“Que los demócratas vengan”, dice Trump

Por r p diciembre 31, 2018 14:24

“Que los demócratas vengan”, dice Trump

El Presidente reta a los demócratas sobre el muro fronterizo, mientras el gobierno inicia el nuevo año paralizado, lo que afecta a los inmigrantes y a los funcionarios públicos, mientras  no hay muestras concretas ni del liderazgo republicano ni del demócrata de que el gobierno federal estadounidense comience a toda marcha.

Por redacción MiamiDiario

2018 cierra con una parálisis gubernamental que tampoco da muestras de encontrar una pronta salida. “El muro fronterizo se ha convertido en una metáfora”, aseguró el legislador, Lindsay Graham, quien se dirigió la tarde del domingo al grupo de corresponsales que cubre la Casa Blanca, tras sostener un almuerzo de trabajo con el Presidente, Donald Trump.

Tras su encuentro con el mandatario estadounidense dijo que hay razones para ser optimistas en torno al reinicio de negociaciones entre republicanos y demócratas sobre el tema inmigratorio y sobre una posible reapertura total del gobierno federal.

“No habrá nunca un acuerdo sin los fondos para construir el muro”.

Sin embargo, acto seguido aseguró que propuso al mandatario aprobar la estadía legal en el país de más de 700 mil soñadores y de más de 400 mil beneficiarios del estatus de protección temporal, TPS, por sus siglas en inglés.

Trump espera por los demócratas

“Para aquellos que preguntan inocentemente por qué los republicanos no consiguieron aprobar la construcción del muro durante el último año, es porque en el senado necesitamos diez votos demócratas”, escribió Trump en las últimas horas, a través de su cuenta de Twitter.

“(…) Ellos no nos dan “nada” para Seguridad Fronteriza. Ahora tenemos que hacerlo por la vía difícil, con un cierre (del gobierno). ¡Muy mal!”, aseguró el presidente

Mientras, el legislador republicano Grahan señaló:, “Los demócratas tienen una oportunidad para trabajar con otros y conmigo, incluyendo al presidente, para traer a la legalidad a personas que viven en la incertidumbre”, agregó el legislador.

Los demócratas se oponen al muro

Los legisladores demócratas, liderados por Chuck Schumer, han dicho que Trump sabe que ellos no van a apoyar que se destine dinero federal para la construcción del muro y acusan al Presidente de ser uno de los que se niega a aprobar el plan de gastos redactado este mes por líderes de ambos partidos en el Congreso. Incluso, fundamentan sus aseveraciones en la conversación que tanto Schumer como Pelosi sostuvieron con el presidente en la Casa Blanca en la cual el mandatario asumió la responsabilidad por el cierre del gobierno.“El presidente cambió las reglas del juego”, dijo este domingo senador Jon Tester, demócrata de Montana, a la cadena CBS.

Paralizada la administración pública

Los dimes y diretes entre la Casa Blanca y los demócratas mantienen paralizada la administración pues tanto el salario de los trabajadores federales, como los servicios del gobierno se han visto trastornados por la parálisis en la administración.

Justo antes de entrar en el último fin de semana del año, el presidente firmó una orden ejecutiva que congela el pago de los funcionarios gubernamentales del 2019, frenando un esperado aumento del 2,1% en los salarios que, se esperaba, iba a entrar en efecto en enero.Aproximadamente 380,000 trabajadores federales están suspendidos y otros 420,000 están trabajando sin recibir salario debido al cierre parcial ordenado por la administración.

Trump insiste en condicionar la reapertura total del gobierno, a la aprobación de 5 mil millones de dólares destinados a construir el muro fronterizo, tema que fue y sigue siendo bandera de su campaña y de su presidencia. Las negociaciones sobre el presupuesto para el muro fronterizo, si se observa desde el lado de La Casa Blanca, y de la seguridad fronteriza, si se lee la situación desde el lado demócrata; están estancadas y todo hace prever que el gobierno seguirá cerrado, por lo menos hasta el 3 de enero. Lo que ubica a este cierre parcial del gobierno federal como el noveno más largo de la historia.

Muerte de dos menores inmigrantes

Entre sus llamados a negociar la aprobación de fondos para el muro fronterizo, Trump rechazó las críticas sobre la responsabilidad de la administración en la muerte de dos niños migrantes, mientras estaban bajo custodia de la Patrulla Fronteriza. El presidente dijo que las muertes habían sido “estrictamente culpa de los demócratas y sus patéticas políticas migratorias que permiten que las personas hagan ese largo camino pensando que pueden entrar en nuestro país ilegalmente”.

Tras la nueva tragedia, la Patrulla Fronteriza ordenó que todos los menores inmigrantes fueran sometidos a exámenes médicos y la más alta funcionaria del Departamento de Seguridad Nacional, se trasladó desde el viernes a la frontera. Allí se reunió con médicos y profesionales de la salud, de acuerdo con reportes de la cadena de noticias PBS.

Incertidumbre en los inmigrantes

Mientras la incertidumbre continúa abrumando a los inmigrantes y a las autoridades migratorias fronterizas, a miles de kilómetros, en Washington, las horas finales del 2018 también están marcadas por la incertidumbre entre quienes definen el rumbo del país.

Según la asesora presidencia  Conway “el presidente ya se ha comprometido” con reducir su pedido de $25 mil millones para el muro y agregó que Trump ya abandonó su exigencia de construir un muro físico en algunas partes de la frontera. La funcionaria explicó en cambio, que “Habrá un muro en algunas partes, habrá láminas de hierro y también mejoras tecnológicas”, “pero decir solamente que tiene que ser un muro, es ser muy poco sincero y es hacer la vista gorda a lo que es una crisis en la frontera” aseguró Conway, tratando de zanjar la controversia.

Pero quien realmente tiene el poder de decisión, el presidente Donald Trump, se ha mantenido fuera de la vista pública desde que volvió a la Casa Blanca el pasado jueves, tras realizar la primera visita que ha hecho durante su mandato a las tropas estadounidenses apostadas fuera del país. Esta vez, a un grupo de soldados que sirven a las Fueszas Armadas en Irak.

A menos de que el liderazgo demócrata responda de manera afirmativa al llamado que en las últimas horas hizo el senador Lindsay Graham, quien les dijo que “es hora de que dejemos de lado el odio y comencemos a negociar”, es que el gobierno federal estadounidense vuelva a trabajar al 100 por ciento de su capacidad antes de recibir el 2019.

Comentarios Facebook
Por r p diciembre 31, 2018 14:24

La Chica Miami