¿Bases rusas en Venezuela? ¿Un Fake News?

Por MiamiDiario CP diciembre 19, 2018 17:09

¿Bases rusas en Venezuela? ¿Un Fake News?

La polémica se desató en las redes sociales y los medios de comunicación venezolanos al inicio de la semana cuando circuló en las redes un supuesto cable de Tass, una agencia de noticias rusas, en el que se afirmaba que Rusia planea establecer una base militar en Venezuela. Pero todo parece indicar que la información no fue más que un Fake News.

Por Cecilia Pachano/MiamiDiario

No es solo por que Diosdado Cabello lo haya desmentido,( aunque no oculte que desearía que los rusos pongan no una, de ser posible hasta diez), es que el cable de TASS que se cita se encuentra  en  informationclearinghouse.info, de donde lo toma dailymail.co.uk, que fue la versión que rebotaron casi todos los medios. Pero no se encontró en la página de TASS, en cambio la que se encuentra es la de los aviones que visitaron recientemente el país caribeño.

En el propio cable no aparece ningún vocero del gobierno ruso, se citan al experto militar coronel Shamil Gareyev, al Coronel Eduard Rodyukov,  el investigador Emil Dabagyan.

Lo que se regó

De acuerdo a la versión que circuló la idea de establecer una base militar en el Caribe venezolano tiene alrededor de 10 años evalúandose.

En septiembre de 2008 durante una visita a la Federación Rusa, el ex-presidente Hugo Chávez, al mejor estilo de su mentor Fidel Castro,  le habría propuesto usar La Orchila para albergar el avión de largo alcance ruso Tu-160 al entonces presidente Dmitry Medvedev .

De acuerdo a la información que circuló en marzo de 2009, el entonces Jefe de Estado Mayor Ruso, el mayor general Anatoly Zhikharev, visitó Venezuela y habría expresado que era recomendable utilizar el campo de aviación en la isla La Orchila «para el despliegue temporal de aviones estratégicos de la Fuerza Aérea Rusa».  A su juicio era necesaria una decisión política, «pero el entonces jefe de Rusia, Dmitry Medvedev, no tomó tal decisión».

No obstante, Vladimir Putin,  ha reconocido que Rusia gasta 46.000 millones de dólares en seguridad y defensa y  «prevé reducir esos gastos en términos porcentuales».

De ahí la sorpresa que desatara la infromación según la cual Moscú se está preparando para establecer una presencia militar a largo plazo en América Latina y que la misión de los bombarderos estratégicos Tu-160 en Venezuela sería parte de este plan.

Según la información que circuló, Rusia habría tomado la decisión de desplegar aviones estratégicos en La Orchila en el Mar Caribe, donde ya existe una base naval y un campo de aviación militar venezolano, a ésta decisión el presidente venezolano Nicolas Maduro no se opuso.

La versión circuló a pocas horas del despegue de los bombarderos Tu-160 en Venezuela, que hacían su tercera visita a Venezuela, la anterior habría sido en el 2013. Los medios sostuvieron que según el diario ruso Nezavisimaya Gazet  fue parte de este plan.

A esto agregan que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció en enero de 2018 que el Ministerio de Defensa invertirá $ 2.8 mil millones en la actualización de la flota Tu-160 con nuevos motores y aviónica avanzada

Según el medio digital ruso Kommersatel el vice-ministro de Defensa ruso, Yury Borisov,  habría anunciado que como parte de esa modernización el el  Tu-160, está en capacidad de transportar misiles de crucero X -55 con ojivas nucleares, así como convencionales X-555 y X-101 .

Por qué La Orchila

La isla La Orchila, ubicada a 200 kilómetros al noreste de Caracas, fue por años más conocida en Venezuela como sitio de recreo del dictador Marcos Pérez Jimenez que como base militar.

Actualmente es la sede de una  Base Aeronaval  y polígono de tiro al lugar  sólo tienen acceso el presidente, familiares del presidente y sus allegados, personal militar y altos oficiales gubernamentales. Está prohibido el sobrevuelo de la isla por aviones civiles y el turismo sólo es posible con autorización militar.

La Orchila saltó nuevamente a la palestra pública el 13 de abril de 2002, cuando el presidente Chávez, quien había sido  apresado por militares disidentes el 11 de abril tras los disturbios acontecidos en Caracas, fue trasladado hasta la Base de esa isla, donde permaneció preso,​ hasta que la división aerotransportada lo rescató y trasladó a Caracas, en la madrugada del 14 de abril de 2002.

