Chavismo convirtió en chatarra industria naval venezolana

Por MiamiDiario CP diciembre 14, 2018 11:10

Chavismo convirtió en chatarra industria naval venezolana

La estela de destrucción que ha dejado el régimen venezolano a su paso alcanza todos los ámbitos, incluídos aquellos en los cuales el país caribeño llegó a ser pionero en América Latina: la industria naval.

Por Redacción MiamiDiario

Con una costa de 2.718 kilómetros, una Zona Económica Exclusiva de 200 millas náuticas generadas por las más de 314 islas, soberanía sobre sobre aproximadamente 98.500 km de plataforma continental , a lo que se suma que por su espacio marítimo tiene límites con 18 países lo que le genera 5500 kilómetros de límites marítimos, resulta comprensible que Venezuela estableciera una industria naval, que en su momento llegó a ser pionera en el continente, y que considerara a ese sector como estratégico.

En su mejor momento la industria naval venezolana estuvo constituída por la CAVN, (Compañía Anónima Venezolana de Navegación) que desarrollaría la marina mercante venezolana, el INC (Instituto Nacional de Canalizaciones) responsable del dragado de vías acuáticas estratégicas, Astinave (Astilleros Navales de Venezuela, Dianca (Diques y Astilleros Navales CA) , las flotas de la industria petrolera, cementera, atunera, (privados y luego estatizados), pequeños astilleros nacionales, y la flota de la Armada de Venezuela.

En los inicios del régimen de Hugo Chávez promulgó una serie de medidas en teoría destinadas a fortalecer y promover el desarrollo del sector naval.

Pero pese al discurso nacionalista, el régimen chavista pulverizó este sector. Nunca antes se había violado más las leyes del desarrollo de la industria naval y la de protección a la marina mercante nacional como ahora.

La mala administración y la corrupción hizo que inversión en el sector solo haya favorecido a la industria extranjera.

Por lo menos así lo recoge un detallado reporte que Sammy Landaeta Millán publica en el blog venezolano de opinión militar y política «La protesta militar» .

Dianca cien años de experiencia a la basura

La empresa del Estado Diques y Astilleros Nacionales Compañía Anónima, conocida por su siglas como DIANCA, es el astillero estatal de la República Bolivariana de Venezuela. Fue creada en 1905 en la ciudad de Puerto Cabello, estado Carabobo.

Según sus estatutos, dicha empresa tiene por objeto “la explotación de la industria naval, así como las actividades conexas y en especial la construcción, reparación, mantenimiento y modificaciones de buques, y demás medios navales, sus maquinarias y equipos auxiliares, y otras actividades y explotaciones que concurran en atender las necesidades e intereses de la Seguridad y Defensa de la Nación”.

Sin embargo en la actualidad nada de esto se cumple. Según datos aportados por un grupo de oficiales que se denominan «La protesta militar», fechado en septiembre de este año, tras más de un siglo de actividades, Dianca es, al igual que otras empresas estatales, «un gigantesco depósito de chatarra naval, donde van a parar todos los barcos de las empresas expropiadas, producto de la corrupción e ineptitud de este zoocialismo robolucionario”.

El 75% de la mano de obra especializada del astillero (ingenieros, técnicos especializados y artesanos navales) ha renunciado. Con una experiencia promedio que supera los 15 años; inédita pues es el único  astillero en su género del país. Esta mano de obra, valiosa por lo demás, ha sido absorbida por la industria naval de América Latina. El astillero esta cuasi paralizado con el 90% de su maquinaria, herramientas y equipos inoperativos, incluyendo montacargas y grúas pesadas, esenciales en este tipo de industria.

Mientras, la actual dirección de este estratégico astillero, está en manos de un presidente que embellece los jardines, tiene un “criadero de Cachamas” y pendones con la foto de Chávez y Maduro con el eslogan de “Potencia Naval”.

Las instalaciones internas del área industrial son un vergonzoso espectáculo de monte y desperdicios en general. «Además la gerente de recursos humanos es una constituyentista, que por sus actividades proselitistas poco atiende las necesidades de los  trabajadores, como la falta de agua y de un costoso comedor que está anclado como los barcos que llegan a morir ahí», denuncian en el informe.

Agregan ademas que esta «flamante revolucionaria  tiene como su chofer privado al secretario del sindicato, nombrado a dedo por la directiva, pues los representantes legalmente elegidos fueron despedidos por reclamar el contrato colectivo que tiene 8 años ya de vencido».

