Tormenta Barry podría convertirse hoy en el primer huracán de la temporada

Tormenta Barry podría convertirse hoy en el primer huracán de la temporada

Según los meteorólogos la tormenta tropical Barry podría convertirse en el primer huracán de la temporada  este viernes, previo a tocar tierra en las costas de Luisiana.

Telemundo

De acuerdo al último boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), Barry se ubica unas 125 millas al sur-sureste de Morgan City.

La tormenta tiene vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora, y se mueve en dirección oeste-noroeste a una velocidad de traslación de cinco millas por hora.

De acuerdo al NHC, se esperan marejada ciclónica peligrosa, fuertes lluvias y vientos para la parte norte-central de la Costa del Golfo de México.

El NHC mantiene en pie un aviso de huracán desde Intracoastal City a Grand Isla. A su vez, hay una vigilancia de huracán en efecto para la desembocadura del Río Mississippi hasta Grand Isle, y para Intracoastal City hasta Cameron.

Un aviso de huracán significa que se esperan condiciones huracanadas dentro de algún sector del area bajo aviso. Una vigilancia de huracán significa que las condiciones de huracán son posibles en el área bajo vigilancia.

Mientras tanto, están bajo aviso de tormenta tropical las zonas desde la desembocadura de Pearl River hasta Grand Isle, lake Pontchartrain y Lake Maurepas incluyendo el área metropolitana de New Orleans, e Intracoastal City hasta Cameron.

Un aviso de tormenta tropical significa que se esperan condiciones de tormenta tropical dentro del área bajo aviso dentro de las próximas 36 horas.

Se espera que Barry de un giro hacia el noroeste más tarde este viernes, seguido por un giro hacia el norte el sábado. En la trayectoria pronosticada, el centro de Barry estará cerca o sobre la costa central o sureste de Luisiana la noche de este viernes o el sábado y después entrará tierra adentro hacia el valle bajo de Mississippi el domingo.

Anticipan que la tormenta tropical se fortalezca y Barry puede convertirse en un huracán este viernes o temprano el sábado cuando el centro esté cerca de la costa de Luisiana.

Las lluvias podrían poner a prueba las defensas erigidas en Nueva Orleans después del impacto de la tormenta Katrina en el 2005. Se prevé que Barry arroje un pie y medio de lluvia a partes del estado mientras sigue su trayectoria tierra adentro.

Comunicado ICE

Ante la amenaza por las redadas anunciadas por el gobierno federal para este fin de se mana, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) emitió la siguiente declaración:

«El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de EEUU  y la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) de los EEUU están preocupados por el posible impacto de la tormenta tropical Barry en partes de la Costa del Golfo, Luisiana y Texas se encuentran en estado de emergencia. Nuestra máxima prioridad sigue siendo la preservación de la vida y la seguridad. En consideración a estas circunstancias, no habrá iniciativas de control de inmigración asociadas con evacuaciones o refugios relacionados con la tormenta, excepto en el caso de una amenaza grave para la seguridad pública.»

Temporada de huracanes 2019

La temporada de huracanes en la cuenca Atlántica comenzó oficialmente el 1 de junio, pero antes, el 20 de mayo, se formó al sursureste de Bermuda una tormenta subtropical, «Andrea», que se debilitó enseguida y no causó daños.

También en la temporada de 2018 se formó otra tormenta, «Alberto», unos días antes del comienzo oficial de la temporada. Alberto fue una tormenta subtropical, lo que significa que es un híbrido entre las tormentas de núcleo frío (invierno) y las de núcleo caliente (verano).

Según el pronóstico actualizado de la Universidad Estatal de Colorado (CSU) de EEUU, difundido este martes 9 de julio, la actividad de la actual temporada de huracanes en el Atlántico será «casi promedio», con 14 tormentas con nombre.

Eso significa dos más que el promedio anual y una más que las señaladas en el pronóstico dado a conocer en abril de este año, cuando previeron una actividad «ligeramente por debajo del promedio».

De las 14 tormentas, seis se convertirán huracanes (en abril se previeron cinco), dos de los cuales serán de categoría mayor, es decir por encima de la categoría 3 en la escala de Saffir/Simpson de un máximo de cinco.

El informe señala que «la superficie del Océano Atlántico tropical no luce particularmente favorable para una temporada activa» y es que probablemente el fenómeno de El Niño, actualmente débil, se fortalecerá durante el pico de la temporada, entre los meses de agosto y septiembre, lo que contribuirá a «una temporada casi promedio».

También le puede interesar

Comentarios Facebook
Por MiamiDiario CP julio 12, 2019 07:06

La Chica Miami

Restaurante de la Semana