Su uso como base extranjera fue planteada en alguna ocasión por el gobierno de los Estados Unidos por su estratégica posición en el Caribe, pero la constitución venezolana prohíbe ese tipo de instalaciones en el  país.

 

Poco factible

No obstante, expertos venezolanos en geopolítica, y seguridad y defensa  consultados por MiamiDiario coinciden en que pese al deseo de los jerarcas del régimen de que alguna potencia aliada los apoye con instalaciones militares en el país caribeño, luce poco factible.

Según el politólogo Jonathan Benavides, Profesor de la Cátedra de Historia de las Relaciones Internacionales de la UCV, no ha sido política de Rusia el instalar bases militares en diversas zonas del mundo,»ni en los tiempos de la exportación ideológica soviética, pues su estrategia de defensa difiere a la occidental que hasta en medio de la nada del Océano Índico tiene un punto llamado Diego García».

«Particular interés me ha despertado el escándalo mediático 2.0 en la última semana y media por la visita de los dos bombarderos estratégicos Tu-160 de la Fuerza Aérea de Rusia a Venezuela. De todo se ha dicho y argumentado, incluso hasta de armas nucleares se habló, ignorando el hecho cierto que Rusia es firmante y garante del Protocolo II del Tratado de Tlatelolco que prohíbe las armas atómicas en la región Latinoamericana. La realidad es que estos aviones solamente se encontraban realizando ejercicios de rutina», puntualiza.

Por parte la Internacionalista Giovanna De Michelle, considera como muy remota la posible instalación de una base militar rusa. «Rusia, por más deseo que tenga de recuperar el poderío que tuvo la vieja URSS, lo cual es una añoranza de Vladimir Putin, no creo que se vaya a enrumbarse en una confrontación con los Estados Unidos».

Para el Capitán de Navío, Cesar López, Putin y Donald Trump, dentro de todo tienen una buena relación, «no creo que Putin quiera enfrentarlo«. En su opinión, si bien es cierto que Rusia tiene importantes intereses en Venezuela, y que ciertamente La Orchila tiene una posición provilegiada en el Caribe, las inversiones tienen un sentido más económico que militar, «Esas producen dinero, las bases militares producen gastos«. A esto se suma el problema de abastecimiento, «Rusia tiene que atravesar el mundo para hacer llegar a Venezuela la logística que requiere mantener una base».

Apunta López que además hay una serie de tratados y acuerdos que dificultan la ubicación de una base rusa. «Estaría en una zona controlada por EEUU y fuerzas de la OTAN, además están los acuerdos de la OEA, no es tan fácil».

Por su parte el General Henry Ortega Mota sostiene que a los Estados Unidos «los sorprendieron en los años 60, con los misiles en Cuba, 50 años después, ¿cree usted se dejarán sorprender de nuevo en sus narices?. Las confrontaciones ahora son en el campo cibernético, el que posee el servidor, gana la guerra; las confrontaciones a la antigua, son muy onerosas y desgastan a los rivales dejándolos vulnerables ante una nueva amenaza».

Incluso expertos rusos, como Yuri Fedorov, citado en los cables, sostiene que esto puede tener consecuencias  desagradables para Rusia, «porque se asemeja en cierta medida a la crisis caribeña de 1962, que, como se sabe, terminó para la Unión Soviética de manera bastante vergonzosa».

Aviones no podrían defender a Venezuela

De acuerdo a los expertos consultados estos aviones  Tu-160 no pueden defender a Venezuela en caso de algún conflicto con los Estados Unidos, «porque, tan pronto como en los Estados Unidos conozcan que estos aviones están ubicados en algún lugar del Caribe venezolano, La Orchila, como se supone ahora, serían derribados, ya sea en tierra o en el aire».

Explican que el Caribe está completamente controlado por radares estadounidenses, tanto en tierra como en el aire. «La aviación norteamericana y su marina dominan allí. Es decir, no tiene sentido basar militarmente el Tu-160, y cualquier otro avión ruso en algún lugar del Caribe».

En una confrontación con los Estados Unidos, cualquier bombardero estratégico no es más que un lanzador  de misiles de crucero aire-tierra que puede ser detectado por los radares norteamericanos, «ya que su estructura metálica fue construida antes de las tecnologías sigilosas o invisibles a los radares. Por lo tanto, la única tarea de este avión es llegar a la frontera de la zona, que está bloqueada por la defensa aérea estadounidense, lanzar misiles y retroceder».

