Venezuela marca la agenda política de Trump en Florida

Por MiamiDiario CP febrero 1, 2019 07:04

Venezuela marca la agenda política de Trump en Florida

El vicepresidente Mike Pence y los principales republicanos de la Florida planean reunirse el viernes en Miami para apoyar al nuevo presidente interino de Venezuela y resaltar el enfoque agresivo de la administración Trump ante la crisis política en curso.

Por Redacción MiamiDiario

También es una oportunidad para abrir una puerta a los votantes hispanos en un estado que es crítico para la reelección del presidente.

El voto hispano aquí está lejos de ser monolítico: aproximadamente el 17 por ciento de los votantes registrados activos de la Florida son hispanos, de los cuales aproximadamente un tercio son de ascendencia cubano-estadounidense y un tercio de los puertorriqueños, seguidos por aquellos cuyas familias tienen raíces en todo América Latina: Colombia, República Dominicana, Nicaragua, Venezuela, El Salvador, Guatemala y México.

Lea también: Mike Pence buscará apoyo para Juan Guaidó en Miami

Entre la lucha en curso en Nicaragua bajo Daniel Ortega y los disturbios en Venezuela bajo el dictador Nicolás Maduro, lo que también causó  problemas en la vecina Colombia, los republicanos ven una ventana para enviar un mensaje antisocialista, uno que, según algunos, ayudó al Partido Republicanoa a ganar suficientes  votos hispanos en las elecciones de mitad de período de noviembre para mantener la gobernación de Florida en manos de los republicanos y ganar un escaño de los demócratas en el Senado.

El evento del viernes, que podría contar con el gobernador Ron DeSantis, el representante Mario Díaz-Balart y los senadores Marco Rubio y Rick Scott, sigue la decisión del gobierno de Trump de la semana pasada de liderar una coalición multinacional para reconocer formalmente a Juan Gerardo Guaidó Márquez como el legítimo presidente de Venezuela en medio de lo que muchas naciones ven como una toma de poder inconstitucional por parte de Maduro.

El vicepresidente de #EE.UU Vice President Mike Pence, se reunirá el día de hoy con miembros de la comunidad venezolana en Florida, se espera que haga importantes anuncio.

Posted by MiamiDiario on Friday, February 1, 2019

En Florida, la decisión de Trump fue aclamada tanto por los republicanos como por los demócratas.

Pero algunos demócratas de la Florida temen que Trump pueda beneficiarse políticamente de la reacción crítica de algunos miembros nacionales de su partido, -entre ellos el senador Bernie Sanders, un posible candidato presidencial- quienes han enarbolado el fantasma de un «golpe de estado» en Venezuela liderado por los Estados Unidos.

«Ha sido muy frustrante», dijo la senadora del estado de Miami, una demócrata nacida en Colombia que representa a un distrito hispano en un 70 por ciento y  quien defendió hace dos semana que el gobierno de Trump declarara a Maduro como un líder ilegítimo y reconociera a Guaidó.

«Trump está haciendo lo correcto, y no voy a criticar a Trump por hacer lo correcto porque pierdes credibilidad», dijo.

Los partidarios de Trump reconocen que en el 2020 necesita ganar por segunda vez a Florida, y sus 29 votos del Colegio Electoral. En un estado que el presidente ganó por solo 1.2 puntos porcentuales en 2016, el cambio de cualquier grupo hispano distinto puede marcar la diferencia.

«La Florida se gana con pequeños márgenes«, dijo Taddeo, quien se postuló sin éxito para el vicegobernador en 2014. «Si pueden obtener suficientes márgenes con los venezolanos, con los colombianos, con los nicaragüenses, así es como se obtiene el 1 por ciento que necesita. Y los republicanos son listos para jugar los márgenes. Nosotros, no.»

Taddeo y otros alertan que los republicanos bajo Trump pueden llegar lejos con los hispanos. Aunque muchos puertorriqueños lo detestan por la respuesta de la administración al huracán María, y su posición de línea dura sobre la inmigración son negativos netos en la comunidad hispana. Además consideran que los matices racistas, la política de inmigración de Trump diseñada para poner fin al estado de protección temporal para cientos de miles de inmigrantes, (decenas de miles de Hondureños y Nicaragüenses), limita su atractivo para los votantes hispanos.

Paralelamente el Representante Díaz-Balart está copatrocinando con el Representante Demócrata Darren Soto una legislación para extender el TPS a los venezolanos, de los cuales aproximadamente 3 millones han huido en medio de escasez de alimentos e hiperinflación de más del 1 millón por ciento bajo Maduro.

La oficina de Diaz-Balart ni confirma ni niega su reunión con Pence el viernes en Miami. No se ha fijado ni anunciado ningún lugar.

Pero fuentes familiarizadas con el evento afirman que el congresista se reunirá, al igual que Scott y DeSantis. Rubio, quien ha sido un líder instando a la administración de Trump a tomar una línea dura con Maduro desde que asumió  la presidencia, tiene otro evento que está tratando de reprogramar.