Hay que destacar que casi todas las empresas navales o marítimas del país, salvo Dianca que es dirigida por el vicelamirante Franklin Zeltzer Malpica, están en manos de generales y coroneles del Ejército, «cuya experiencia naval se reduce a disfrutar en lujosos yates de suculentos sancochos y festines a la orilla de ríos y playas».

El cheque del millón

Según el Pregón Independiente el Vicealmirante (retirado) Franklin Zeltzer Malpica, presidente de DIANCA, estuvo  este año en Panamá para tratar de canjear un cheque certificado por más de $1 millón, exactamente $1.198.000,00.

El dinero se presume pertenece a la empresa pública venezolana Diques y Astilleros Nacionales C.A. (DIANCA). Para la inversión Zeltzer Malpica contaría con una red de contactos dentro y fuera de Venezuela. Una copia del cheque a la que el Pregón Independiente  pudo tener acceso y de documentos de ingreso y egreso migratorio a la República de Panamá, que pueden ser verificados por las autoridades panameñas y venezolanas, dejan constancia de los movimientos de Zeltzer Malpica.

Diques y Astilleros Nacionales C.A. (DIANCA) tenía al parecer una cuenta en Banesco Panamá, que decidieron cerrar y devolver en cheque de gerencia el monto mencionado ($1.198.000,00), cheque a nombre de la compañía DIANCA.

En esa cuenta uno de los firmantes era el Vicealmirante (retirado) Franklin Zeltzer Malpica, presidente de DIANCA. El cheque lo mantuvieron por más de un año hasta que venció y finalmente fue a parar a las oficinas de PMC a cargo de Ernesto Chong Coronado ex asesor financiero de David Murcia Guzmán, quien ha sido señalado por lavado de dinero.

Fue entonces que crearon una sociedad panameña con el mismo nombre, Diques y Astilleros Nacionales C.A. DIANCA. Así abrieron una cuenta en el All Bank, entidad financiera filial del B.O.D., propiedad de Víctor Vargas Irausquín. En esta operación se sospecha complicidad interna en el banco, pues los cargos estratégicos son ocupados por ciudadanos de nacionalidad venezolana.

De esta manera lograron que el cheque del Banco Banesco que ya estaba vencido, lo cambiara por otro con fecha actual, depositándolo en la sociedad panameña recién creada que a la postre no era la dueña del cheque, ni del dinero que fue cobrado en la nueva cuenta, apoderándose de dinero del estado venezolano, una operación con visos fraudulentos y de lavado.

Chatarrera marítima

Se invirtieron centenares de millones de dólares por 23 tanqueros que se construirían en Argentina, Brasil, e Irán. No llego ni uno solo. La empresa alemana que construyó los motores, tuvo que quedárselos por el incumplimiento de PDVSA en el pago.

Los 4 supertanqueros VLT (Very Large Tanker) de 1 millón de barriles de capacidad c/u, construídos en la República de China, los Río Orinoco, Río Caroní, Ayacucho y Carabobo, como no se cancelaron los pagos respectivos ahora navegan para la nación asiática, pero con bandera de Hong Kong, transportando el petróleo venezolano sin beneficio para Venezuela.

Y todavía hay más…Pescalba

El informe, al cual tuvo acceso el redactor de este blog, apunta que dos atuneros de origen ruso y revendidos por Cuba a Venezuela por 30 millones de dólares a la empresa Pescalba, no están funcionando, de uno de ellos se desconoce el paradero, y el otro, de nombre Simón Bolívar,  estuvo en el Ecuador sin operar por lo que se tuvo que pagar 50 mil dólares de estacionamiento. Fue remolcado y ahora se hunde en Dianca, donde ha sido desvalijado internamente. Nunca estuvo operativo y Pescalba ni siquiera lo tiene entre sus registros.

Ceval hundida

La empresa CEVAL fue  creada para traer ganado vacuno de Nicaragua, uno de sus barcos se hundió en la bahía de Puerto Cabello con 1.200 reses y otra embarcación, el Independencia 200, se está pudriendo en un muelle de DIANCA, y está totalmente inservible.

La flota «roja rojita» de PDVSA liquidada

En PDVSA y sus empresas “marineras” (PDV-Lago; PDV-Marina; PDV-Naval; PDV-Servicios), tienen desde hace 5 años casi todos sus remolcadores deteriorándose en DIANCA, la mayoría estaban operativos y fueron abandonados allí para poder justificar el alquiler de remolcadores privados, cuyo costo para la nación es de $250 mil mensuales, en todos los terminales petroleros del país.