Pero acotan que los misiles de crucero que se pueden lanzar desde el Tu-160, tampoco son armas infalibles, «son fácilmente interceptables por la defensa aérea de los Estados Unidos». Apuntas además que aunque el TU-160 esté hecho con tecnología de sigilo, para evadir los radares, son claramente visibles desde los aviones de reconocimiento. 

Por lo que la amenaza de la aviación estratégica rusa para los Estados Unidos no es demasiado grande y se  puede neutralizar con bastante facilidad, al menos en comparación con, por ejemplo, los misiles balísticos transcontinentales rusos.

Un Fake News que buscaba…

Para Antonio Herrera-Vaillant en estos tiempos de Hoax y Fake News, la noticia parece orquestada. «Los rusos se especializan en «fake news«. Por demás, guerra avisada no mata soldado. Difícilmente se materializará una base rusa en La Orchila».

«Las geopolítica y las relaciones internacionales son asuntos que deben tratarse con mucho cuidado, razonarlas y opinar con conocimiento de causa sobre cada uno de los temas sujeto de estudio. -Sostiene Jonathan Benavides-Lamentablemente la costumbre del “toderismo” en Venezuela lleva a muchos a opinar sin razonar sus argumentos, a decir la primera tontería que se les ocurre, a dejarse llevar por las tan de moda “fake news” y repetir hasta el cansancio falacias que oscuros intereses arman en las redes sociales».

Según Maduro…

En momentos en que se acerca el 10 de enero, cuando un numerosos grupo de países han anunciado  que desconocerán su mandato, y cada vez más aliados buscan desmarcarse del régimen venezolano, los expertos consultados por MiamiDiario coinciden en que lo que buscaban los operadores políticos era dar una muestra del respaldo de una potencia.

Para el Politólogo y profesor de la Universidad Central de Venezuela, Eladio Hernández esa noticia pudo ponerse a circular con dos propósito: «Para tirios (PSUV), poner a rodar una bola y recoger resultados, sobre todo el ala pro cubana! Para troyanos,  aumentar el miedo y la incertidumbre por parte de los anti-cubanos que siempre o casi siempre reproducen Fake News en todo lo que pueden asociar con el régimen cubano !La post-verdad de madurismo hace mucho uso de eso!

Para Giovanna De Michelle hay múltiples propósitos.»Una de ellas podría ser simple fanfarronería por parte de Nicolás Maduro. El está sumamente necesitado de demostrar que tiene aliados internacionales, que no está solo, que no está aislado. Por que el tener aliados significaría que su gobierno tiene reconocimiento internacional. Nada mejor que Rusia que de alguna manera es una de los grandes centros de poder a nivel mundial».

Para De Michelle es una forma además de llevar al continente la misma polarización que sembraron en el ámbito nacional. «Trata de minimizar el poder de Estados Unidos. Esa ha sido una estrategia de la política exterior desde la llegada de Hugo Chávez al poder. Con Chávez se creo toda una institucionalidad paralela a nivel continental, Me refiero al Alba, Celac, Unasur, en todos se dejaba por fuera a los Estados Unidos, como una manera de disminuir su impacto en la región».

¿El destinatario…  EEUU?

Pero…¿Y si Rusia tiene su propia agenda?

Según la noticia que se viralizó el Coronel Eduard Rodyukov, miembro de la Academia de Ciencias Militares de Rusia, le dijo a Nezavisimaya Gazeta (Rusia) que «la llegada de los bombarderos estratégicos Tu-160 de Rusia a América es una especie de señal para que Trump se dé cuenta de que el abandono de los tratados de desarme nuclear tendrá un efecto boomerang».

Para el Investigador del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias de Rusia, Emil Dabagyan, citado en la información que se viralizó Rusia está «claramente ayudando al gobierno venezolano a mantenerse a flote» debido a que «Rusia se beneficia de la exploración petrolera y quiere que el régimen venezolano permanezca en su lugar».

También le puede interesar:

Denuncian que al fallecido expresidente de Pdvsa, Nelson Martínez jamás se le hizo audiencia en tribunales

Jair Bolsonaro reitera su rechazo a regímenes de Cuba y Venezuela

Firma de Coral Gables demanda a Venezuela por 34 millones de dólares

Comentarios Facebook
Por MiamiDiario CP diciembre 19, 2018 17:09

La Chica Miami

Restaurante de la Semana