Supuesta alianza comercial ocultó actividades de corrupción en el Hotel Venetur Maremares

Por MiamiDiario BR agosto 15, 2019 21:05

Supuesta alianza comercial ocultó actividades de corrupción en el Hotel Venetur Maremares

Como ya lo hemos referido en entregas anteriores, Venezolana de Turismo Venetur constituyó una serie de alianzas con empresas privadas para operar los hoteles propiedad del estado venezolano. Uno de estos convenios lo estableció con la que nuestros informantes catalogan como una empresa de maletín, llamada JPEC Inversora C.A. creada de manera exprés el 15 de diciembre de 2016 para luego, el 27 de marzo de 2017, entregarle el Hotel y Marina Maremares para su supuesta rehabilitación y operación a través de la inversión de USD 6 millones. Un objetivo que en nada se habría cumplido puesto que, a decir de las fuentes, esta compañía sólo ha conducido al hotel a la quiebra y la alianza solamente ha servido para llevar a cabo subcontrataciones de empresas creadas por los mismos propietarios de la JPEC, así como para evadir impuestos y otras obligaciones.

Por Maibort Petit

Así lo demuestran los documentos que aquí presentamos a la consideración de nuestros lectores, destacando el hecho de que la empresa se constituyó con un capital de Bs. 10.000.000 que con la reconversión monetaria se vio reducido a simples Bs. 1 mil, por lo que resulta prácticamente imposible que una compañía con ese capital pueda emprender una inversión de USD 6 millones como establece el contrato de la alianza comercial entre Venetur y JPEC Inversora C.A. que dimos a conocer en detalle en anterior entrega.

De igual manera sucede con un aumento de capital de la empresa JPEC Inversora C.A. que tuvo lugar el 11 de junio de 2018, como puede constatarse en el documento que mostramos más adelante, por un monto de Bs. 100 millones que, como en el caso anterior, la nueva reconversión monetaria disminuyó a Bs. 10.000,00.

Fuentes consultadas para esta nota refieren que a su llegada como operadores del Hotel y Marina Venetur Maremares, la gerencia de JPEC Inversora C.A. una de sus primeras acciones fue el despido de 125 empleados, afectando de esta manera con su gestión, al eslabón más débil de la cadena, los trabajadores.

La nueva gerencia del Hotel y Marina Maremares en manos de JPEC Inversora C.A. suscribió un contrato de arrendamiento de la Marina Maremares con la Constructora Estephan 2021 C.A., propiedad de la mismos accionistas de la compañía aliada de Venetur, es decir de JPEC Inversora C.A.

Las tarifas de arrendamiento de la Marina Maremares pueden observarse en el cuadro siguiente:

Una circular emitida 1° de junio de 2019 y dirigida a los propietarios y/o usuarios de las embarcaciones atracadas en la Marina Hotel Maremares y suscrita por el Cap. Oliver Martínez/ Comodoro de la Marina Hotel Maremares, explicaba que los pagos debían realizarse en la cuenta bancaria de Constructora Estephan 2021, C.A, en el Banco Mercantil, cuenta corriente identificada con el número 0105-0169-5111-6915-9311, Rif: J-40243616-5.

Al respecto, las fuentes internas refieren que cuando los pagos se efectúan en dólares deben ser depositados en la cuenta personal de Nicolás Gabriel Estephan Callaos en el Bank of America, donde se realizan vía Zelle mediante el correo electrónico [email protected]

Igualmente señalan que desde mayo de 2017 se le exige a los propietarios de las embarcaciones atracadas en Marina Maremares, una cuota especial de USD 1.000 destinados, supuestamente, a la rehabilitación de los tres muelles de la marina.

Por otra parte, como puede observarse en las comunicaciones antes citadas, se utiliza el logotipo “Buddha Bar”, lo cual de acuerdo a la información recibida en esta redacción de parte de nuestras fuentes, es ilegal, por cuanto dicha franquicia no ha autorizado su uso para el Hotel y Marina Maremares. «Los Estephan Callaos solo tiene licencia para operar bajo esta marca un restaurante que administran en Caracas» aseguró una fuente ligada a la averiguación.

Quien incumpla con este pago corre el riesgo de ser desalojado, como fue el caso de la embarcación “Shelter’s”, a cuyo propietario el capitán Oliver Martínez, comodoro de la Marina Maremares, le informó el 25 de marzo de 2019, la decisión de desalojarlo de manera inmediata y la obligación de cancelar la deuda total que mantenía por arrendamiento del muelle.

El 7 de marzo de 2019, el almirante Carlos José Vieira Acevedo, presidente encargado del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC), autorizó a George Estephan a construir un helipuerto en las instalaciones del Hotel y Marina Maremares, instalación que operaría con el nombre de Buddha Bar, con lo que de ser cierto lo sostenido por nuestros informantes, se seguiría usando el nombre de la franquicia de manera indebida.