La estafa náutica cubana

Las 20 lanchas “Hugo Chávez” pertenecientes a PDV-Servicios, fueron construídas en Cuba en conjunto con la compañía holandesa DAMEN. Estas naves están dañadas y permanecen totalmente inservibles.  De ellas 12 se encuentran en el Lago de Maracaibo y las 8 restantes en el terminal de Jose en Anzoátegui. Esta empresa holandesa estuvo en Venezuela asociada con el astillero militar de UCOCAR, de donde se fue por incumplimiento de pago.

Pese a que se invirtieron 70 millones de dólares en planchas de acero naval en Ucrania. Muchas de ellas están oxidadas en el patio del astillero.

All gobierno cubano también se le pagaron 60 millones de dólares para la repotenciación de una de las fragatas,  la General Salom (F-24). La repotenciación nunca se efectuó, pero el gobierno de Cuba no devolvió el dinero, alegando tenerlo como reserva o fondo para futuras reparaciones en el ramo. La F-24 está actualmente inservible.

Informes de inegenieros navales ponen de manifiesto la absoluta impericia de quienes realizaron los trabajos y reportan que los daños hechos al casco son irreparables.

Negociaciones con Brasil y China otra estafa 

Se invirtieron casi 200 millones de dólares en acuerdos y contratos con el gobierno de Dilma Russeff, en las reparaciones incompletas del patrullero de la Armada “Warao”, que había encallado en costas del Brasil. Ahora está “encallado” en la base naval de Puerto Cabello, deteriorándose y sin posibilidades de reparación.

Navaltech es la empresa que gestionó su remolque desde Brasil. Esta misma empresa cerró operaciones, pues tiene el contrato paralizado en DIANCA, por la repotenciación del submarino “Carite”.

El otro submarino, el “Sábalo”,  también entró al astillero con severos daños. No hay dinero para su repotenciación. Originalmente se iban a enviar a Alemania donde fueron construidos pero Chávez  decidió que se hiciera acá.

Canalizaciones sin dragas

La industria “estratégica” de Guayana, no produce acero naval (A/13B) ni aluminio grado naval (5086).

Las dragas del Instituto Nacional de Canalizaciones (INC),  la Río Orinoco y las del Lago de Maracaibo en conjunto con otras que operaban, ya no existen. El lugar ha sido tomado por una draga china que hace el trabajo en el canal del Orinoco, y descuenta su pago del famoso Fondo Chino.

La empresa Venavega, que sustituyó a la antigua CAVN (Compañía Anónima Venezolana de Navegación), tiene su flota de 3 barcos, inoperativos. El “José Leonardo Chirinos” y el “José María España” están anclados en DIANCA con daños de consideración que impiden su funcionamiento y su clasificación para operar en aguas internacionales. Esperan que se le sume a este cementerio el “Manuel Gual”.

¿Conferry o Sinferry?

Conferry ha sido noticia por el hundimiento reciente de sus barcos. Desde su expropiación parece ser el único “rumbo” seguro de estas costosas y útiles embarcaciones. En DIANCA se encuentra el Ferry “Virgen de Coromoto” inoperativo y además esperan el trasladado a remolque para el astillero de otros 2 ferrys  semihundidos, para alejarlo de la vista de la opinión pública.

Flota de CEMEX también cayó

CEMEX, antigua empresa de cementos ahora “Venezolana de Cementos” poseía una flota de 3 barcos (Icoa; Espartana; Icoa Urú), las tres embarcaciones están a la espera de un informe técnico para declararles  irrecuperables y enviarlos también para DIANCA.

Pese a los anuncios oficiales el panorama del sector no es nada halagador, algo preocupante en un país con tan extenso territorio marítimo y cuyas exportaciones de su casi único rubro productivo, el petróleo, salen por vía marítima. La palabra soberanía en este sector también es chatarra.

Con información de «La protesta militar» .

También le puede interesar:

El extraño mineral apetecido por China que tiene Venezuela

Con Raul Gorrín chavistas y opositores recibieron dinero del desfalco al país

Vea como Raúl Gorrín usó un edificio en Coral Gables para lavar dólares

 

Comentarios Facebook
Por MiamiDiario CP diciembre 14, 2018 11:10

La Chica Miami

Restaurante de la Semana