BID Invest: ¿Cómo hacer que los Objetivos de Desarrollo Sostenible sean más significativos para el sector privado?

Por MiamiDiario CP agosto 22, 2019 16:19

BID Invest: ¿Cómo hacer que los Objetivos de Desarrollo Sostenible sean más significativos para el sector privado?

Finalizada la Semana de la Sostenibilidad 2019 de BID Invest en junio, discutimos algunas conclusiones clave para el sector privado sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esto fue lo que encontramos.

Por Alessandro Maffioli, Paula Peláez  y Norah Sullivan

Una de las cifras más citadas durante la Semana de la Sostenibilidad 2019 fueron los US$2,5 billones referidos a la brecha financiera anual estimada que debe cubrirse para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a 2030, tan solo en los países en vías de desarrollo.

Si bien esta cifra nos da una idea de la magnitud del desafío que encaramos, es útil bajar este número a tierra para hacer de los ODS algo más tangible para los actores del sector privado. ¿Qué significan para ellos los ODS y cómo pueden contribuir a estos objetivos de manera significativa?

Para hacerlo, nos gustaría resaltar tres puntos clave que se hicieron eco en las conversaciones sobre los ODS en nuestro reciente evento Semana de la Sostenibilidad 2019 en Ciudad de Panamá.

  1. Tener un caso de negocio fuerte importa

Para empezar, un caso de negocios debe ser sólido para las empresas. Esto permite internalizar verdaderamente la sostenibilidad e integrar un enfoque de ODS en las operaciones comerciales centrales.

Como explicaron los panelistas Luis Carlos Rodríguez y Michelle Espinach, de Banco Promerica Costa Rica, esto significó “predicar con el ejemplo” no solo incorporando prácticas como la eficiencia energética en todas las operaciones corporativas, sino también la sostenibilidad y un lente de ODS en su negocio principal de préstamos a las pequeñas y medianas empresas (PyME). A su vez, el banco apunta a medir el impacto de sus préstamos a las PyME en línea con los ODS, en especial aquellos relacionados con el trabajo decente, la igualdad de género, la acción climática y el acceso a energía limpia y asequible, así como construir una cartera sostenible que genere más valor de negocios.

De manera similar, para compañías como Swiss Re que están en el negocio de la gestión de riesgos, el vínculo entre los ODS y su negocio principal es claro, especialmente cuando se trata del cambio climático. Por ejemplo, el panelista Rubem Hofliger compartió cómo bajo la política de carbón de Swiss Re, la compañía no proporcionará servicios de seguros y reaseguros a empresas con más del 30% de exposición al carbón térmico. En cambio, se están enfocando en nuevas oportunidades en la mitigación y adaptación del cambio climático y las energías renovables.

Otro elemento clave del argumento comercial para la sostenibilidad, propuesto por Banco Promerica, y válido para las empresas en todos los sectores, es la capacidad de atraer y retener a los empleados millennial, quienes cada vez esperan un mayor sentido de propósito por parte de sus empleadores. Del mismo modo, Andrea Pradilla, de Global Reporting Initiative, enfatizó otros impulsores para el compromiso de los ODS, incluidas las tecnologías que están transformando los modelos de negocios, la necesidad de que las empresas respondan a las políticas públicas y regulaciones que fomentan la sostenibilidad, y el aumento de demanda del mercado para inversiones sostenibles.

  1. Sigue siendo un desafío incorporar más los ODS

Un segundo punto clave es que mientras las compañías en América Latina y el Caribe están haciendo un balance y reconociendo la oportunidad estratégica de los ODS, la integración más profunda sigue siendo un desafío. Durante un taller centrado en los ODS, se preguntó a los participantes sobre el nivel actual de compromiso de su organización con estos objetivos globales. Mientras que el 98% de los 46 encuestados dijeron que estaban comprometidos con los ODS, casi la mitad dijo que este compromiso todavía estaba en un nivel superficial. Esto podría significar un conocimiento básico de los ODS dentro de la compañía o una alineación suelta del negocio con diferentes objetivos.

