Alfonso M Becker : Clima político envenenado en Latinoamérica…

Por MiamiDiario CP noviembre 27, 2018 19:01

Alfonso M Becker : Clima político envenenado en Latinoamérica…

“La libertad es una forma muy hermosa de ver las cosas de este mundo”.

Estados Unidos anda embarcado en dos frentes de guerra que difícilmente podría llevar adelante no una potencia militar sino cualquier coalición que se precie formada por media docena de superpotencias económicas y militares “soñadas” en el imaginario de los enemigos de Washington.

Por Alfonso M. Becker

El asunto es tan grave que por ello fue necesario, en su día, inventar un presidente estadounidense que “entretuviese” a los acérrimos enemigos tradicionales con un espectáculo global sin precedentes: la dramatización metamórfica de la gobernanza mundial para la perseverante búsqueda de un azar objetivo en el hercúleo trabajo del Make America great again

No hace falta explicar que cuando se busca -de nuevo- la grandeza es porque (se supone) que se ha perdido irremediablemente, o bien los U.S.A. están haciendo aguas por todas partes, y a la chusma generalizada que muestra un odio, cada vez más venenoso, por los Estados Unidos de América, le encantaría el derrumbe y hasta la desaparición de la superpotencia estadounidense.

España, por otro lado, ha caído en manos de la peor ralea de politicastros de toda su historia. La única explicación posible es la corrupción de esta casta de vividores y la imitación soterrada de una mafia de Bruselas que está destruyendo la Unión Europea a ojos de todos. En Latinoamérica también nos odian como a los gringos y como al resto de Europa.

Cosa curiosa cuando en Latinoamérica sus propios gobernantes, corruptos y ladrones de la más baja alcurnia, solo aspiran a cambiar de amo; arrodillarse ante los chinos, ante los asesinos islamistas o -como en otros tiempos- rendir pleitesía al soviet supremo de Moscú. La historia se repite siempre para los incultos. Es tanto el odio, que todos los peores enemigos de la cultura judeocristiana y de Occidente, son los mejores amigos para los corruptos gobernantes latinoamericanos.

Es una pena… ni el perro callejero tropieza dos veces con la misma piedra… Pero la explicación correcta y ampliada es que los chinos son especialistas en el soborno de los corruptos. El tiempo pertenece a una ecuación americana que siempre muestra el mismo resultado: la ruina moral y económica de un país.

El terrorismo mahometano es uno de esos frentes en el Oriente Medio en el que están embarcados los policymaker de Beltway; y -como dicen en España- no es moco de pavo porque los tentáculos del Islam político llegan a cualquier parte del mundo incluyendo, claro está, a Sudamérica y al Caribe …

Pero el Medio Oriente es el territorio de las torturas, las decapitaciones, los descuartizamientos, la licuación de restos humanos y otras lindezas… He ahí la importancia de una empresa militar en la que la cultura judeocristiana se juega la existencia de Israel como Estado judío y la pérdida absoluta de todos los activos occidentales en un territorio sumamente peligroso y con un historial alarmante de sobrecostos bélicos, pérdida de tesoro, y escalofriante números de bajas entre el personal militar del Pentágono.

El otro frente de guerra ni siquiera es asequible para las entendederas de la opinión pública mundial, y mucho menos en Latinoamérica, ya que los mass-media suelen agarrarse al tremendismo de una supuesta Tercera Guerra Mundial que -piensan- les será muy ajena y además, lejana; con miles de bombas atómicas destruyendo el planeta entero en el que solo sobrevivirían a la radiactiviad, las cucarachas…

Así que los gobernantes corruptos se agarran a la mofa y al escarnio de no aceptar demostraciones convincentes de los que advierten seriamente que China no da nada gratis y el endeudamiento lo pagarán los ciudadanos de a pie mientras el corrupto de la élite gobernante aumenta su fortuna.

La chusma no entiende que “le symbolisme des corrompus dans les Caraïbes est toujours maudit pour les citoyens” y los franceses saben, desde la Ilustración, que son muchas las naciones latinoamericanas malditas las que no van a prevalecer ni sobrevivir en en siglo XXI… Haití es un buen ejemplo porque sus ciudadanos se pervirtieron tanto como sus gobernantes. ¿Entiende el lector ahora por qué los franceses se mofan del rebaño con “solemne” y absoluta falta de respeto?

