Vida sin pan: ¿Deberíamos estar preocupados por la grasa y el cáncer?

Por MiamiDiario CP enero 27, 2019 07:00

Vida sin pan: ¿Deberíamos estar preocupados por la grasa y el cáncer?

Vida sin pan…Derrumbando mitos

Existen muchos estudios controversiales al respecto. Algunos dicen que no existe relación y otro le atribuyen toda la culpa, otros que es protectora.¿Cómo nos ponemos de acuerdo? El problema es difícil de delucidar, pero tenemos que darle crédito a que existe un problema de malnutrición.

Por Avilio Muñoz Albornoz MD

En estudios en grandes poblaciones donde las dietas se investign a través de cuestionarios de frecuencia alimentaria, hay muchos factores asociados, que dificultan sacar conclusiones claras que puedan probar causa-efecto.

Hay poblaciones que consumen más grasas saturada que otras o poblaciones que consumen alimentos más refinados que otras. Por lo tanto, los estudios de población muestran resultados contradictorios.

Dada esta premisa, hay que confiar más en las ciencias básicas y los diferentes estudios combinados con un entendimiento de la biología básica del cáncer. No se tienen todas las respuestas, por lo que abogo por un enfoque sensato basado en alimentos integrales y buenas grasas.

Sabemos que el cáncer es una enfermedad compleja que resulta de insultos ambientales (toxinas, fumar, malos hábitos, alcohol, dieta, stress, resistencia insulínica, inflamación crónica etc). Sabemos que la resistencia insulínica, prediábetes o la diábetes tipo 2  aumenta dramáticamente el riesgo de cáncer más comunes: próstata, mama, colon, páncreas, hígado.

El cáncer es quizás la enfermedad degenerativa menos comprendida y la más temida que puede afectar a la raza humana, no existe un consenso general sobre una defición exacta de la enfermedad.

Generalmente se describe como células que se multiplican sin control. Puede ser una definición razonable, pero se olvida que existe una gran cantidad de información disponible que mejora ese concepto.

Las ciencias básicas han logrado  demostrar como funciona la célula en su interior y la relación entre el cáncer y los cambios celulares. Esto obliga a que un momento determinado ciencia y medicina deben adoptar una visión común sobre la enfermedad.

Hay de enfatizar que existe una relación consistente entre la resistencia insulínica y muchas de nuestras enfermedades relacionadas con la edad moderna, incluído el cáncer.

Ya se sabe que la insulina, la hormona que responde específicamente a los carbohidratos ingeridos en la dieta, envía señales a todo el cuerpo, hay que recordar que es la directora de orquesta de todo el sistema hormonal, las hormonas son mensajeras y le indican a las células que algo ha sucedido en nuestra biología,  que tienen que realizar algunas funciones para lo cual han sido programadas.

Por ejemplo, después del consumo de carbohidratos, los niveles de azúcar en sangre se elevan, la insulina ayuda a que la glucosa se transporte a las células, ayuda a que esa azúcar se convierta en triglicéridos (grasa para almacenamiento).

La teoría de los  carbohidratos y cáncer es simple: Mucha insulina y glucosa en sangre pueden causar la desdiferenciación (degeneración) de las células  y así puede ser una causa principal del cáncer relacionado con la dieta.

Las células cancerosas prefieren la glucosa como fuente de energía. Esta puede ser una de las razones por las cuales el cáncer se debe a influencias de la dieta. El cáncer es una forma simple de eliminar la glucosa. Si lo es, entonces la alimentación continua de carbohidratos  a los pacientes con cáncer no sería una buena elección.

La insulina está relacionada con otras hormonas llamadas factores de crecimiento, que a su vez son responsables de muchos aspectos de la regulación hormonal e incluyendo la reparación de tejidos y división celular.

Los factores de crecimiento constituyen un subconjunto de las hormonas principales. Existe una evidencia cada vez mayor de que un desequilibrio de ciertos  factores de crecimiento relacionados con la insulina puede dar lugar a la formación de cáncer.  Este hallazgo está relacionado con la insulina y se conoce como factor de crecimiento similar a la insulina(IGF).

Por lo tanto puede existir una relación: comer demasiados carbohidratos produce demasiada insulin, lo que puede resultar en demasiados factores de crecimiento similares a la insulina.

Estos sucédaneos pueden indicar alas células que cambien y  se vuelvan cancerosas. Cuandos los niveles de insulina son demasiado altos durante demasiado tiempo, debe haber una respuesta hormonal para contrarestar la insulina.

Sin embargo, algunas grasas, los ácidos grasos Omega 3 esenciales, como el EPA( un ácido Omega3) y el DHA (otro omega 3), parecen ser útiles y son buenos para casi todos los demás problemas de salud porque son componentes críticos de nuestra biología celular.

Muchos estudios muestran que las grasas Omega 3 tienen propiedades anticancerígenas. Reducen  la inflamación, mejoran la resistencia a la insulina y trabajan  a través de otros mecanismos celulares para inhibir la vía degenerative y evitar o prevenir el cáncer,  llámese cáncer de colon. cáncer de mama,  cáncer de próstata.

La medicina ortodoxa,y de hecho, prácticamente toda la ciencia moderna, reconoce el mundo físico como la única realidad y el cuerpo físico como la única parte del ser humano que es real y que puede ser tratada. Las drogas, la cirugía, la oncoterapia, el ejercicio e incluso la psiquiatría apuntan a arreglar lo que se rompió en el cuerpo físico.

Irónicamente, el papel de los alimentos, la única fuente física de energía y material de construcción,  generalmente se ignora o se relega a una idea posterior, o se relega a posiciones secundaria, no se le da la importancia vital que tiene.

Sin embargo, el requisito fundamental para un cuerpo físico sano es el suministro de alimentos. El cuerpo necesita y no hace falta decirlo, alimentos que no hagan daño. Los alimentos son para nuestro código genético: información, la cual es sumamente vital para una buena biología celular y una buena  salud.

No le tenga miedo a las grasas, téngale miedo a los carbohidratos.

[email protected]

Otros artículos de esta columna

Vida sin pan: La grasa produce enfermedad cardiaca

Avilio Muñoz Albornoz MD: Vida sin pan – Ríos de azúcar

Vida sin Pan: Ataques al corazón son causados solo por arterias obtruídas

Comentarios Facebook
Por MiamiDiario CP enero 27, 2019 07:00

La Chica Miami

Restaurante de la Semana