Curiosamente, cuando se les preguntó sobre sus principales motivaciones para comprometerse con los ODS, el 46% citó razones operativas y estratégicas relacionadas con la mejora de la eficiencia operativa a largo plazo y la mitigación del riesgo de la cadena de suministro.

Esta instantánea de nuestro taller también refleja tendencias más amplias. Por ejemplo, una encuesta global a 250 compañías llevada a cabo por el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD por sus siglas en inglés) en 2018 encontró que si bien el 78% ha realizado esfuerzos para identificar los ODS prioritarios, solo el 44% ha profundizado al analizar la relación entre los ODS y su estrategia corporativa, y el 40% realmente ha integrado los ODS en una estrategia.

  1. Se necesitan mediciones para poder gerenciar

Finalmente, además de los informes y la medición del impacto, es el aspecto de gestión lo que cuenta. Para las empresas, esto significa comprender sus oportunidades de impacto (tanto positivas como negativas) y priorizar los objetivos de los ODS de acuerdo con ello, demostrando el impacto logrado a través de una medición sólida y utilizando la información de impactos para informar y mejorar la estrategia de negocios y la toma de decisiones.

Completar este círculo es un desafío para muchas empresas, como se refleja en nuestro taller ODS. Cuando se les preguntó acerca de las principales dificultades que enfrentan los participantes en la implementación de los ODS, la principal razón fue la falta de experiencia interna sobre cómo seleccionar un marco de medición adecuado y realizar un seguimiento de los indicadores relevantes.

En última instancia, si bien el interés creciente en los ODS dentro del sector privado de la región es prometedor, la transición del interés a la acción significativa debe acelerarse. Y rápido. Por ello, ayudar a nuestros clientes a comprender el caso de negocio de los ODS para su empresa o industria, integrar los ODS en sus prioridades estratégicas y operativas, y medir sus contribuciones a estos objetivos son prioridades principales de BID Invest.■

Sobre los autores:

Alessandro Maffioli es jefe de la División de Efectividad en el Desarrollo de BID Invest. Durante sus 12 años de experiencia en el Grupo BID, Alessandro ha coordinado diversos proyectos de evaluación de impacto para el desarrollo agrícola, tecnología e innovación, pequeñas y medianas empresas, y acceso al crédito. Previamente, trabajó durante cinco años en el Centro de Estudios Latinoamericanos y Economías de Transición de la Universidad de Bocconi, donde se especializó en economía de la innovación y economía regional. Alessandro es doctor en economía de producción y desarrollo de la Universidad de Insubria, en Italia.

Paula Peláez es jefa de PyME (pequeñas y medianas empresas) y negocios sostenibles de BID Invest. Ha sido jefa en Business Call To Action (BCtA), plataforma del PNUD para incentivar modelos negocios innovadores entre empresas del sector privado que incorporen retorno en la inversión con impacto en el desarrollo. Ha sido gerente de programa en CARE Canadá y gerente de servicios de asesoría en la consultora BSR (Business for Social Responsability) de San Francisco, California. Tiene una maestría en estudios medioambientales y desarrollo sostenible por York University y grado de ingeniería industrial por la Universidad de Los Andes.

Norah Sullivan es oficial de efectividad en el desarrollo de BID Invest. Norah trabaja para extraer y difundir los resultados de las evaluaciones de impacto, estudios y proyectos del sector privado en América Latina y el Caribe, para resaltar los retornos sociales de las inversiones realizadas por nuestra organización. Antes de unirse a BID Invest trabajó en BID Lab, donde desarrolló proyectos para probar soluciones innovadoras que permitan fortalecer los ecosistemas empresariales, acelerar las empresas sociales y desarrollar habilidades de la fuerza laboral, así como productos de conocimiento sobre cómo las empresas pueden generar retornos sociales y financieros a través del emprendimiento corporativo.

Por MiamiDiario CP agosto 22, 2019 16:19

La Chica Miami

Restaurante de la Semana