Exmédico de la Casa Blanca tomaba alcohol y sedantes

El congresista republicano por Texas, Ronny Jackson, tuvo una “conducta inapropiada” cuando ejercía como médico de la Casa Blanca, reportó telemundo

Así lo revela un informe del inspector general del Pentágono obtenido por la cadena NBC News,

NoticiasRelacionadas

El reporte detalla también su comportamiento abusivo hacia subordinados, a los que “menospreciaba, intimidaba y humillaba”.

Jackson bebió alcohol, hizo comentarios sexuales y tomó sedantes mientras trabajaba, según el documento, reportado por primera vez por la cadena CNN.

Jackson negó las acusaciones y dijo que los demócratas están “usando este informe para repetir ataques falsos” a su integridad.

“Estoy orgulloso del ambiente de trabajo que fomenté”, dijo, “me tomo muy en serio mi responsabilidad profesional con respecto a las prácticas de medicamentos recetados”, precisó el galeno.

“Así que rechazo rotundamente cualquier acusación de que consumí alcohol mientras estaba de servicio”, afimró

“También niego categóricamente haber tenido algún tipo de actitud sexual inapropiada en el trabajo, fuera del trabajo o en cualquier lugar con cualquier miembro de mi personal o cualquier otra persona”,

Añadió que “ese no soy yo y lo que se alega no sucedió”.

Citando entrevistas con docenas de exempleados, el inspector general del Pentágono confirmó que Jackson falló a la hora de tratar a sus subordinados con dignidad y respeto.

Los testigos describieron al doctor gritando por asuntos triviales, mostrando un temperamento explosivo y concentrado en ganarse el favor del presidente.

En un incidente, una subordinada contó cómo Jackson, ebrio, llamó a su puerta durante un viaje de 2014 a Manila, Filipinas.

“Le preguntamos a la subordinada qué estaba pensando cuando Jackson llamó a su puerta en medio de la noche y dijo ‘Te necesito”, indica el informe del inspector general.

“Cuando un hombre borracho llega a tu habitación y te dice: ‘Te necesito’, tu mente va a lo peor. Sentí que era un comentario sexualmente inapropiado”, señala el documento que respondió.

El documento también reveló que Jackson “mantuvo una conducta inapropiada bajo la influencia del alcohol durante dos viajes presidenciales: Filipinas en 2014 y Argentina en marzo de 2016.

Jackson ejerció como médico de la Casa Blanca para los expresidentes Donald Trump y Barack Obama

Jackson también consumió Ambien durante largos viajes al extranjero, según el informe. Esto no pareció violar las reglas que rigen su cargo.

Sin embargo, algunos testigos le dijeron al inspector general que el uso del sedante planteaba dudas sobre su capacidad para brindar atención médica debido a los efectos secundarios de la droga.

En su declaración, donde niega las acusaciones, Jackson apuntó que el informe del inspector general “ha resucitado esas mismas acusaciones falsas” de sus años con la Administración Obama:

“Porque me he negado a darle la espalda al presidente Trump, los demócratas están usando este informe para repetir ataques falso sobre mi integridad, así que quiero ser claro”, señaló

Jackson dijo que toda su vida profesional ha estado definida por el deber y el servicio, incluido su tiempo en la Marina y trabajando para tres presidentes.

El galeno formó parte de la unidad médica de la Casa Blanca en la Administración de George W. Bush.

“No me he comportado y nunca me comportaré de una manera que socave la sinceridad con la que hago mi juramento a mi país o mis electores”, agregó.

Durante la Administración Trump, Jackson fue conocido por declarar que el presidente estaba en “excelente” salud a pesar de su declaración de que Trump

necesitaba perder peso porque era casi obeso.

Trump nominó a Jackson para ser su secretario de asuntos de veteranos en 2018, pero Jackson retiró su nominación tras las acusaciones de beber en el trabajo y recetar medicamentos en exceso a los pacientes.

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Revista

Horóscopo de hoy

Nuestras Redes

Opinión