Univista

Un oftalmólogo puede descubrir antes que nadie si tiene cáncer el riñón o diabetes

A través de los exámenes de la vista se pueden detectar más de 20 enfermedades graves en estado incipiente.

Por Luisana Valdivieso
Un oftalmólogo puede descubrir antes que nadie si tiene cáncer el riñón o diabetes
Facebook Twitter Whatsapp Telegram

Las consultas regulares de la vista no son solo buenas para detectar y corregir problemas de visión. También sirven para descubrir problemas de salud graves en estado incipiente. Según los oftalmólogos, a través de un examen de la vista se pueden detectar más de 20 enfermedades graves antes de que produzcan síntomas.

A través de los exámenes oculares se puede apreciar la actividad de los vasos sanguíneos, nervios y tejidos conectivos de todo el organismo. De esta forma, un oftalmólogo puede detectar aneurismas, tumores cerebrales, cáncer en la sangre o en el tejido. Así como en la piel (leucemia y linfoma), diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, lupus, enfermedad de Lyme.

También detectan toxicidades medicamentosas, esclerosis múltiple, artritis reumatoide, sarcoidosis, enfermedades de transmisión sexual. Así como anemia drepanocítica, síndrome de Sjögren, accidente cerebrovascular, enfermedad de las tiroides, enfermedad vascular, deficiencia de vitamina A, osteoporosis, entre otras.

Leer más:

No está de más afirmar que la detección temprana de una enfermedad, antes de que esta comience a dar síntomas, puede significar la diferencia entre vivir y morir, algo muy claro en el caso del cáncer o la osteoporosis. También la detección temprana influye en la intensidad y tipos de tratamientos. Un cáncer desarrollado se trata de manera diferente que uno incipiente.

En fin, con su consulta periódica al oftalmólogo, usted cuida algo más que la vista, está protegiendo la salud de todo su cuerpo.

Por ello, la Academia Americana de Oftalmología recomienda que todas las personas que lleguen a los 40 años se hagan un examen riguroso de la vista. Sobre las cuatro décadas de vida, aumenta el riesgo de contraer enfermedades como la diabetes, la hipertensión y dolencias relacionadas con la vista.

Relacionados