Pentágono confirmó muerte de general Soleimani en ataque aéreo, Irán amenaza con «fuertes represalias»

Por MiamiDiario CP enero 3, 2020 08:36

Pentágono confirmó muerte de general Soleimani en ataque aéreo, Irán amenaza con «fuertes represalias»

El Pentágono confirmó la muerte del jefe de la fuerza de élite Quds y arquitecto de la creciente influencia militar de Irán en Oriente Medio, general de división iraní Qassem Soleimani, en un ataque aéreo en el aeropuerto de Bagdad.

Por Redacción MiamiDiario

El presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó el ataque contra el general iraní Qasem Soleimani -líder de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán- y contra Abu Mehdi al Muhandis, el número dos de las Fuerzas de Movilización Popular (Hashd al Shaabi), quienes murieron en Bagdad como producto de una acción «para la protección de personal de EE. UU. en el extranjero», dijo el Pentágono en un comunicado este jueves (02.01.2020).

El Pentágono informó que el ataque en el que murieron el vicepresidente de las milicias chiíes iraquíes Multitud Popular (FMP), un grupo paramilitar respaldado por Teherán , Abu Mahdi al Mohandes, y Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, en Bagdad buscaba «disuadir» futuros planes de Irán.

En total, el ataque dejó ocho víctimas mortales, entre las que estaba también el yerno de Soleimani, que no fue identificado por su nombre, dijo un responsable de las FMP.

El asesinato de Soleimani supone una dramática escalada de la “guerra en la sombra” sostenida entre Irán y Estados Unidos y sus aliados, principalmente Israel y Arabia Saudí, que podría desencadenar una espiral de ataques “ojo por ojo”.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, prometió una dura venganza.

Desarrollaba planes en contra de EEUU

El ataque y cualquier posible represalia de Teherán podrían avivar un conflicto que salpica a toda la región y poner en peligro a las tropas de Estados Unidos en Irak, Siria y otros países. En las dos últimas décadas, Soleimani había creado una red de poderosas milicias armadas que se extendía hasta Líbano, a las puertas de Israel.

Soleimani “estaba desarrollando activamente planes para atacar a diplomáticos y militares estadounidenses en Irak y en toda la región”, señaló el Departamento de Defensa, que también acusó al general de aprobar las orquestadas y violentas protestas en la delegación diplomática estadounidense en Bagdad el martes.

Trump, que está de vacaciones en su centro turístico en Palm Beach, Florida, tuiteó la imagen de una bandera de Estados Unidos.

Soleimani el arquitecto de la guerra

La muerte del general Qasem Soleimani, considerado como «el segundo hombre más poderoso de Irán» – solo por detrás del mismísimo ayatolá Ali Jamenei-, promete encender aún más la tensión entre EEUU e Irán. Porque su muerte, en un «bombardeo selectivo» estadounidense, no es como la ejecución de otros «enemigos de EEUU».

Soleimani ha sido la «mano ejecutiva» de la expansiva política de influencia iraní en Oriente Medio, una figura pública muy reconocida en Irán y cercana a a Jamenei.

Para muchos parecía invencible, omnipotente y omnipresente, «la mano negra» detrás de muchos conflictos en la región. El general Soleimani era el oficial iraní que ha estado remodelando Oriente Medio para que encaje en los intereses de la República Islámica.

Al frente de las brigadas de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, el general Soleimani ha dirigido la guerra de Assad en Siria y el avance de las milicias chiíes contra el autoproclamado Estado Islámico en Irak, donde finalmente encontró la muerte en un bombardeo selectivo de EEUU.

Soleimani era considerado fuerza terrorista no solo por EEUU, sino también por la UE, que el 8 de enero de 2019 lo declaró «persona que ha intervenido en actos terroristas». La tensión entre el oscuro general y los estadounidenses viene de lejos.

Sin embargo, este ataque es solo el último capítulo de una peligrosa escalada de tensión entre EEUU e Irán, la peor de los últimos años.

Medida disuasiva

Irán se ha visto envuelto en un largo conflicto con Estados Unidos que se intensificó bruscamente la semana pasada con un ataque a la embajada de Washington en Irak por parte de milicias proiraníes después de un ataque aéreo estadounidense a la milicia Kataib Hizbolá, fundada por Muhandis.

“Por orden del presidente, las fuerzas armadas de EEUU han tomado medidas defensivas resolutivas para proteger al personal estadounidense en el extranjero matando a Qassem Soleimani”, dijo el Pentágono en un comunicado.

