El gerente de la ciudad de Miami renuncia bajo la presión del juego político

Por D. P. enero 17, 2020 15:01

El gerente de la ciudad de Miami renuncia bajo la presión del juego político

El gerente de la ciudad de Miami, Emilio González, renunció el jueves, tratando de tomar el camino más fácil, en lugar de enfrentar una comisión empeñada en que lo despidan y/o investiguen en lo que parece ser un trabajo de desprestigio vengativo y un juego de poder, protagonizado por el comisionado Joe Carollo, quien ha estado tratando de expulsarlo durante meses.

Por Redacción Miami Diario

Hace veintidós años, en 1998, el entonces gerente de la ciudad, José García-Pedrosa, fue despedido tres veces por el entonces alcalde Joe Carollo. La entonces comisión municipal -incluyendo al entonces comisionado Tomás Regalado- apoyó a García-Pedrosa y revocó la decisión dos veces. Pero el gerente no se opuso a ello la tercera vez y le pidió a la comisión que lo dejara ir para que la ciudad pudiera seguir adelante.

Avancemos  al jueves, cuando González -a quien se le negó la oportunidad de defenderse de las graves y «chabacanas» acusaciones hechas mientras estaba fuera, al lado de la cama de su esposa- presentó su renuncia el día antes de que su trabajo y su futuro se discutieran en una reunión especial de emergencia convocada después de que la última reunión terminara abruptamente, en una pelea política de gatos, antes de que empezara realmente.

En su carta de renuncia, González dijo que quería pasar más tiempo con su esposa de 41 años, que está muy enferma. Citó logros de los que se sentía orgulloso – bajas tasas impositivas y de criminalidad, altas calificaciones de los bonos – pero también dejó claro que no tiene que soportar el drama político.

«Muy tristemente, esta ciudad ha entrado en una nueva era. Las reuniones de nuestra comisión municipal se han convertido en un circo», escribió González. «Las discusiones políticas han dado paso a la política de destrucción personal. Como administrador de la ciudad y, más importante aún, como residente, creo que es mejor para nuestra ciudad que me retire de este espectáculo».

El alcalde Francis Suárez -quien trajo consigo a González cuando fue elegido en 2017 precisamente porque la experiencia del gerente se equilibró con su juventud- anunció la renuncia al final del día en una conferencia de prensa frente al edificio administrativo de la ciudad.

No había fecha efectiva para la salida de Emilio y esa parte abierta no le sentó bien a Carollo, quien votó en contra de González cuando Suárez lo contrató por primera vez y ha estado tratando de despedirlo casi desde entonces. Pero el impulso se calentó después de que se supo que Joe nunca sirvió realmente en el ejército, aunque dejó que la gente creyera que sí lo hizo. Culpa a González de haber avisado a los medios de comunicación sobre eso y de haberlo avergonzado.

Carollo pensó que tenía el apoyo que necesitaba para expulsar a González después de que su aliado, el ex senador Alex Díaz de la Portilla, fuera elegido comisionado en el Distrito 1 en noviembre. Doce días después de que ADLP prestó juramento – mientras González estaba de permiso familiar cuidando a su esposa enferma – Carollo hizo una movida para despedirlo el 12 de diciembre, diciendo que el gerente había falsificado un permiso para construir una terraza en su casa. Manolo Reyes ya estaba bebiendo el Kool Aid y, además, está molesto porque el gerente no le devuelve las llamadas ni le da el respeto que quiere. Pero Carollo necesitaba cuatro de los cinco votos y los comisionados Keon Hardemon y Ken Russell dijeron que querían darle al gerente la oportunidad de responder a las acusaciones de que González trató de encubrir una estructura no autorizada.

Como compromiso – porque Carollo es como un pitbull con sus fetiches – ellos votaron para pasar las acusaciones al inspector general para que las investigue.

Suárez, en otro movimiento estúpido que apuntaba a una carrera de un solo término, trató de bloquear esa investigación. Y nadie sabe a estas alturas si existe una. Ciertamente debería haberla. Porque nadie debería estar por encima de la ley. Y si González no lo hizo, debería ser el primero en recibir el escrutinio.

Sin embargo, Carollo podría muy bien estar mintiendo para obtener ganancias políticas. No es que sea nuevo en esto. ¿Recuerdas a Doral? Para Carollo, el fin justifica los medios. ¿Y no es una coincidencia que el Loco Joe haya recibido cinco violaciones del código en mayo por trabajar sin permiso en su casa de Coconut Grove? Ya sabes, en la que no vive (guiño, guiño)? Excepto que Ladra no cree en las coincidencias.

La semana pasada, mientras Hardemon estaba fuera del estrado, Carollo y sus dos votos cambiaron el orden de la agenda. Cuando Hardemon regresó, quiso, como de costumbre, escuchar las presentaciones de Rodney Barreto, sobre el Súper Tazón, y de González, sobre las acusaciones que se hicieron en su ausencia el 12 de diciembre. Nunca sucedió. Carollo y Díaz de la Portilla no lo dejaron ni siquiera hablar -el Decano incluso dijo que Hardemon estaba «fuera de servicio»- y luego DLP abruptamente pidió que se levantara la sesión, lo que Carollo apoyó. Reyes, por supuesto, fue el tercer voto.

El Decano DLP inmediatamente convocó una reunión de emergencia para el viernes para discutir el trabajo y el futuro del gerente, así como las llaves de la ciudad – y Ladra piensa que quieren quitárselo a Pitbull, el artista, porque le gustan algunos músicos cubanos. Otro déjà vu.

Carollo dijo a las cámaras de televisión el jueves por la noche que quiere que González se vaya inmediatamente. No se cree la «transición suave» que quieren el manager y Suárez. Eso, y los términos de la salida del manager, pueden ser el tema de la reunión del viernes, aunque González dijo que no va a asistir.

González -que ya tiene pensiones de Miami-Dade, donde fue director del Aeropuerto Internacional de Miami, y del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, donde fue director durante la administración de George W. Bush- probablemente recibirá un paracaídas de oro en Miami. Gana $277,000 al año y, como es costumbre, se espera que se le pague en un solo pago el tiempo de enfermedad y vacaciones no utilizado (los 31 días del año). Pero, ¿cuántas semanas recibirá como indemnización? ¿Cuánto de la contribución anual de $53.000 de la ciudad para su jubilación recibirá este año?

Ladra apostará, sin embargo, que no obtendrá el mismo trato que Larry Spring obtuvo cuando fue despedido como gerente de la ciudad de North Miami el miércoles – obteniendo 32 semanas de pago, un GMC Yukon 2020 con un valor de $45,000 y un iPad.

En Miami, Carollo probablemente hará un inventario de la oficina de Emilio. Es decir, si las cerraduras no han sido cambiadas ya.

Fuente: Political Cortadito

También te puede interesar:

¡Atención! Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. descubrió falla de seguridad de Windows 10

Conoce por qué Florida es el mejor lugar para quienes se retiran

Puerto de Miami marca nuevo record con casi 7 millones de pasajeros en 2019

Loading...
Por D. P. enero 17, 2020 15:01

CRISIS COVID-19

🌎 Mundo

1,424,734
Casos
81,919
Fallecidos
301,771
Recuperados

🇺🇸 USA

394,979
Casos
12,771
Fallecidos
21,674
Recuperados

REVISTA MIAMI DIARIO

La Chica Miami

Restaurante de la Semana