No… no crean ustedes que es una pesadilla de la gente de bien… Es el sueño de los Cien años de soledad con el que Gabriel García Márquez retrató el Caribe y todas las selvas de la abundancia latinoamericana. Todos quieren el botín… La chusma inculta ama a sus dictadores, a sus aberrantes depredadores, (sean militares corruptos o “revolucionarios” de pacotilla dedicados al tráfico de cocaína).

Pero el gran “Gabo” nunca se atrevió a decir la verdad, seamos claros, todo aquello que ya le habían explicado los migrantes cubanos en los Estados Unidos, allá por la década de los 90 del siglo pasado, cuando el presidente Bill Clinton le dio un visado que le permitía entrar en U.S.A. cuando le diera la gana; porque Cien años de soledad era el libro favorito del inquilino de la Casa Blanca: “the great murderers like the Castro brothers still exist in Latin America”

El legendario politólogo Joseph de Maistre, al contrario que Capitol Hill, prefería una culta monarquía hereditaria antes que a un asqueroso degenerado de la chusma robando todo el tesoro de una nación. Y eso que en siglo XVIII no existían ni Hugo Chavez, “ni les grands assassins cubains comme les frères Castro” que diría su pariente francés, Alphonse de Lamartine, a propósito de la incultura política latinoamericana; ni siquiera serviría de inspiración el payaso asesino, Nicolás Maduro, que gobierna hoy en Caracas…

La verdadera tragedia latinoamericana no son los huracanes, insisto, tampoco las erupciones volcánicas, ni los corrimientos de tierra que se tragan a los pobres en las laderas de los arrabales periféricos sudamericanos… Y es absolutamente falso que los culpables de la desgracia latinoamericana sean los monstruos del extranjero inventados por asesinos gubernamentales que aseguran que esos fantasmas “mueven los hilos”…

Eso es algo que solo existe en el discurso rimbombante de sus propios políticos podridos.

Quizás si los corruptos dijeran que la culpa de todo la tiene un mosquito asesino que chupa la sangre del pueblo… tendrían más credibilidad… pero después del pajarito “Hugo Chavez” me temo que ya nadie se cree nada. ¡Qué le vamos a hacer! Como bien dijo el sudamericano Diego Armando Maradona: “Que la sigan chupando”…

El rebaño de cabras bolivarianas no comprende, ni siquiera ve, que sa saison en enfer se hace eterna, o que los que cambian de amo solo sirven para ser esclavos en todas las temporadas… No hay valor mágico ni religioso, ni poesía que admita valores indiscutibles cuando se enfrenta a la razón. Nadie se atrevería al ridículo como lo hace el canalla de Miraflores en Venezuela. Ante la razón nadie puede bailar como un puerco con un pajarito parlante en la cabeza…

La jauría de lobos venezolanos vomita doctrina de extraña revolución para enfermos sociales humillando al pueblo venezolano, matándolo de hambre y faltando al respeto debido a todos los seres humanos que fueron masacrados por don Nicolás Maduro. La vulgarización de la gobernanza no da patente de corso ni para lamento del surrealismo.

Pero todos los mass-media latinoamericanos hablan de un fantasma que recorre el Despacho Oval… Son doscientos años diciendo lo mismo… Y quinientos años si se refieren a una España que llegó a ser la dueña de medio mundo.

De la pestilente piara de cerdos de los “gubernamentales” cárteles mexicanos, nadie se atreve a hablar. Los vecinos del Caribe prefieren el baile de la “piñata” con muñeco de Donald Trump incluido. Nadie quiere saber nada de un asesino que gobierna en Managua. Y además no entienden siquiera la tragedia de Nicaragua donde los estudiantes son exterminados a tiros por bandas parapoliciales pagadas por el dictador “comunista” Daniel Ortega, un pederasta de libro con el que nadie se atreve…

Tampoco se habla ni se escribe de los 500 periodistas asesinados o desaparecidos en los últimos 10 años en toda Latinoamérica . Mucho menos escriben sobre las 30.000 mujeres asesinadas en México en los últimos 10 años… A eso tendrá usted que sumar unas 50.000 mujeres que no aparecen por ningún sitio y que forman parte del tráfico de esclavas sexuales y de otros negocios de prostitución en los E.U.M. (Estados Unidos
Mexicanos) ¿Desaparecidas? ¡En las narices del Gobierno mexicano!

