La tormentosa vida que culminó en suicidio del juez Maher

Por r p agosto 31, 2018 21:21

La tormentosa vida que culminó en suicidio del juez Maher

Fuera de la Corte donde ejercía con orgullo y seriedad según sus compañeros, la vida de Maher se desmoronó cuando se separó de la madre de su hijo.

Por redacción Miami Diario

Maher, de 51 años, fue arrestado la semana pasada en su casa en El Portal por amenazar con un fusil a la madre de su hijo. La mujer dijo a la policía que la recibió en la puerta con un arma enfundada a la cintura mientras sostenía al hijo de los dos. Cuando ella trató de marcharse, le dijo a la Policía, Maher le apuntó con un fusil a través del vidrio trasero de su vehículo.Se suicidó con un arma de fuego el viernes por la mañana tras un largo y tenso enfrentamiento con la Policía en su casa del sur de Miami-Dade.

El juez arrestado

Maher fue un juez administrativo federal que revisó los reclamos de la Seguridad Social. Durante más de un década Timothy Maher trabajó en el anonimato como juez administrativo de bajo nivel en Miami y decidía sobre pagos federales por discapacidad para los pobres.

Pero fuera de la Corte, la vida privada de Maher se estaba desmoronando. La tragedia comenzó con discusiones sobre el cuidado de los niños con una ex novia pero esto se convirtió en amargas peleas en los tribunales, luego de una arresto por apuntarle con un rifle.

La revelación por parte de sus colegas de una “lista de asesinatos,” se convirtió en una búsqueda judicial a quien ya le habían confiscado más de 50 armas. Los posteriores registros en internet muestran un hombre problemático, que percibía enemigos en todos, y hacía alardes de su posición como juez federal.

También revelan que las autoridades subestimaron el caso y perdieron varias oportunidadesde detener a Maher o buscar el modo de brindarle la ayuda ayuda psicológica que hubiese evitado su muerte.

15 años como Fiscal

Maher había pasado lo últimos años de su vida pidiendo ayudas por discapacidad auditiva en la oficina del seguro social del centro de Miami. Pasó 15 años trabajando como fiscal general y fue asesor principal del departamento del Tesoro de Estados Unidos.  Era agradable, inteligente, respetuoso y católico, dicen quienes lo conocieron. Estaba orgulloso de ser juez y se auto calificaba como un servidor público. Pero la vida del trabajo no coincidía con los dramas personales. En 2017 afirmó que su vecina de mucho tiempo Carmela Alvarez lo amenazaba. Fue a la Corte y consiguió una orden de restricción que aun está vigente.

Relaciones tormentosas

La relación tormentosa con su novia en vida Kathy Rodríguez consumió al Juez Maher, según documentos judiciales. La fricción se centró en el hijo de ambos, nacido en julio de 2015. Después que la pareja se separó hace dos años, la madre del niño solicitó ante protección ante un tribunal Maher comenzó a enviar «declaraciones y amenazas irracionales a principios de 2017. En su demanda, Rodríguez incluyó una serie de correos electrónicos en los que Maher la acusaba de secuestrar a su hijo. También amenazó con denunciarla a los fiscales. Eventualmente se logró un acuerdo de tiempo compartido pero la hostilidad continuó.

En junio de 2018, Rodríguez volvió a la corte, esta vez buscando una orden de restricción. Maher fue «abusivo verbal y psicológicamente» y «mentalmente inestable», alegó. Maher «no tomaba su medicación» y estaba abusando de la marihuana y el alcohol, según la petición.

Una noche en la cárcel

Esa noche, según la policía de El Portal, se negó a salir de la casa por más de una hora. El jefe Ronnie Hufnagel lo llamó por teléfono y finalmente lo persuadió para que saliera al porche a hablar.
«Pude acercarme lo suficiente a él para agarrar su brazo derecho en un intento de ponerlo bajo custodia», escribió el oficial J. Borrell en su informe. «El acusado se alejó e intentó huir dentro de su casa, pero pude recuperar el control de su brazo y redirigirlo a tierra y ponerlo bajo custodia».
La policía acusó a Maher de asalto agravado con un arma de fuego, abuso infantil sin grandes daños corporales y resistencia a un oficial sin violencia. Después de un día en la cárcel, Maher envió una fianza y regresó a su casa.
Debía entregar sus armas a la estación de policía de El Portal. Al día siguiente, 16 de agosto, entregó 21 fusiles, dos pistolas y una escopeta, además de funda, visores y munición.
Pero la policía de El Portal, junto con los detectives de la fuerza de tareas de corrupción pública de la Oficina del Fiscal del Estado, también se aseguró una orden de registro para recuperar los productos electrónicos de su casa. Esa noche, el sollozante Maher nuevamente se negó a abrir la puerta.
Llamó al jefe Hufnagel, quien señaló su «comportamiento irracional y estado de ánimo», según un informe policial. El jefe convocó al Equipo Especial de Respuesta de Miami-Dade, la unidad fuertemente armada que se especializa en tratar con personas atrincheradas dentro de sus hogares.»Cuando vio a SRT, salió», dijo Hufnagel al Miami Herald. «Seguimos adelante y registramos la casa, sacamos para qué era la orden».