Agregan las fuentes, que el terreno donde está siendo construido dicho helipuerto, no es propiedad del Hotel y Marina Maremares, sino del campo de golf, con lo que seguirían las irregularidades en la administración del hospedaje por parte de la empresa JPEC Inversora C.A.

Otra situación reportada como irregular es la ocurrida con la empresa SCDE Banquetes y Eventos C.A., presuntamente una empresa de maletín constituida con un capital de Bs. 10.000 el 2 de octubre de 2018 por Jasmín Rosmiris Thiede Guaimacuto y Yamileth Coromoto Andrade, quienes son trabajadoras de los hermanos Estephan Callaos y, en consecuencia, solamente serían simples prestanombres de estos. Esta compañía, revelan las fuentes, «es solamente un mecanismo para que JPEC Inversora C.A. puede evadir impuestos y pagos a Venetur».

Ahora bien, la alianza comercial entre Venezolana de Turismo Venetur S.A. y la Sociedad Mercantil JPEC Inversora C.A. para la rehabilitación, administración y operación del Hotel y Marina Venetur Maremares, se suscribió el 27 de marzo de 2017 como informamos en otra entrega, con lo que a octubre de 2018 habían transcurrido un año y siete meses, es decir la mitad del tiempo que tiene de vigencia el contrato que es de tres años, lapso en el que se supone la empresa operadora debía adaptar el hotel al estándar de la marca Buddha Bar.

Hacemos esta acotación en razón de que el 29 de octubre de 2018, el Departamento de Seguridad, Higiene y Ambiente (SHA) de la propia empresa JPEC Inversora C.A., a través de su coordinador. Miguel López, informó al gerente general del Hotel y Marina Maremares, Jesús Quijada, de una serie de irregularidades observadas en el hospedaje luego de una inspección practicada en los cuartos de lencería de edificio de habitaciones, las cocinas, el Restaurante Las Brisas, la piscina, la sala de bombas del tanque principal, el estacionamiento y a la ingeniería básica.

López advirtió acerca de condiciones riesgosas que podrían poner en riesgo la seguridad del personal y de los visitantes del hotel, instando a la gerencia general del hotel a aplicar los correctivos pertinentes para evitar algún tipo de incidentes o accidentes.

Entre los hechos reportados encontramos que en los cuartos de lencería y depósitos de algunos edificios de habitación, los tableros de electricidad se encuentran sin la debida protección y, en algunos casos, con las barras de alimentación totalmente expuestas.

Se alertó un alto riesgo en el Restaurante Las Brisas, donde uno de los tableros de electricidad se encontraba sin la debida protección y con las barras de alimentación totalmente expuestas.

En el estacionamiento uno de los tableros de electricidad estaba sin la debida protección.

En las cocinas se observaban muchos de los desagües sin la debida rejilla, quedando expuesto un agujero en el piso, que sumado a la acumulación de materia grasa en los pisos creaban la condición ideal para que se produjera un accidente entre los trabajadores.

En sala de bomba del tanque principal se observó una tanquilla cercana a la puerta de acceso sin tapa y con poca iluminación.

Todas las tapas de registro del tanque principal ubicado en el área de estacionamiento estaban sin ningún tipo de dispositivo de seguridad que restringiera el libre acceso a cualquier persona que pretendiera sabotear el agua de consumo.

Entre otras irregularidades, se reportó la existencia de un sistema de bombeo improvisado destinado a las aguas servidas, las cuales eran depositadas en un drenaje de aguas de lluvias que desemboca en la laguna ubicada entre Frente I y Frente II y la misma se comunica con los canales de navegación adyacentes al hotel, lo que constituye un delito ambiental. Se precisó que esta situación de contaminación ambiental ocurría desde agosto del año 2017, habiéndose informado en varias oportunidades a la Gerencia General de la misma sin que hasta el momento de presentar el informe se hubiera resuelto el problema.

Además, nuestras fuentes advierten que el vertido de aguas negras se hace a los canales de Lechería en flagrante violación a las leyes.

Como puede apreciarse, la supuesta inversión de USD 6 millones que JPEC Inversora C.A. a la mitad del tiempo establecido para llevar la rehabilitación del Hotel y Marina no había cubierto siquiera estos problemas reportados por SHA.

 

 

Con información de Maibort Petit

 

También le puede interesar

Programa piloto en Miami para el uso de Scooters Eléctricos podría ser renovado por la comisión

Evacuan escuela en Pembroke Pines por amenazas recibidas

Heat sin preocupaciones tras lesión en la rodilla derecha de Kelly Olynyk

Por MiamiDiario BR agosto 15, 2019 21:05

La Chica Miami

Restaurante de la Semana