Naturalmente, los cadáveres de mujeres que aparecen diariamente en maletas abandonadas por todo México, cajas, tumbas ilegales y cunetas de la carretera, son otra estadística que no debería enturbiar lo políticamente correcto el proceso electoral “en nombre de la educación y de las buenas costumbres”.

Extraño y criminal silencio de la masa adoctrinada que no necesita censor porque los periodistas del “sistema” latinoamericano practican la ¡autocensura! , una suerte de limitación políticamente supercorrecta que los mantiene al margen de la realidad y en paz con el arzobispo de la localidad como embajador en la tierra del Topoderoso que manda en el Cielo… No deja de ser curioso que, cada día que pasa, los corruptos presidentes
sudamericanos se parezcan más y más a Dios…

Es un decir metafórico ante la gravedad de lo que ocurre en Latinoamérica… Dios me libre… pero los problemas que atormentan a los ciudadanos sudamericanos les importa un carajo a sus gobernantes y es evidente que prefieren que esta gentuza migrante se vaya con su zorra madre y sus piojosos hijos a los Estados Unidos… No deja de ser patético que los periodista latinoamericanos oculten este desprecio a sus súbditos ante los ojos de todo el planeta.

Los borregos solo pueden asistir a las escuelas y universidades de la periferia construidas por Evo Morales… Las acreditaciones intelectuales de la plebe solo son “papelitos de colores” expedidos por las oficinas del poder de un indígena, tarado intelectual, que no deja de vomitar peroratas contra Washington hasta que se muera… Yo, sin embargo, creo que seguirá haciéndolo incluso a dos metros bajo tierra.

La Pachamama no tiene inconveniente en que uno de sus aborígenes sea enterrado con un disco grabado con sus diatribas contra el imperio estadounidense para mayor alegría del cementerio… Acreditaciones intelectuales de los voceros del Palacio Quemado con el indio farsante dentro. Esto es Latinoamérica.

Exactamente igual que los billetes del famoso corralito argentino… Moneda y timbre para engaño de los plebeyos…Todo forma ya parte del ideario de las universidades para la turba y de la grave y patológica ideología de la masa sudamericana. El poder en las Américas está en manos de brujos ladrones y alquimistas asesinos a quienes veneran los incultos timoratos que obedecen y aplauden, ciudadanos que medran como pueden en los arrabales de las migajas…

Se cierra la rueda de la vida ante el fracaso de la educación… Ya nadie exagera los aspectos más crudos y desesperados de la existencia en ese paraíso, regalo de Dios, que es el Caribe. Solo se habla y escribe de malditos colonizadores españoles o de presidentes anglosajones, arrogantes imperialistas, que te golpean, desde lejos, arrojándote un rollo de papel higiénico a la puñetera cabeza.

Ese tremendismo -confieso- es propio de la cultura española, y esa hiperbólica forma de entender el mundo es “regalo” español de un mestizaje inevitable en las migraciones antiguas de las que ya nadie habla. ¡Oiga ! América somos “nosotros” los españoles, y somos tan negros, tan mulatos, tan pieles rojas o tan chinos como el que más. Nadie nos gana…

¡Desengáñate americano! Nadie puede señalar a los españoles como extranjeros porque somos los autores intelectuales y biológicos más relevantes del continente en el que vives; en el que nosotros hemos vivido, mucho antes que tú, con otros migrantes que llegaron por el Estrecho de Bering…

¡Oye, caribeño! Fue un grandioso momento de la historia humana en el que los españoles fuimos, poco a poco, transmutando maravillosa alquimia judeocristiana junto a la metamorfosis poética de los asiáticos recién llegados… No somos foráneos. No somos extranjeros. No somos racistas. Tú eres más extranjero que nosotros… Y mucho más racista por ingeniería inversa…

Lee la historia ¡Latam! y entiende la épica y la tragedia de una docena de aventureros españoles que conquistó un territorio cien veces mayor que España… ¡Qué pasa! ¿Tienes envidia? ¿No te crees que éramos solo una docena? Pues entonces no eres más que un miserable desgraciado que te alejas de la verdad para vivir en la oscuridad anti imperialista que te sepulta.

