Recrudecimiento de agresiones a medios y periodistas en Venezuela condena la SIP

Por MiamiDiario IA febrero 26, 2019 11:52

Recrudecimiento de agresiones a medios y periodistas en Venezuela condena la SIP

Acoso, intimidación, ataques, hostigamiento, robo y destrucción de material y equipo periodísticos; intento de homicidio y secuestro se cuentan entre los riesgos a los que se enfrentan los periodistas nacionales y extranjeros, que en estos días se han encargado de llevar al mundo la tremenda situación que se desarrolla en Venezuela.

Por: Redacción Miami Diario

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó este martes el exceso de agresiones contra periodistas y las restricciones a su labor, así como los actos de censura de contenidos y bloqueos en internet, registrados el fin de semana en el marco de la cobertura de la jornada de ayuda humanitaria en la frontera colombo-venezolana.

En este escenario, la presidenta de la SIP, María Elvira Domínguez, demandó «respeto y garantías para la labor de los periodistas» en Venezuela. Domínguez, directora del diario El País de Cali, Colombia, expresó que la organización «ha conocido y recibido denuncias de los diferentes riesgos a los que se han visto expuesto periodistas nacionales y extranjeros, así como en relación a la censura del régimen y sus instrumentos de represión para evitar que los venezolanos se informen.»

El Instituto Prensa y Sociedad Venezuela (Ipys), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) y la Asociación de Periodistas Venezolanos en el Extranjero (Apevex), entre otras organizaciones venezolanas, hicieron un balance de los ataques contra la prensa registrados en la región fronteriza el 23 de febrero, alertaron a la comunidad internacional y exigen garantías al derecho a la información y a la libertad de expresión.

Lea también: Régimen aplica Blockout en Venezuela

Presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información SIP

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Roberto Rock condenó de manera vehemente las agresiones. Rock, director del medio digital La Silla Rota de Ciudad de México, México, subrayó que «estamos conscientes de los riesgos del oficio periodístico, sin embargo, en el contexto de Venezuela, donde el régimen comete actos de violencia contra sus propios ciudadanos, los periodistas y medios independientes se ven expuestos a mayores peligros.»

Lea también: Grupo de Lima sobre Guaidó: Hay informaciones sobre serias y creíbles amenazas a la integridad personal de Juan Guaidó

Domínguez y Rock destacaron que la SIP «mantiene su compromiso de seguir trabajando para denunciar las violaciones a la libertad de expresión y la libertad de prensa entre otros derechos humanos y para que los venezolanos puedan gozar de las libertades esenciales que el régimen les niega.»

Los informes de actos contra periodistas nacionales e internacionales incluyen acoso, intimidación, ataques, hostigamiento, robo y destrucción de material y equipo periodísticos; intento de homicidio y secuestro, así como la censura y bloqueo de canales y medios digitales para impedir la difusión de la cobertura del ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela desde la frontera con Colombia.

Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa

De acuerdo al SNTP al menos 50 periodistas venezolanos quedaron atrapados en Colombia tras el intempestivo cierre de la frontera entre ambos países. Por su parte, el balance de Ipys Venezuela incluyó 21 casos de violaciones a la libertad de expresión y los derechos digitales.

Lenín Danieri, reportero de Telocuentonews, fue herido en un brazo y el rostro por perdigones; Pascual Filardo, fotógrafo de la Prensa de Lara, fue impactado en sus piernas por una bomba lacrimógena y una periodista del canal RT Redfish resultó herida tras ser atropellada por un automóvil conducido por activistas opositores.

Lea también: Mike Pence en Bogotá: la pesadilla en Venezuela pronto acabará

El periodista Gregory Jaimes y el camarógrafo David Guacarán, del portal digital Venezolanos Por la Información (VPI), fueron retenidos por civiles por más de 30 minutos y les robaron su equipo de transmisión, teléfonos y tarjetas bancarias. Maryné Glod, periodista de Venevisión y su camarógrafo también fueron robados y atacados por civiles armados. Marcos Salgado, corresponsal de la agencia alemana Ruptly, fue secuestrado y mantenido incomunicado unas ocho horas. Alonso Centeno, camarógrafo de TVVenezuela y de VIVOplay, fue amenazado por personas armadas. La periodista sueca Annika H Rothstein fue detenida por paramilitares, golpeada y amenazada de muerte, además de robarle su equipo.

Fueron sacados del aire los canales 24 Horas y la Televisión Nacional, Chile; Radio Caracol, Colombia; Antena 3, España y NatGeo, Estados Unidos; el portal del diario El Tiempo de Colombia fue bloqueado.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social denunció un ataque de denegación de servicio contra su servidor y se reportaron bloqueos intermitentes a YouTube, Google y Facebook que restringió la revisión de los contenidos en esas plataformas, además de otras páginas de internet.

Últimos casos de intimidación y censura

El caso del periodista de Univisión Jorge Ramos y su equipo que fue retenido por el Sebin en Miraflores luego de que Maduro interrumpiese abruptamente una entrevista porque el comunicador le mostró un video de venezolanos comiendo de un camión de basura en Caracas, plena capital de la República, es esclarecedor en torno a la incomprensible capacidad de quien maneja actualmente el país, de utilizar los ojos para no ver y los oídos para no escuchar lo que el sufrido pueblo venezolano vive, sin intervención de ninguna potencia extranjera, todo «made in Maduro».

El habitante de Miraflores calificó la muestra, que todo el que vive en Caracas puede ver sin necesidad de video alguno, como un «falso positivo», y abandonó el salón donde concedía la entrevista a Ramos quien horas después fue deportado junto a su equipo, por supuesto sin su costoso equipo técnico porque este fue decomisado por las fuerzas de seguridad.

Interesante que el gobierno mexicano liderado por Andrés Manuel López Obrador, quien se ha negado a desconocer a Nicolás Maduro como Presidente de Venezuela se pronunció pidiendo respeto a la libertad de expresión, y la devolución de los equipos retenidos al grupo de periodistas.

No solo contra los medios…

Desde la espantosa respuesta de Nicolás Maduro al ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela, los focos de violencias permanecen más vivos que nunca. En poblados y ciudades en la frontera con Brasil, por solo poner un ejemplo, en Santa Elena de Uairén los pobladores han denunciado que están bajo una especie de estado de sitio no declarado oficialmente.

Según se señala los llamados colectivos, grupos de civiles armados por el gobierno chavista desde el mandato del fallecido Hugo Chávez Frías, y hoy bastión de defensa de Nicolás Maduro, recorren las calles, disparan andanadas de metralleta al aire para amedrentar, y se conducen como vigilantes de la «paz» en la zona. Escenas como la captada hace dos días en esa ciudad fronteriza son muestra de que, además, la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela tiene órdenes expresas de tirar a matar sin importar por qué o cuál es el objetivo.

Con información de Sociedad Interamericana de Prensa

También puede leer

Policía de Florida detuvo a joven tras consumir marihuana medicinal en su auto

Historias del Sur de la Florida: De falsificador de dinero a artista reconocido

Chico estadounidense creó reactor de fusión nuclear en su casa con elementos comprados en Internet (Fotos)

 

Loading...
Por MiamiDiario IA febrero 26, 2019 11:52

La Chica Miami

Restaurante de la Semana