¡Insólito! Acciones de vidas pasadas determinan los padecimientos de las personas

Por R M mayo 9, 2019 21:04

¡Insólito! Acciones de vidas pasadas determinan los padecimientos de las personas

Las acciones realizadas en otras vidas pueden ser la causa de los padecimientos, afecciones y defectos físicos que tienen las personas, así lo afirmó el sorprendente  vidente Edgar Cayce conocido también como el Profeta Durmiente.

Redacción MiamiDiario

El médium estadounidense del siglo XX, Edgar Cayce parece ser que tenía habilidades sobrenaturales, él hacía entrar en trance a quienes le consultaban para conocer cómo era sus vidas pasadas  y de esa forma determinar sus padecimientos. Incluso vaticinaba lo que les podía acontecer.

Estaba totalmente convencido que las enfermedades y padecimientos que tienen las personas eran causadas por el comportamiento que habían tenido en vidas pasadas, eran predestinadas.

Hipnosis

Según la historia de este médium que nació en 1877, y es considerado el padre de la medicina holística, empleó la hipnosis por primera vez para evaluarse una laringitis aguda que no le permitía hablar, después de acudir a diversas clínicas, nadie le podía curar. Así lo narra el portal bles.com . Luego conoció a un hipnotizador quien lo hizo entrar en trance, en esa fase Cayne pudo hablar correctamente, mas cuando despertó volvió a tener la enfermedad.

Luego acudió a otro médium, Rennes, quien lo volvió a introducir en un trance y le preguntó sobre la afección, Cayne conversó con el hipnotizador y le dijo como curarlo a través de la visualización de su sangre sana que transitaba por las partes enfermas y sanaban.  Así lo hizo Rennes, y al despertar del trance, el profeta durmiente se había curado, explicó bles.com.

Nueva habilidad
Luego de esa experiencia Edgar Cayce, creía en que se podía curar a través de la hipnosis. Hizo la prueba con una adolescente que tenía una discapacidad intelectual, en la hipnosis descubrió que en otra vida se había lesionado y eso era lo que ocasionaba su actual estado. Aconsejó a los médicos y ellos siguiendo sus sugerencias observaron como la joven empezó a sanar, aseveró bles.com

Luego llegaron más personas enfermas y Cayce con la hipnosis los curaba. Finalmente, decidió realizar un hospital especializado en hipnosis el cual era financiado con fondos, pero recibía a todo tipo de persona. Ese centro de salud aún existe.

El hoy

Cayce estaba firmemente convencido de que la causa de las enfermedades y la miseria de la vida de las personas eran los pecados que habían realizados en otra vida.

Muchas personas han escrito sobre Edgar Cayce y su obra. Tiene miles de seguidores a través de todo el mundo.

Incluso el hospital que creó, funciona. También está la Organización Edgar Cayce, que difunde su obra y su trabajo.  Allí según la información de su portal  edgarcayce.org ayudan a las personas a transformar sus vidas para mejor: cuerpo, mente y espíritu, siguiendo las enseñanzas del médium.

La fundación Edgar Cayce habla sobre quien era el profeta durmiente y cómo a través de la hipnosis mejoraba la vida de las personas.

Para conocer sobre la Fundación y la vida de Edgar Cayce, el encargado del lugar, Sidney Kirkpatrick, autor del libro  Edgar Cayce: Un profeta estadounidense, hace un recorrido a través de un vídeo sobre los aspectos más trascendentales del profeta durmiente.

 

Este singular personaje culminó su vida prediciendo su muerte, el 1 de enero de 1945, Cayce les dijo a sus familiares que sería sepultado en los próximos cuatro días, falleció de un derrame cerebral el 3 de enero y fue enterrado en la ciudad de Hopkinsville en el estado de Kentucky.

Fuente: bles.com

Fuente de las imágeneswtkr.com  edgarcayce.org

También le puede interesar:

¡Insólito! Ovejas son estudiantes en escuela francesa

Haga este sencillo ejercicio y después nos cuenta qué le pareció. El resultado será muy interesante

¡Doloroso! Llegó de visita a la casa de un amigo cuando una serpiente lo mordió en la cara

 

Comentarios Facebook
Por R M mayo 9, 2019 21:04

La Chica Miami

Restaurante de la Semana