Nunca comprenderás que tu odio enfermizo espanta el valor místico de la poesía. No sabes nada de confrontar a los arcanos del reino de España con el hermetismo de los hombres medicina del pueblo mapuche. Todo lo que ves en el continente americano, habla de nosotros…

Una Latinoamérica corrupta no construye centros universitarios para el conocimiento, sino “cavernas” de Platón como instrumento de manipulación, odio y dominio… Jamás podrán testimoniar la preocupación y el cuidado común de poner al día el paralelismo, que no ha dejado de existir, entre los simbolismos literarios que les ofrece Alonso de Ercilla, poeta y soldado, y todo el despliegue de una filosofía española que ahora es su
alquimia del verbo: todo lo esotérico que amamos de la existencia latinoamericana.

El álgebra de una guerra en los mares de China no les librará de las penalidades que viviremos en Europa, en Estados Unidos, y en el resto del mundo si hay confrontación militar. Porque nunca han comprendido los caribeños nada desde que Cristóbal Colón dijo: “yo me voy de aquí antes de que estos incultos caníbales me maten”… ¿Que no dijo eso, don Cristobal ? ¡Qué sabrá esta gentuza!…

¿Contra los colonizadores españoles? “Parece un poco tarde para retourner dans le futur sans connaître le passé”… El genial Comte de Lautréamont fue un poeta franco uruguayo que se hubiera meado, textualmente, encima de los gobernantes corruptos latinoamericanos; hubiera blasfemado y vomitado obscenidades contra todo ese estercolero político de Latinoamérica y le hubiera importado un solemne carajo la opinión supercorrecta de los ladrones …

¿Contra los imperialistas estadounidenses? … El hito fundamental de la poesía moderna, muerto a la tierna edad de 24 años, le hubiera dicho a cualquier latinoamericano (él era uno más de Latinoamérica) “pedazo de idiota, cacho de carne de gilipollas, el demonio Maldoror no está fuera, está en tu casa y te trata como a una cucaracha, se beneficia a tu mujer y te sodomiza todos los días ”…

No hay exposición alguna que retrate el desierto renovado que los Gobiernos corruptos han hecho, a propósito, de Latinoamérica… El satánico Maldoror  «Mal d´Aurore» se ha instalado -para quedarse- en los palacios capitalinos donde se vive la máxima y sublime expresión de la orgía.

Todos callan cuando los políticos y sus voceros periodistas están potenciando el robo, esquilmando el tesoro público; desplegando sin pudor el sadomasoquismo político, la putrefacción de la vida pública, la violencia contra la libre expresión de las ideas, la deshumanización de los trabajadores, la obscenidad de su supuesta corrección política, y su aberrante palabrería hueca.

No hay ningún misterio en la historia. Y mucho menos cuando Francis Fukuyama cometió la terrible desfachatez de dejar por escrito que la historia se había terminado. Pero seamos precisos en el lenguaje y en los rumores sociológicos: El clima político ha envenenado las Américas.

La historia no ha terminado ni terminará hasta que Dios disponga la evacuación de este planeta para buscar otra tierra prometida. Mientras tanto, cualquier persona inteligente debe enseñar a sus hijos que la esencia de lo fantástico reside en el encuentro contingente que tiene por efecto el sustituir las dictaduras asesinas latinoamericanas por el democrático azar de la libre expresión de las ideas.

La libertad es una forma muy hermosa de ver las cosas de este mundo. Señalar a los corruptos debería ser contemplado como una Divina ley para vivir en sociedad. Es la rueda de la vida en Latinoamérica. Todos los ignorantes están condenados a repetir sus errores y su miserable existencia.

Otros artículos de este autor:

Alfonso M Becker: ¿ Contra China y a muerte ?

Alfonso M. Becker: Poema para un muerto con el ojo tuerto…

Alfonso M. Becker: Muchedumbre de perros que ladran y ladran…

Comentarios Facebook
Por MiamiDiario CP noviembre 27, 2018 19:01

La Chica Miami

Restaurante de la Semana