Incautaron armas

En el interior, la policía incautó un alijo de armas que Maher no entregó: 10 rifles, 18 pistolas y una escopeta. La policía de El Portal podría haberlo arrestado nuevamente por cargos menores como resistirse a un oficial sin violencia. También podrían haberlo cometido contra su voluntad por hasta tres días para una evaluación psiquiátrica según la Ley Baker de Florida. Pero se tomó una «decisión de supervisión» para no comprometerlo bajo la Ley Baker, según un informe policial.

El drama da otro giro

Un par de días más tarde, su historia dio otro giro cuando un amigo, Fernando Mesa, entró a la estación de policía de El Portal con un cuento desgarrador. Dijo que Maher escondió una bolsa llena de armas y municiones de los policías, y luego los escondió en una instalación de almacenamiento. Mesa más tarde instó a Maher a entregar las armas.
El 19 de agosto, Mesa fue a la casa de Maher para enfrentarse al juez después de que encontró un AK-47 desaparecido de las instalaciones de almacenamiento.
«Señor. Maher se enojó mucho y comenzó a agarrar la cara del Sr. Mesa con ambas manos y comenzó a apretar con fuerza «, según un informe de la policía de El Portal.»Maher se puso muy cerca de su cara y comenzó a gritar muchas palabras de maldición y llamarlo débil».
Maher asfixió a Mesa, golpeó su cabeza contra un sofá y amenazó con «poner una bala» en la cabeza del hombre, según un informe policial. Cuando Maher se calmó, Mesa y su novia condujeron inmediatamente a la estación de policía en El Portal, un pequeño pueblo de unas 2.500 personas al sur de Miami Shores.
Los fiscales estatales autorizaron el arresto de Maher por un cargo de agresión leve y posesión de un arma en violación de una orden judicial. Pero Maher desapareció. La persecución estaba activada, aunque no se publicaron avisos para informar al público que un juez armado andaba suelto.
En los días siguientes, su ex novia Kathy Rodríguez le dijo a la policía que Maher se presentó en la escuela primaria de Miami de su hijo para intentar recogerlo. Sin embargo, ella había mantenido al niño en casa de la escuela. Eso probablemente hubiera resultado en otro cargo por violar una orden de alejamiento.
Los investigadores también regresaron a la casa de Maher y encontraron a su madre, que mintió sobre estar en contacto con él, según un informe. Nancy Maher, sin embargo, insistió en que no tenía idea de dónde estaba su hijo.

Cerraron edificio del Seguro Social

Mesa, conmocionado y aterrado, también llamó a la policía para informar que tenía información sobre una «lista de asesinados» creada por Maher. La lista incluía a Rodríguez, jueces federales y padres de Mesa. Durante dos días, las autoridades federales cerraron el edificio de la Administración del Seguro Social del Downtown de Miami donde trabajaba.
El Servicio Federal de Protección, que mantiene la seguridad del edificio, dijo en un comunicado que al enterarse de la amenaza, «inició contactos y mantuvo esfuerzos coordinados» con otras agencias federales para «garantizar la seguridad de los empleados y visitantes de la Seguridad Social». Oficinas de administración dentro del área «.
La policía en Miami, donde se encuentra el edificio, dijo que nunca fue notificado de la amenaza.
Maher finalmente se presentó en la casa del hermano de Rodríguez en la cuadra 23900 del Southwest 113th Passage el 23 de agosto. Alguien en la casa envió un mensaje de texto a la policía diciendo que necesitaban ayuda. Eran alrededor de las 11 p.m. Tenía tres rehenes: José Rodríguez, su esposa y su hija de 13 años, Sara.

El equipo de respuesta especial y los negociadores de rehenes descendieron a la casa y pronto comenzaron a comunicarse con Maher a través del teléfono celular, luego un megáfono.
La Policía dijo que había estado negociando con el juez administrativo Timothy Maher desde el jueves por la noche. El hombre se había atrincherado en una casa en el sur de Dade con varios familiares. Se cree que los familiares que estaban con él en la casa no resultaron lesionados, dijeron las fuentes.

La tragedia tal vez pudo haberse evitado.

Cierran oficina federal en Miami mientras investigan supuesta amenaza de un juez
Por r p agosto 31, 2018 21:21

La Chica Miami

Restaurante de la Semana