

Levis Torres, un defensor de los derechos de los trabajadores de WeCount!, una organización que defiende a los inmigrantes en el área de Homestead, dijo que la demanda de Green Bean Packers no le sorprende.

Independientemente del estatus migratorio, los trabajadores rara vez se quejan ante las autoridades y los empleadores en el área a menudo explotan a su trabajo como inmigrantes, dijo.

“Aquellos que tienen documentos legales para trabajar temen perder su trabajo”, dijo Torres. “Prefieren callar y ganar poco. Simplemente lo aceptan”.

Calificándolo como una gran victoria, un trabajador que figura en la demanda le dijo al Herald que estaban complacidos con la decisión del gobierno de Estados Unidos de aceptar este caso en nombre de todos ellos. Green Bean Packers y su propietario Thomas M. Torbert han acordado devolver a sus empleados $922,255.05 antes del 30 de septiembre del 2021.

Con un acuerdo establecido, la compañía dijo que está lista dejar atrás el asunto.

“Como una empresa profundamente comprometida con garantizar que todas nuestras políticas laborales se respeten de acuerdo con la ley, nos complace haber alcanzado esta resolución, que proporciona a nuestros empleados los salarios adecuados”.

Por MiamiDiario IA agosto 11, 2018 10:26

La Chica Miami

Restaurante de la Semana