Destacado, Economía

Acciones de Wall Street cayeron este viernes tras una buena semana

Este viernes las acciones cayeron en Wall Street y los principales índices también tuvieron una baja que puso fin a una buena semana, los valores tecnológicos con algunos de los que registraron mayores pérdidas y una sería caída del mercado en general . Rompiendo una racha de cuatro semanas de ganancias, el índice de referencia […]

Por Allan Brito
Acciones de Wall Street cayeron este viernes tras una buena semana
Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Este viernes las acciones cayeron en Wall Street y los principales índices también tuvieron una baja que puso fin a una buena semana, los valores tecnológicos con algunos de los que registraron mayores pérdidas y una sería caída del mercado en general .

Rompiendo una racha de cuatro semanas de ganancias, el índice de referencia S&P 500 cedió un 1,3% y por su parte el índice Nasdaq, de gran peso tecnológico, cayó aún más, dejando una baja que también reportó el Dow Jones.

Bed Bath & Beyond 

El destacado inversor activista Ryan Cohen confirmó que ha vendido su participación en el minorista en dificultades, lo que registró bajas en Bed Bath & Beyond de un 40,4% 

Por su parte, este viernes las acciones de General Motors subieron un 2,3% luego de restablecer su dividendo, y Foot Locker se disparó un 21,1% tras sustituir a su consejero delegado y presentar unos beneficios mejores de lo esperado. Los rendimientos del Tesoro subieron al 2,98% desde el 2,89% del jueves.

En medio de una caída generalizada, los minoristas, los bancos y las empresas de comunicaciones también cayeron.

Asimismo, las criptomonedas también tuvieron un descenso, según informó CoinDesk ya que el Bitcoin se desplomó un 8,1% hasta los 21.378 dólares.

Walmart y Target

Por su parte Walmart y Target han advertido a los inversores de que la inflación está frenando el gasto de los consumidores, de igual forma, el propietario de los grandes almacenes Macy’s presentará sus resultados la próxima semana.

Un informe mostró que el gasto que surgió esta semana sobre las ventas minoristas, aún sigue siendo resistente a medida que los precios de la gasolina caen y ayudan a aliviar cierta presión de la inflación.

A su vez, Wall Street está tratando de determinar hasta qué punto la inflación está afectando a las empresas y los consumidores y si la economía puede seguir resistiendo y evitar una recesión.

Los informes del gobierno y las empresas también están siendo observados de cerca y a su vez los inversores tratan de determinar cómo la Reserva Federal continuará con su plan de lucha contra la inflación mediante la subida de los tipos de interés.

Está acción trata de hacer que se pueda frenar el crecimiento económico y así enfriar un poco la inflación.

El banco central se encuentra entre la espada y la pared, debido a que tiene que separar el control de la inflación en la economía, la cual se está ralentizando y llevar a la economía a una recesión. 

Esta semana se publicaron las actas de la reunión de julio de la Reserva Federal, las cuales arrojan que la inflación sigue siendo demasiado alta y dejan claro que el banco central seguirá subiendo los tipos de interés.

Los tipos de interés han subido dos veces en lo que va de año, lo cual es el triple de su margen habitual. 

De igual forma, los analistas esperan actualmente una subida de medio punto porcentual en la próxima reunión del consejo.

Relacionados