Alfonso M. Becker: Fort Trump

Por MiamiDiario CP marzo 17, 2019 10:38

Alfonso M. Becker: Fort Trump

El americano que señaló el camino… Ese podría ser el título de un formidable impulso dirigido por Donald Trump para conmover a los europeos, a los hombres y mujeres de Europa que están obligados moralmente a consolidar la plenitud territorial de una extraordinaria tierra que es nuestra casa; y a defender un rico y maravilloso tesoro que es nuestra cultura judeocristiana.

Por  Alfonso M. Becker

Esa invitación que hace el actual presidente U.S.A. está siendo escuchada por todos los desposeídos;  por las clases medias atacadas y machacadas, por los más listos y los más humildes y simples ciudadanos de la Unión, por los jóvenes soñadores  de los cuatro puntos cardinales de este viejo continente; de los distintos países europeos y de aquellos habitantes de ignotos países que quieren ser europeos para tener algo de futuro en su cabeza pensante.

Hombres y mujeres dotados de una singular psicología para sobrevivir y para progresar que resisten el envite de una autocracia financiera disfrazada de democracia y los terribles empujones de una casta política alemana  que hasta ahora solo han demostrado ser parásitos indeseables con menos cerebro que un piojo enano…

Gracias a Estados Unidos de América, en Europa hemos podido comprobar que esta triste expresión de gobernantes en Bruselas no solo carece de pensamiento estratégico sino que además poseen una ridícula personalidad en la que brilla su incultura, se manifiesta su borrachera posmoderna, sus delirios de nuevos ricos y su bajeza intelectual.

Voy a contarles una historia muy  simple y sencilla… Es la de un tonto en apariencia que consiguió ganar unas elecciones para sentarse en el “trono” del país más poderoso del planeta Tierra…

Como todos los que se presentan a unas elecciones presidenciales, gritan con frenesí que hay muchas cosas que arreglar, muchos problemas que resolver  y que “ él “ está ahí para conseguirlo;  y promete -además-  muchas cosas a sabiendas de que algunas serán realmente difíciles de cumplir.

Pero todas esas cosas son tan ciertas y llevan tanta verdad que mueven a millones de personas a votar por el individuo que puede hacer más llevadera la existencia de los ciudadanos  de su país;  y hasta devolverles la simpleza de una suerte de felicidad de las clases medias que el capitalismo salvaje de la élites le había esquilmado.

“Drenar el pantano” es una forma bastante elegante de decir a los electores que hay una corrupción generalizada entre los que viven de la política, es decir, los parásitos que medran al pairo de una gobernanza que se ha olvidado por completo de los trabajadores y ha dejado en la cuneta incluso a los emprendedores de una clase llamada “media” que ha desaparecido para siempre…

Ni sus más peligrosos y mafiosos competidores de la más oscura  élite de Beltway  podían creer que un multimillonario surgido de la nada;  de vocabulario áspero, temple discretamente soez,  con escasez de agudeza o ingenio  y rugosas e imperfectas  capacidades intelectuales mostradas en público  -dicho esto por todos sus enemigos-   hubiera ganado por goleada a todos y cada uno de los que, poderosamente confabulados, hicieron todo lo posible para destruirlo socialmente y apartarlo del máximo poder.

Es bueno que sepan los lectores que, en la Era de las mentiras políticas y de la propaganda mahometana de guerra contra los infieles  (o sea los tiempos que estamos viviendo ahora) surge un tipo de edad avanzada que, en el ultimo estadio de su vida, quiere hacer algo grande por su país y desea ser recordado por eso…

Algún día saldrán a la luz las “confesiones” de este extraño y caótico personaje, absolutamente desconocido fuera de U.S.A. ;  y que cada día se parece más al viejo presidente Ronald Reagan que nuestros padres conocieron.  Ha llegado a decir a sus íntimos y a su familia que le gustaría ser enterrado en el Arlington National Cemetery donde yacen todos aquellos que pelearon y murieron sirviendo a su patria.

Es muy curioso que Donald Trump sea un individuo tan realmente desconocido en política internacional, y más raro aún que la «intelligentsia» europea, por ejemplo,  ni siquiera haya advertido a sus políticos de medio pelo,  que este modelo espectacular creado en los laboratorios de ideas de Capitol Hill es un producto necesario para las terribles urgencias que se avecinan…

Al contrario que los rusos, sabedores de que Donald Trump es un producto genial para la política internacional de Estados Unidos, la élite bancaria europeísta se atrevió a pontificar que “ese desagradable sujeto que se metió en la Casa Blanca era una muestra evidente e indiscutible de la decadencia del imperio americano y de su hegemonía”…  Pues se creen muy listos en Europa estos hedonistas del demonio…

Ni siquiera pensaron en que una figura tan prominente por su cargo y tan desconocido incluso por los aliados de Estados Unidos, era algo raro en la representación espectacular de los magos del Departamento de Estado.  Ningún listillo pensó que era una trampa de Washington para pillar a los idiotas europeos como Macron, como Merkel o como los parlanchines italianos que están sacando los pies del tiesto…

Como dicen en Beltway, crear un “ogro” necesario para la foreign policy,  que sea amado o respetado por sus ciudadanos es doblemente difícil y solamente es “rentable” cuando por su propia cuenta,  y con ayuda de sus amigos, Donald Trump, arriesga capital y gana las elecciones… Así quedó demostrado el grado de “autocracia” y de mala leche europeísta cuando rechazaban de plano la voluntad del pueblo estadounidense democráticamente expresada en la urnas.

