Pence de campaña por Florida central corteja el voto latino

Por MiamiDiario CP enero 17, 2020 10:47

Pence de campaña por Florida central corteja el voto latino

La participación en Florida del vicepresidente Mike Pence en un mitin político de hispanos a favor de la reelección del presidente Donald Trump se encontró también este jueves con boricuas iracundos que urgieron al gobierno federal de EE.UU. paliar los estragos por huracanes y temblores en la isla.

Por Redacción MiamiDiario

El vicepresidente comenzó su periplo proselitista por el centro de Florida en la ciudad de Tampa, donde además llegó de sorpresa a un restaurante junto con el gobernador, Ron DeSantis, y compartió con comensales sandwiches cubanos, para luego desplazarse en autobús a Orlando y por último a Kissimmee.

Hace menos de dos semanas, Trump arrancó su campaña “Evangélicos con Trump” con una visita a una iglesia hispana en Miami, y el acto del jueves fue una continuación. Kissimmee, en el condado Osceola cerca de Orlando, tiene una prominente presencia puertorriqueña. Esos electores interesan al Partido Republicano porque son ciudadanos estadounidenses y pueden votar. Aunque muchos han sido tradicionalmente demócratas, los republicanos creen que pueden interesar a las personas más conservadoras de ese creciente sector poblacional.

Según estadísticas del censo, 29,3% de los habitantes de Osceola no eran blancos en 2000. En 2018, el porcentaje aumentó a 55,3%.

Temas clave

El equipo de campaña considera que prestando importancia a la religión y a posturas antiaborto podría interesar a los electores hispanos que dudan del Partido Republicano en diversos temas, como la cuestión migratoria. Incluso atraer a una fracción de latinos evangélicos podría ayudar a Trump a ganar Florida de nuevo. En 2016, Trump ganó en el estado con diferencia de 1,2 puntos porcentuales.

Pence animó a una multitud de cientos de personas y suscitó fuertes aplausos cuando mencionó las políticas antiaborto del gobierno.“El presidente Donald Trump es el presidente más provida en la historia de Estados Unidos”, agregó.

Roberto Barreto, que viajó en automóvil a Kissimmee para ver al vicepresidente, dijo: “Para mí es crucial que un candidato sea provida”. Agregó que la fortaleza de la economía es otro factor importante en su apoyo a la fórmula republicana.

El puertorriqueño Saúl Pérez, que vive cerca de St. Cloud, ha asistido durante 12 años a la iglesia Nación de Fe. Señaló que sus máximas prioridades son la expresión religiosa y la economía. Subrayó contento que hace poco le costó 2,70 dólares un galón de gasolina (71 centavos por litro) cuando con el presidente Barack Obama pagaba 3,89 dólares (1,02 dólares por litro). “Las cosas estuvieron mal antes con Obama”, agregó.

Pence, junto con los oradores que incluyeron al congresista Mario Díaz-Balart, republicano de Miami, y José Fuentes, el ex fiscal general de Puerto Rico, destacó la baja tasa de desempleo de los hispanos. «En palabras de Ronald Reagan: ¿Les va mejor hoy que hace tres años?» preguntó Fuentes.

El discurso de Pence

Pence por su parte resaltó en un discurso de una media hora, en el que exaltó la libertad religiosa y los ‘valores latinos’, los logros militares, comerciales y laborales de Trump, entre ellos mantener ‘por veinte meses consecutivos el desempleo entre hispanos a menos del 5 %’.

La multitud también enloqueció cuando Pence mencionó «la libertad de vivir nuestros valores» y dijo que Trump tomó medidas el jueves para dar a las organizaciones religiosas un acceso más fácil a los programas federales y reafirmó los derechos de los estudiantes a rezar en las escuelas públicas.

Pence señaló que el Senado de los Estados Unidos abrió el jueves el juicio político de Trump, calificándolo de «vergonzoso intento de anular la voluntad del pueblo estadounidense en las últimas elecciones».

Pence proclamó además ante unos 300 trumpistas hispanos la ‘necesidad’ de cuatro años más de Trump en la Casa Blanca.

El republicano aseguró que el Gobierno está del lado de los puertorriqueños hoy, mañana y hasta que las isla se haya recuperado y anunció la firma, por parte de Trump, de la declaración de emergencia debido a los sismos que afectan a la isla.

El vicepresidente, que confió en que los ‘latinos allanarán el camino’ de Trump a la reelección, exaltó en un momento al líder opositor Juan Guaidó como el ‘único presidente legítimo de Venezuela’, para luego hacer un grito de ‘Viva Cuba libre’ en español.’Estamos con ustedes’, le reiteró a los boricuas, al recordar que hay dispuestos más de 40.000 millones de dólares para la recuperación de la isla.

Del Valle estaba impresionado incluso antes de que Pence saliera, diciendo que ningún otro republicano en 2016, o desde entonces, había resonado con ella como Trump y Pence. «Necesitamos hombres que defiendan los derechos de todos en nuestro país», dijo Del Valle, una camarera de restaurante de 46 años que votó por Trump y Pence en 2016.