“Este ataque tenía como objetivo disuadir los futuros planes de ataque de Irán”, añadió.

Respuesta iraní

Irán prometió “fuertes represalias” tras el ataque de Estados Unidos que mató al general de mayor rango de Teherán, quien era además el arquitecto de sus intervenciones en Oriente Medio, cerca del aeropuerto de Bagdad. El incidente disparó las tensiones entre las dos naciones rivales.

Irán llamó a consultas al encargado de negocios de Suiza, que representa los intereses estadounidenses en el país, para protestar por el asesinato. El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, calificó el ataque de “un acto de terrorismo de Estado y una violación de la soberanía de Irak”.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, se refirió a Soleimani como “la cara internacional de la resistencia”. Además, declaró tres días de luto por la muerte del general.

Jamenei dijo que una dura venganza espera a los “criminales” que mataron a Soleimani y que su muerte, aunque amarga, duplicaría la motivación de la resistencia contra Estados Unidos e Israel.

“Todos los enemigos deben saber que la yihad de la resistencia continuará con una doble motivación, una victoria definitiva espera a los combatientes en la guerra santa”, dijo Jamenei en una declaración transmitida por la televisión estatal.

Con drones

Representantes estadounidenses, hablando bajo condición de anonimato, dijeron que Soleimani había muerto en un ataque con drones. La Guardia Revolucionaria de Irán dijo que el general murió en un ataque de helicópteros estadounidenses.

El incidente ocurrió cerca de la terminal de carga luego de que el general iraní bajó de su avión y entró en un auto con al-Muhandis y otros, señaló un alto funcionario de seguridad iraquí, que agregó que Soleimani venía de Líbano o Siria.

Soleimani, de 62 años, fue el objetivo del ataque ejecutado por un dron estadounidense el viernes en una carretera de acceso al aeropuerto de la capital iraquí, explicó un funcionario estadounidense.

Los grupos paramilitares iraquíes dijeron que tres cohetes impactaron en el Aeropuerto Internacional de Bagdad, matando a cinco miembros de los grupos iraquíes y a dos “invitados”.

Según el comandante de la milicia local, Abu Muntathar al-Hussaini, “Soleimani y Abu Mahdi al-Muhandis iban en un vehículo cuando este fue alcanzado por dos misiles guiados lanzados desde un helicóptero americano mientras se dirigían al área de llegadas desde la carretera que conecta con el aeropuerto de Bagdad”.

Los cohetes cayeron cerca de la terminal de carga aérea, quemando dos vehículos y matando e hiriendo a varias personas.

Los cuerpos de Soleimani y al-Muhandis quedaron destrozados, según funcionarios de las DMP. Un político de alto rango apuntó que el general fue identificado gracias a un anillo.

Salir de Iraq

Estados Unidos pidió a sus ciudadanos que salgan de Iraq “inmediatamente”. La embajada en Bagdad, que fue atacada por milicianos respaldados por Irán y otros manifestantes a principios de semana, está cerrada y todos los servicios consulares quedaron suspendidos, señaló el Departamento de Estado.

En Iraq hay aproximadamente 5.200 soldados estadounidenses que colaboran en la formación de las fuerzas locales y en la lucha contra el grupo extremista Estado Islámico.

Escalada de tensiones

La operación se produjo al inicio de un año en el que el dirigente enfrentará tanto su juicio político en el Senado como la campaña para su reelección en noviembre. El incidente supone además un punto de inflexión para Oriente Medio y un drástico cambio en la política de la Casa Blanca hacia Irán luego de meses de tensiones.

Teherán derribó un dron militar estadounidense y detuvo a barcos petroleros el año pasado. Además, Estados Unidos culpa a Irán de varias agresiones a buques cisterna, así como de un ataque en septiembre contra la industria petrolera de Arabia Saudí que provocó la reducción temporal de su producción a la mitad.

Las tensiones derivan de la decisión adoptada por Trump en mayo de 2018 de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear entre la República Islámica y las potencias mundiales durante el gobierno de su predecesor, el expresidente Barack Obama.

Congreso no fue consultado

La presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, advirtió que la “máxima prioridad” era proteger las vidas y los intereses estadounidenses, pero “no podemos poner en riesgo las vidas de soldados, diplomáticos y otros estadounidenses por realizar acciones provocadoras y desproporcionadas”. El Congreso no fue consultado sobre la operación, añadió exigiendo que se informe “de inmediato” sobre la situación y los próximos pasos.