Pence, quien se ha convertido en el hombre clave de la administración Trump para el tema Venezuela, ha trabajado con el embajador de los Estados Unidos ante la Organización de los Estados Americanos, Carlos Trujillo, para sentar las bases de la expulsión de Venezuela de la OEA. Trujillo, un republicano de Miami, es parte del círculo de Rubio  de los halcones de la política exteriro cubano-estadounidense que ejercen una gran influencia en América Latina en general y, específicamente, en Venezuela.

En medio de la crisis en Venezuela, Maduro realizó el año pasado lo que los críticos califican como una elección falsa y asumió el cargo el 10 de enero. Pero como no consideran que  fuera legítima, la oposición venezolana, los activistas de la democracia, el gobierno de Trump y la mayoría de los países  sudamericanos  dicen que hay una vacante en la presidencia venezolana, lo que eleva a Juan Guaidó, que es el líder de la Asamblea Nacional, a presidente en funciones según la constitución del país.

El día después de que Trump reconoció a Guaidó, el senador Sanders emitió un hilo de tres tweets en Twitter que instó a la precaución al criticar la «violenta represión» de Maduro.

“Pero”, escribió Sanders , “debemos aprender las lecciones del pasado y no estar en el negocio del cambio de régimen o el apoyo a los golpes de estado, como lo hemos hecho en Chile, Guatemala, Brasil y la República Dominicana. Los Estados Unidos tienen una larga historia de intervención inapropiada en las naciones latinoamericanas; No debemos volver por ese camino otra vez «.

El representante Tulsi Gabbard, también aspirante a la candidatura presidencial demócrata, advirtió en Twitter que “Estados Unidos tiene que permanecer fuera de Venezuela”. De las respuestas democráticas, la que más indignó a los exiliados venezolanos fue la del representante de Minnesota Ilhan Omar que sugiere en su trino que Guaidó es parte del “golpe de Estado de Estados Unidos «en Venezuela y dijo que formaba parte de» los esfuerzos de Trump para instalar una oposición de extrema derecha» en el país.

Guaidó no es un político conservador. Es miembro del Partido Voluntad Popular de tendencia Socialdemócrata, que se vería muy a la izquierda en el sistema político de Estados Unidos.

«Me disgustan algunas de las declaraciones que han hecho los legisladores demócratas de todo el país», dijo Helena Poleo, demócrata de Florida y exiliada y comentarista venezolana, citando las «declaraciones ignorantes y perjudiciales» de Omar, Gabbard y Sanders.

«Cuando se trata de facilitar la democracia en Venezuela, mi partido históricamente ha perdido el balón», dijo. » Si esto se mantiene ayudará  a los republicanos en Florida. Acá los demócratas están diciendo las cosas correctas. Pero a nivel nacional, algunos no saben de qué están hablando ni del daño que están haciendo a nuestro partido «.

Para los exiliados venezolanos que viven en Florida, los demócratas nacionales critican a Trump como si estuvieran imitando a Maduro, quien se presentó a las redes sociales el miércoles con este mensaje: «Gente de #USA, les pido su apoyo para rechazar la interferencia de Donald Trump. Administración que pretende convertir mi Patria en una ‘guerra de Vietnam’ en América Latina. ¡No lo permitas! Hoy comparamos la intervención de Estados Unidos con Vietnam «.

Ese mismo día, según una portavoz de la Casa Blanca,Trump felicitó a Guaidó en una llamada telefónica.

Juan Escalante, un inmigrante indocumentado y activista cuya familia huyó del régimen de Chávez hace 19 años, tiene poco amor por las políticas de inmigración del gobierno de Trump, pero opina que sus acciones en Venezuela y la cobertura en español de los medios de comunicación alabando el trabajo de Rubio, Díaz-Balart, Scott y DeSantis podrían tener un impacto en 2020.

«Si comparas y contrastas las acciones y dices quién apareció al final del día, la gente recuerda estas cosas», dijo. «Se va a imprimir en la mente de muchas personas».

Otro crítico de Trump, el ex representante republicano Carlos Curbelo de Miami, dijo que no le gusta la posición del presidente sobre la inmigración, pero nadie puede ignorar el efecto positivo que la política de la administración sobre Venezuela podría tener en 2020.

«Para todas esas personas que no entienden que tantos hispanos en el sur de la Florida sean republicanos, ahora estamos viendo por qué», dijo Curbelo.

«Hay una gran camaradería con diferentes grupos que han sido víctimas de movimientos de izquierda: colombianos que huyeron de las FARC, y nicaragüenses que huyeron de Ortega dos veces», dijo Curbelo. “Entonces sí, hay unos pocos miles de votantes venezolanos. Pero todos en Miami odian a Nicolás Maduro. Y si Trump gana por 20,000 votos, esta será la razón ”.

Con información de Politico.com

También le puede interesar:

Piden revisar estatus de la hija de Chávez en EEUU

Parlamento Europeo reconoce a Juan Guaidó como Presidente Interino de Venezuela

Guaidó insiste en que apoyo militar es determinante para salir del régimen de Maduro

Por MiamiDiario CP febrero 1, 2019 07:04

La Chica Miami

Restaurante de la Semana