Florida

Escuelas de Broward no suspenderán actividades si hay amenaza de bomba: Esta es la razón

El jefe de seguridad del distrito accionó ante los numerosos casos poco creíbles.

Por Adayris Castillo
Escuelas de Broward no suspenderán actividades si hay amenaza de bomba: Esta es la razón
Facebook Twitter Whatsapp Telegram

El Distrito Escolar del condado de Broward decidió cambiar las políticas de respuesta ante amenazas de bomba. A pesar de que es una forma de evitar interrupciones innecesarias durante las actividades, algunos suponen que podría ser una medida de riesgo.

A través de una misiva enviada a los directivos, se informó que la razón del cambio se debe a las “constantes evacuaciones”. El jefe de seguridad del distrito escolar, Jaime Alberti, expuso en el texto que las amenazas de bomba están aumentando pero consideró que la respuesta de desocupar el campus no debería ser automática.

La carta con fecha de 10 de mayo se hizo pública recientemente y replicada por diferentes medios locales.

Leer más: Robó un bus escolar en Tampa y fue interceptado manejando a Miami

“Estamos implementando un cambio inmediato en nuestro protocolo de respuesta a amenazas de bomba para mejorar la seguridad de nuestras escuelas. Esto será con efecto inmediato”, apuntó Alberti en el memorando.

¿Cómo funcionará la nueva política?

El jefe de seguridad explicó que no habrá interrupciones automáticas cuando existan amenazas provenientes de llamadas telefónicas, correo electrónico o mensajes de texto. Solo en estas circunstancias se aplicará la medida, mientras que el resto del protocolo de seguridad se mantendrá.

De acuerdo con cifras del Distrito Escolar de Broward, hasta el 30 de abril de 2024 se registraron 175 incidentes de este tipo en diferentes campus. Ninguno de ellos resultó en una amenaza creíble por lo que el jefe de seguridad resolvió cambiar la política de respuesta.

Si bien los estudiantes y el personal se mantendrán dentro de los edificios, los procedimientos de seguridad continuarán aplicándose. Es decir, podría existir una retención temporal o un barrido superficial hasta que las autoridades no determinen si el riesgo es real o no.

Mientras que el director de la institución deberá prestar toda la colaboración y trabajar con ayuda de la policía para evaluar la credibilidad de la amenaza.

Alberti explicó que la decisión de evacuar o no se basará en un análisis exhaustivo. Solo se considerará viable si la amenaza es “altamente creíble” luego de una evaluación preliminar o si existe presencia de un dispositivo sospechoso.

Parte de la misiva enviada a los directivos del Distrito Escolar de Broward. Foto: Broward County Public Schools.

Cuestionamientos sobre seguridad en las escuelas

Según un reporte hecho por Sun Sentinel, la nueva política tiene el apoyo de un experto nacional en seguridad escolar. Sin embargo, no todos los directivos que conforman el distrito están a favor del ajuste y cuestionan la seguridad de la decisión.

Lisa Maxwell, miembro de la Asociación de Directores y Asistentes de Broward, dijo que se opone a la modificación. A su juicio, ninguno de los directivos a cargo de decidir si hay o no evacuación están capacitados para determinar qué constituye una amenaza creíble.

Asimismo, añadió que este tipo de políticas deberían ser manejadas solo por las fuerzas de orden.

Policía responde a una amenaza de bomba en Marjory Stoneman Douglas en Parkland durante el mes de febrero. Foto: KION546

A pesar de que mencionó los protocolos sobre la presencia de un tirador activo o una persona que representa una amenaza, Albertini no realizó cambios sobre estos casos. Los métodos de seguridad en estas circunstancias siguen siendo iguales y únicamente se hará ajuste en cuanto a amenazas de bombas.

Por su parte, la presidenta del Sindicato de Maestros de Broward, Anna Fusco, coincidió con el jefe de seguridad del distrito. En ese sentido, recordó que hay múltiples quejas de cómo muchas escuelas manejan las evacuaciones.

Fusco destacó que es una decisión acertada ya que en medio de las suspensiones, los estudiantes, maestros y resto de personal suelen permanecer afuera del edificio por largos periodos. No tienen acceso a baños ni agua hasta que el personal determina si es una amenaza real o no.

Relacionados