Perros lobo atacan a otras mascotas en Miami Beach y alerta a sus residentes

Por D. P. julio 23, 2019 18:12

Perros lobo atacan a otras mascotas en Miami Beach y alerta a sus residentes

Douglas Kincaid estaba paseando su collie, Sasha, a través de su vecindario de las Islas Normandas el domingo por la noche cuando algo que parecía un lobo vino corriendo a través de la calle. En un abrir y cerrar de ojos, el animal cerró sus mandíbulas alrededor de Sasha. Kincaid sólo podía gritar y tirar de la correa de Sasha mientras luchaba contra el enorme animal blanco por la vida de su perro.

Por Redacción Miami Diario

«Tenía una sensación surreal», dijo Kincaid, «como si estuviera en el desierto o algo así y un animal salvaje me atacara».

Un conductor que pasaba, Mark Ferguson, vio la conmoción y saltó de su coche para ayudar a romper lo que él pensaba que era una pelea de perros. Sólo cuando se acercó vio que uno de los animales no era un perro común y corriente.

No era un lobo, no exactamente. Era un perro lobo: parte lobo, parte perro y propiedad de un hombre de la zona que se considera embajador animal. Había atacado a un perro una vez anteriormente, y lo volvería a hacer esa noche, poco antes de que Ferguson y Kincaid finalmente liberaran a Sasha y la policía llegara para investigar. Entonces el perro lobo vagaba por el vecindario durante horas, y Servicios para Animales se negaba a responder hasta que el animal hubiera sido capturado.

El extraño incidente ha reavivado el debate sobre si Miami Beach debe seguir permitiendo a los residentes tener perros lobo. Bajo la ley de la Florida, cualquier híbrido que sea hasta un 75 por ciento lobo es considerado un perro y por lo tanto es legal poseerlo. El Condado de Miami-Dade sigue la ley estatal a pesar de hacer cumplir una prohibición sobre los pit bulls. Los residentes de las Islas Normandas han organizado una reunión esta noche para discutir el «asunto del lobo» con la policía. Como sucedió después del ataque anterior, están presionando para que se prohíba.

Sasha in happier times.

Servicios para Animales, mientras tanto, ha abierto una investigación sobre si el perro lobo debe ser clasificado como un perro peligroso. Pero Luca Lavieri, que con su novia es la dueña del animal, Eva, dice que ya la ha trasladado, junto con el otro perro lobo de la pareja, Lupin.

«Ya no se quedarán en la zona», dice Lavieri. «No es por la seguridad de los seres humanos, porque sabemos que nadie ha sido atacado. El problema es que ha sido un poco agresiva con otros perros».

La primera vez que Eva fue «un poco agresiva» fue en marzo de 2018, mientras que Donna Stoner caminaba con su beagle, Brady, y Lavieri caminaba con Eva. El perro lobo se soltó de la correa, le arrebató a Brady y lo arrojó de un lado a otro. Un vecino salió corriendo de su casa y golpeó a Eva con una escoba hasta que soltó al beagle. Brady necesitó más de 60 puntos para tratar sus heridas.

Los vecinos estaban desconcertados por el ataque. La familia Stoner quería que los perros lobos se fueran del vecindario, pero abandonó el asunto después de que Lavieri pagara las cuentas por el cuidado de Brady. Lavieri, que mantiene una cuenta Instagram para sus perros lobos, insistió en que sus mascotas no eran más peligrosas que otros perros y que sus vecinos estaban siendo discriminatorios.

Lavieri said his wolfdogs are no more dangerous than other dogs.

Eva, mientras tanto, regresó sola a su jaula alrededor de las 5 de la mañana del lunes. Lavieri dice que estuvo despierto toda la noche preocupado y se sintió aliviado de que los dos perros atacados sobrevivieran. Dice que está trasladando a sus perros lobos a un santuario «para la paz mental de toda la gente de alrededor».

Esa es una buena noticia para Kincaid y Seagle.

«No creo que un animal con un porcentaje de vida silvestre deba estar en un área poblada con otros perros,» dice Seagle, «especialmente si sigue saliendo.»

Fuente: Miami News Times

Comentarios Facebook
Por D. P. julio 23, 2019 18:12

La Chica Miami

Restaurante de la Semana