Roger Rivero: Mini Cooper S E Countryman All4. ¿Necesita mini este híbrido? 

Por MiamiDiario CP febrero 25, 2019 21:38

Roger Rivero: Mini Cooper S E Countryman All4. ¿Necesita mini este híbrido? 

Cuando doblas la primera esquina en un Mini, ahí mismo recuerdas que estas en esencia manejando un BMW. El Mini Countryman, comparte la plataforma con el SUV X1 de BMW y esa es una de sus mayores virtudes, un manejo cortante y ajustado que no da cabida al aburrimiento.

Por Roger Rivero

Claro que Mini parece empeñado en diferenciar su Countryman SUV del BMW X1, pues las opciones del tren de poder son muy distintas. Para escoger hay un 3 cilindros con tracción delantera, una versión hibrida como la que probamos, o puede optar por una versión Cooper S o John Cooper Works, que ofrecen distintas opciones de poder con el mismo motor que se encuentra debajo del capó del BMW. Y, a diferencia de cualquier de los SUV serie X de BMW, Minis ofrecen una opción de transmisión manual.

El nuevo hibrido llega con un nombre complicado, Mini Cooper S E Countryman All4, una larga galimatías que de poco sirve, pues la final, casi todos le llamaran, el Mini Cooper híbrido. El MINI Cooper S E Countryman All4, funciona como un MINI Countryman S a gasolina, pero el motor eléctrico aplicado a las ruedas traseras brinda mayor potencia. En un modo puramente eléctrico con las baterías cargadas, recorrerá las primeras 12 millas sin usar carburante, cifra poco impresionante en el mundo de los híbridos modernos.

Cuando el motor de gasolina entra en juego a velocidades más altas, el motor turboalimentado de tres cilindros se activa para impulsar las ruedas delanteras. Y cuando hay una mayor necesidad de potencia, y hay suficiente energía en la batería, las cuatro ruedas trabajan juntas para facilitar una excelente aceleración y manejo.

Varios modos manuales permiten al conductor controlar la fuente de alimentación, para una conducción más deportiva o una mayor confianza en el silencioso y suave motor eléctrico, pero la mayoría de los conductores dejarán el Countryman SE híbrido en modo automático, lo que otorga a las computadoras del vehículo la capacidad de decidir qué combinación de energía eléctrica y combustión interna proporciona la mejor combinación de pegada y eficiencia.

El sistema híbrido Mini plug-in es poco convencional. La tracción delantera se logra mediante un motor de gasolina turboalimentado de 1.5 litros y tres cilindros que genera 134 caballos de fuerza y ​​162 lb / ft de torque. Mientras tanto, el eje trasero es movido por un motor eléctrico de 87 caballos de fuerza que genera un torque adicional de 122 libras-pie, que envía a las ruedas traseras a través de su propia caja de cambios de dos velocidades. Este e-motor es capaz de alimentar al Countryman por sí mismo, lo que técnicamente lo convierte en el único Mini con tracción trasera, al menos, parte del tiempo. De forma combinada el mini hibrido tiene 221 caballos de fuerza.

Un paquete de baterías de 7.6 kWh alimenta el motor electrónico y se puede recargar enchufando en una estación de carga de 220 voltios durante 2 a 3 horas. La carga en mi garaje donde solo tengo una toma de 110V se extendió por algo más, unas 6 horas. El tanque de combustible también es “mini”. Con 9.5 galones de capacidad cada 270 millas -o antes- tendrá que detenerse para poner gas…y del bueno, pues a este Mini Countryman le gusta la gasolina Premium. Con la batería descargada el consumo es de 27 millas por galón en manejo combinado.