Demócratas al ataque

El miércoles, los demócratas locales criticaron el historial del Partido Republicano con los hispanos. El alcalde de Kissimmee,José Álvarez, habló en una conferencia de prensa organizada por el Partido Demócrata de Florida en un podio frente a carteles que decían «Presidente incompetente» en español.

«Sabemos por qué el vicepresidente está aquí en Kissimmee», dijo el alcalde José Álvarez. «Está aquí para confundirnos, para tratar de tomar nuestro voto, porque lo necesitan. Y necesitamos ponernos de pie, y necesitamos enseñarles una lección de que no van a tomar nuestro voto«.

Álvarez criticó a la administración Trump por su respuesta al huracán María en el 2017, que devastó a Puerto Rico y causó miles de muertes. También criticó el silencio del presidente después de la serie de terremotos que han estado sacudiendo la isla durante semanas. El 7 de enero se produjo un terremoto de magnitud 6.4 que mató a una persona e hirió a otras nueve.

«El presidente no ha levantado un dedo para ayudarlos», dijo el alcalde de origen cubano. Trump declaró una emergencia para liberar fondos para la recuperación, pero los demócratas dicen que el gobierno federal necesita asignar más recursos para que los pueblos restauren la energía y reconstruyan sus hogares.

Puertoriqueños desplazados…y descontentos

El beneplácito de la coalición ‘Latinos por Trump’, que organizó el evento en Kissimmee, un epicentro en Florida de la comunidad puertorriqueña desplazada por los desastres naturales, contrastó con el repudio del nuevo grupo Latinos contra Trump y de líderes comunales boricuas que denunciaron hoy ante los medios la ‘desatención’ del Gobierno federal.

Pence fue recibido por una enorme valla con la impopular imagen de Trump arrojando toallas de papel a los boricuas plasmada en la entrada de esta ciudad, donde los puertorriqueños y el grupo Latinos contra Trump, una coalición creada a instancias de Partido Demócrata de Florida, se adelantaron al evento de campaña con denuncias sobre la ‘incompetencia’ de Trump.

Criticaron desde la desatención a la crisis de Puerto Rico hasta las peripecias que enfrentan latinos en Florida en cuanto a seguridad sanitaria y ambiental, vivienda y empleo.

Los puertorriqueños urgieron a Pence desembolsar los recursos federales aprobados para la recuperación de la isla tras los huracanes María e Irma de 2017, eliminar la Ley de Cabotaje para reducir el costo de importación de productos y ‘cancelar’ la millonaria deuda fiscal.

Millie Santiago, una de las fundadoras del grupo Pa’lante por Más, dijo a Efe que los 3,5 millones de puertorriqueños no sienten el respaldo de la administración Trump: ‘Está ignorando y causando más daño y dolor a nuestras familias que los mismos desastres’.

Los activistas protestaron con carteles con el número ‘4.645’ por ‘las vidas perdidas por la negligencia y falta de urgencia y atención a la isla’ en rueda de prensa, a pocas cuadras de la iglesia Nación de Fe.

Organizaciones como Pa’lante por Más, formada por unas 200 familias sobrevivientes de María, los grupos Diáspora en Resistencia, Hispanic Federation, Mi Familia Vota y Vamos4PR pidieron a Pence ‘soluciones con sentido común’ para la isla.

Voto puertoriqueño ¿decisivo?

Los grupos puertorriqueños aseguraron que no le perdonan a Trump ‘mentir’ sobre los más de 3.000 muertos que dejó María, inflar la ayuda que ha destinado a la isla, retener los recursos para la recuperación y demorar la declaración de ‘desastre mayor’ por los temblores.

Trump firmó este jueves (16.01.2020) dicho documento, cinco días después de que la gobernadora Wanda Vázquez hiciera la solicitud para responder a los daños por la actividad sísmica que afecta a la isla desde el pasado 28 de diciembre.

Pence por su parte pidió a los Latinos por Trump ayudar a repetir la victoria que el magnate inmobiliario obtuvo en 2016 en Florida, estado que le ganó a la demócrata Hillary Clinton con la ayuda del del 35 % del voto hispano.

Los boricuas en Florida, que superaron ya a sus compatriotas en Nueva York con más de 1,3 millones, se perfilan como un influyente electorado en un estado que puede dar la victoria a cualquiera de los dos partidos.

Esta comunidad está asentada mayormente en el electoralmente estratégico corredor de la autopista I-4, que incluye a la ciudad de Orlando, donde Trump lanzó en junio pasado su campaña a la reelección.

Fuentes AP / EFE

También le puede interesar

Campus Norte del MDC anuncia torneo de debate de aspirantes a agentes de cambios

Rubio y Cardin instan a la SBA a preparar a las pequeñas empresas ante posibles amenazas cibernéticas

Caravana demócrata llevó cargos contra Trump al senado

Loading...
Por MiamiDiario CP enero 17, 2020 10:47

La Chica Miami

Restaurante de la Semana