Los aliados de Trump, por su parte, se apresuraron para elogiar la acción. “Al gobierno iraní: Si quieren más, tendrán más”, tuiteó Lindsey Graham, senadora republicada por Carolina del Sur.

Restaurar poder de disuasión

El asesinato tensará más la relación con el ejecutivo de Bagdad, que tiene una estrecha relación tanto con Washington como con Teherán. El primer ministro iraquí, Adel Abdul-Mahdi, calificó el incidente de “agresión a Irak” y un “flagrante ataque a la dignidad de la nación”, y convocó una sesión parlamentaria de urgencia para tomar “las medidas necesarias y apropiadas para proteger la dignidad, seguridad y soberanía” del país.

Yoel Guzansky, un experto en Irán del Instituto Nacional de Estudios Estratégicos, un prestigioso centro de estudios de Tel Aviv, señaló que el ataque restauró el poder de disuasión de Estados Unidos en Oriente Medio.

“Creo que los iraníes están sorprendidos ahora. Los rusos, los chinos, nadie creía que Trump haría eso”, afirmó señalando que es probable que, en el corto plazo, Irán responda a Estados Unidos o a sus aliados, posiblemente contra Israel. Pero en el largo plazo, la pérdida de Soleimani debilitará las capacidades de la República Islámica en la región, agregó.

Reacciones

Rusia ha condenado el asesinato Soleimani y pronosticó un aumento de la tensión en Oriente Medio. «El asesinato de Soleimani (…) lo vemos como un paso aventurero que conducirá a un aumento de la tensión en toda la región».

Por su parte, el jefe del comité de Asuntos Internacionales del Senado ruso, Konstantín Kosachov, aseguró que parece una “venganza” por el asalto a la embajada de su país en Bagdad y pronosticó nuevos enfrentamientos entre Estados Unidos y los radicales chiíes. “Me gustaría equivocarme, ya que las guerras con fáciles de empezar, pero difíciles de acabar”, dijo.

China, en cambio, hizo un llamado a la moderación. “Instamos a las partes relevantes, especialmente a Estados Unidos, a que mantengan la calma y ejerzan moderación para evitar una mayor escalada de las tensiones”, dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, en una reunión informativa diaria para la prensa. “China siempre se ha opuesto al uso de la fuerza en las relaciones internacionales”.

Irán, China y Rusia realizaron ejercicios navales conjuntos en el Océano Índicoy el Golfo de Omán la semana pasada y el ministro de Relaciones Exteriores iraní visitó Beijing a principios de esta semana.

El Reino Unido también llamó a la calma, aunque mostró su rechazo hacia la política del régimen iraní. El ministro de Asuntos Exteriores Dominic Raab dijo que Londres “siempre ha reconocido la amenaza agresiva” que representan Soleimani y su Fuerza Quds, pero aclaró: “Tras su muerte, instamos a todas las partes a que desescalen. Un mayor conflicto no es de nuestro interés”.

 Francia se mostró más crítica ante el hecho. Amelie de Montchalin, secretaria de Asuntos Europeos, dijo que el asesinato del alto comandante militar iraní ha hecho que el mundo sea “más peligroso”.

 melie de Montchalin, secretaria de Asuntos Europeos, dijo que el asesinato del alto comandante militar iraní ha hecho que el mundo sea “más peligroso”. La funcionaria anticipó a la radio RTL que el presidente Emmanuel Macron consultaría pronto con “los actores de la región” en las próximas horas.

“En este tipo de operaciones, cuando vemos que se está produciendo una escalada, lo que queremos por encima de todo es estabilidad”, dijo Montchalin. La funcionaria anticipó a la radio RTL que el presidente Emmanuel Macron consultaría pronto con “los actores de la región” en las próximas horas.

Según la agencia estatal de noticias SANA, el régimen sirio, aliado de Teherán, acusó a Washington de intentar alimentar el conflicto en el Medio Oriente. “Esta cobarde agresión estadounidense… solo fortalecerá la determinación de seguir el camino de los líderes mártires de la resistencia”, dijo un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Por su parte, Israel comenzó a tomar medidas para protegerse de una posible represalia en su contra.

Los precios del petróleo subieron 3 dólares tras las noticias.

Fuente El Político / Infobae

También le puede interesar

El vídeo del canto feminista versionado hacia una crítica a los regímenes comunistas

Encuesta de Florida muestra a Joe Biden por delante del presidente Donald Trump

Estados Unidos estudia nuevas sanciones contra la dictadura cubana para el 2020

 

Loading...
Por MiamiDiario CP enero 3, 2020 08:36

La Chica Miami

Restaurante de la Semana