A pesar de su tamaño, peso y distancia al suelo adicionales, el Countryman tiene la agilidad que usted esperaría de un automóvil que lleva la insignia Mini. La dirección es rápida y receptiva, y solo lleva unos momentos detrás del volante de este crossover SUV en una sinuosa carretera de montaña enamorarse del 2019 Mini Countryman.  Este Countryman ofrece más diversión de la que obtendrás en la mayoría de los autos en esta clase, pero es mejor pensar que es una alternativa deportiva a los pequeños crossovers en lugar de un Mini grande. Se siente quizás un poco más de rodamiento del cuerpo en las curvas, si lo comparamos con el modelo no hibrido, lo que seguramente será causado por el peso adicional de la batería.

El Mini Countryman se basa en una plataforma más grande que su predecesora, lo que hace que la cabina sea más amplia de lo que cabría esperar. La segunda fila tiene cuatro pulgadas más de espacio para las piernas, y su asiento se desliza, se reclina y se pliega, mientras que también ofrece una división de 40/20/40 para acomodar personas y carga. La calidad de los materiales es de primer orden. Hay disponibles varios tipos de interiores de cuero, como un techo solar panorámico, carga de teléfonos inteligentes, una pantalla frontal y un sistema de navegación. Pero todavía hay un montón de Mini en este Countryman hibrido, con divertida iluminación de acento, pantallas de gran tamaño y esos interruptores de palanca estilo retro.

Las características estándar del 2019 incluyen un techo solar panorámico, una cámara de vista trasera, Bluetooth y una pantalla de info-entretenimiento de 6.5 pulgadas. Las características opcionales incluyen una pantalla táctil de 8.8 pulgadas, un sistema de sonido Harman Kardon de 12 bocinas, radio satelital, navegación, carga inalámbrica de teléfonos y Apple CarPlay. En la lista de espera Android Auto.

La interfaz de información y entretenimiento más pequeña se controla mediante un botón físico en la consola central que puede ser difícil e incómodo para el conductor. El sistema de 8.8 pulgadas retiene también esta perilla, pero agrega capacidad de pantalla táctil. Por esa razón, recomendamos actualizar al sistema más grande. Es posible que experimente una pequeña curva de aprendizaje con las funciones de Countryman, ya que algunas configuraciones y funciones están ocultas en varios menús.

En momentos que cada día más autos traen prestaciones de seguridad de forma estándar, el Mini Countryman se queda corto, como su tamaño. Una cámara de visión trasera y sensores de estacionamiento traseros es casi todo lo que trae. Tendrá que pagar extra por alertas de colisión, frenado de emergencia, alerta de punto ciego o salida del carril.

El 2019 Mini Cooper Countryman está disponible en muchas configuraciones. Hay cuatro modelos principales, cada uno con un tren motriz distinto: el Countryman base, Cooper S Countryman, Cooper S E Countryman y John Cooper Works Countryman. Cada uno de esos modelos está disponible en versiones Classic, Signature e Iconic, con una lista difrente de características en cada uno.

En el caso del MINI Cooper S E Countryman All4 como el de nuestra prueba, tendra las opciones de un Classic comenzando en los  $36,900, Signature en los  $39,400, o el  Iconic en los  $44,400.

El Mini Cooper Countryman 2019 se destaca entre los SUV subcompactos por su animado comportamiento de conducción, su agradable interior y sus amplios asientos. Sin embargo, esta es una de esas decisiones de compra más justificadas por el ojo que por el bolsillo. El Mini Countyman tiene una de las etiquetas de precio más altas de la clase.

Incluso con un corazón medio eléctrico, el Mini Countryman en sí mismo es en realidad un automóvil muy decente. Uno que recomendaríamos a una amplia variedad de compradores que buscan algo fuera de lo normal, no a otro BMW X o Audi Q. Existe un sentido intrínseco de aventura y diversión en estos Mini, que no se puede replicar fácilmente.

Más sobre autos en: Automotriz.TV

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.

Otros artículos de este autor:

Roger Rivero: Subaru Forester ¡mejor en todos los sentidos!

Roger Rivero: Mustang Bullitt, el amor entra por los oídos

Roger Rivero: Fiat 500 envase pequeño con aroma italiano

Por MiamiDiario CP febrero 25, 2019 21:38

La Chica Miami

Restaurante de la Semana