Sin embargo el magnate neoyorquino, a su manera, ha demostrado que la Unión Europea  ni siquiera tiene una élite intelectual; no hay tal intelligentsia en la Unión Europea, solo corruptos individuos que promueven el antisemitismo criminal con su aberrante política migratoria y con la gravedad añadida de un turbio manejo electoral con los musulmanes para mantenerse en el poder… Todo ello, en un mundo de amenazas globales y de una escalada armamentística sin precedentes.

No existe intelligentsia  como estrato social distinguido en geopolítica.  “Es indignante que a estas alturas La Unión Europea no tenga ni idea del daño que está haciendo a Estados Unidos y a Israel”, O quizás no se equivocan y sus incultos políticos lo hacen adrede…

En Washington piensan que la  Ostpolitik de hoy no es la reunificación alemana y sus fuegos artificiales para presumir de poderío. Los delirios de grandeza suelen ser peligrosos y de graves consecuencias. Es mejor una realpolitik que asegure  la consolidación de los Estados Unidos de Europa porque todo apunta a que la élite de Bruselas desintegrará a todos los europeos a los que debería federar;  porque no saben hacer políticas en la Era de la guerra contra el terror islamita que los moros han desplegado en todo el planeta.

Hoy es Polonia el país de la Unión Europea más fiable para Washington, el único que está llamado a sustituir a Alemania cuando el Pentágono se canse de la demagogia barata y de las aberraciones geopolíticas de Angela Merkel y sus epígonos. También es el único que piensa gastar miles de millones se dólares en armarse hasta los dientes por un manifiesto temor a que Polonia sea, de nuevo, esclavizada por Rusia.

Varsovia ha entendido perfectamente a Donald Trump y ofrece todo lo que tiene y mucho más,  a la exigencia de la Defensa en este periodo;  un temple poco común en Bruselas,  ya que el presidente de Estados Unidos exige una voluntad de hierro, realismo militar, astucia estratégica, tenacidad en los comandantes emprendedores;  tropas de combate perfectamente equipadas y entrenadas; y sobre todo, que el enemigo comprenda el tremendo coste que supondría atacar  la Unión Europea…

Y para tener todo eso, hay que poner dinero en la mesa… Solo el Pentágono ha comprendido en Europa que los polacos que gobiernan no son la extrema derecha como pretende hacernos creer Berlin,  y queda claro que eso es un estigma fabricado por Bruselas… No estamos en 1945 y no hay un Wladyslaw Gomulka comunista que desprecie a los musulmanes y que quiera matarlos…

Simplemente no quieren vivir con asesinos mahometanos medievales que campan a sus anchas por toda Europa matando mientras Alemania oculta los crímenes en una supuesta “lucha contra la islamofobia”  mientras crece y se multiplica el antijudaísmo en Alemania, Francia e Italia… Y esto ocurre debido al fervor alemán por islamizar Europa, según advierte la propia Hillary Clinton…

Siempre se dijo en Europa que los países se construyen sobre bases culturales y con el Derecho Romano y las leyes internacionales en la mano… “El que quiera sharíah que se vaya a Teherán” -dicen en la capital Varsovia.  La historia nos aclara que la matanza de hebreos, el exterminio y todo tipo de pogromos antijudíos, forman parte de la historia polaca que nadie puede borrar… También de la alemana…

Ahora la católica Polonia ha dejado claro que se encuentra en la frontera del combate y que no se despegará de Estados Unidos así lo ordene Bruselas o vengan represalias… Todos saben que el Pentágono está en Europa para quedarse.

Pero el americano que señaló el camino para la seguridad y defensa de la Unión Europea, dijo que el atajo no es otro que una asociación íntima con la América que libró dos veces a los europeos de ser esclavos de Rusia… Hablaba de una OTAN poderosa.

Solo lo ha entendido, perfectamente, Polonia que no ha dudado un ápice en comenzar la construcción de una base para estacionamiento permanente de miles de tropas estadounidenses, corriendo con el gasto de miles de millones de euros y -por supuesto- el sostenimiento logístico y la manutención  del contingente americano. Es un homenaje de Varsovia al que ya es un personaje de leyenda…

Se trata de un destacamento de frontera :  Fort Trump

Otros artículos de este autor:

Alfonso M Becker: Europa hacia el infierno y a toda máquina…

Alfonso M Becker: Loros, burros y fieras asesinas…

Alfonso M Becker : Clima político envenenado en Latinoamérica…

Por MiamiDiario CP marzo 17, 2019 10:38

La Chica Miami

Restaurante de la Semana