Intervención armada en Venezuela: ¿Necesaria pero incómoda?

Por MiamiDiario CP septiembre 17, 2018 14:05

Intervención armada en Venezuela: ¿Necesaria pero incómoda?

Los recientes pronunciamientos sobre la posiblidad de que los países democráticas acuerden una intervención en armada en Venezuela ha puesto en evidencia las diferencias de criterio que hay en torno a la búsqueda de salidas a la crisis del país caribeño.

Por  Cecilia Pachano/MiamiDiario

El Presidente Donald Trump ha manifestado en varias oportunidades que la intervención armada es una de las opciones que ha evaluado su gobierno.

El senador Marco Rubio, reconoció que aunque en un principio no fue partidario de esa opción, la agudización de la crisis lo llevó a cambiar de opinión por considerar que por considera a Venezuela una “grave amenaza a la seguridad y estabilidad regional”. En su más reciene artículo propone incluso “ayudar a reforzar las capacidades defensivas de Colombia en caso de conflicto”.

Incluso el exembajador venezolano, Diego Arria a su regreso de New York, donde asistió a la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU en la que se aplicó la Fórmula Arria para abordar la crisis venezolana,  adelantó que durante la próxima Asamblea General la posibilidad de una intervención armada en Venezuela, sería discutida por países demócratas.

Según Arria, en reuniones privadas que se realizarán en el marco de la Asamblea General de la ONU podría conformarse una fuerza multinacional para librar a Venezuela. No se descarta el uso de la fuerza.

Habla Almagro y arde troya

Pero lo que ha destado el debate fueron las recientes declaraciones del Secretario General de la OEA, Luis Almagro luego de visitar la frontera y verificar en el sitio la dimensión de la crisis creada por el éxodo masivo de venezolanos que huyen del hambre en su país.

«En cuanto a intervención militar para derrocar el régimen de Nicolás Maduro, creo que no debemos descartar ninguna opción«, comentó Almagro en una rueda de prensa en la localidad de Cúcuta, a pocos metros de la línea fronteriza con Venezuela, según reseña NTN24.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro (i), y el canciller de México, Luis Videgaray (d), participan durante la apertura de la 70ª Asamblea General de la OEA, lunes 4 de junio de 2018, en la sede del organismo en Washington, DC (EE.UU.). EFE

Como argumento para justificar su posición, Almagro aludió a las «violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad» cometidos por el gobierno venezolano.

Dijo además que la situación que vive el pueblo venezolano es resultado de las políticas del mandatario de la nación caribeña, y «hace que las acciones diplomáticas [para derrocarlo] estén en primer lugar, pero [que] no debamos descartar ninguna acción«.

Como era de esperar las declaraciones de Almagro desataron la furia del régimen venezolano que amenazó con denunciarlo ante la ONU.

«Venezuela denunciará ante la @ONU_es y otras instancias internacionales a @Almagro_OEA2015 quien de forma vulgar y grotesca ostenta la Secretaría General @OEA_oficial por promover la intervención militar en nuestra Patria y atentar contra La Paz de América Latina y el Caribe!», indicó la vicepresidenta del país, Delcy Rodríguez en su twitter.

El Ministro del Interior Nestor Reverol y la Vice presidenta Delcy Rodríguez/Archivo

Paralelamente la cancillería venezolana estaría  presionando a sus aliados en la OEA para que le exijan la renuncia.

Grupo en Lima…¿En bloque?

Para sorpresa de muchos una de las reacciones más desconcertantes fue la del Grupo de Lima.

A través de un comunicado emitido por la Cancillería de Perú, Once de los 14 Gobiernos que conforman el  Grupo de Lima expresaron este sábado su “preocupación y rechazo ante cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar en Venezuela”, según un comunicado conjunto suscrito por Argentina, Brasil, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

Esta es la primera vez que el Grupo de Lima y Almagro discrepan públicamente sobre Venezuela: por lo general, el secretario general de la OEA ha apoyado los gestos y las demandas de esa instancia hemisférica.

Lo que causó más desconcierto fue que Colombia, Canadá y Guyana, también parte del grupo, no suscribieron el documento.

Almagro ¿Aclara?

Luego de este comunicado el propio Luis Almagro salió a aclarar que malinterpretaron sus afirmaciones sobre la situación en Venezuela para cambiar el eje de discusión  y que su afirmación fue muy clara en la intención de agotar las vías diplomáticas .

«A partir de ahí algunas interpretaciones maniqueístas buscaron cambiar el eje de la discusión. Que hablamos de violencia, que éramos favorables a la intervención armada y no es cierto. Lo que hemos hecho todos estos años es defender los  derechos humanos y diplomáticos. Sería un infantilismo caer en esa provocación», aseguró el secretario.

Reacciones encontradas

La vacilante posicion del hemisferio en relación a la opción intervencionista provocó reacciones a favor y en contra. El debate encontró en las redes sociales su mejor foro.

Para Diego Arria la Declaración del Grupo de Lima envalentonarà al narcoregimen venezolano pue le da carta blanca a Maduro para aplastar la disidencia. A su juicio se le da luz verde a la narco tiranía militarizada para aumentar sin límites la violencia y la destrucción. «Declaraciones similares costaron cientos de vidas y sufrimiento en Bosnia, Ruanda. Aumenta nuestra tragedia».

Por su parte la Gran Alianza Nacional, GANA, organización venezolana que preside el Enrique Aristeguieta Gramcko, lamentó el contenido del último comunicado del Grupo de Lima, puesto que «en nada ayuda al pueblo venezolano a liberarse de la dictadura castrista-madurista».

GANA considera que la reciente declaración Grupo de Lima, «condena al pueblo venezolano a seguir sometido a la tiranía de Maduro. Pareciera que el Grupo de Lima está más interesado en cumplir formalidades sin sentido que en ayudar a los venezolanos a solucionar la crisis humanitaria. Hubiera sido preferible no decir nada», expresa la nota de prensa de GANA.

«Los países del Grupo de Lima pagarán muy caro su error, puesto que con su actitud están catapultando el éxodo de millones de venezolanos, que irán a buscar refugio en esos mismos países», asegura GANA.

«Es más fácil promover la salida de Maduro, mediante una intervención militar, plenamente justificada en nuestra Constitución, que alimentar a millones de hambrientos que pronto tocarán sus puertas», finaliza diciendo la nota de GANA.

Posición contraria expresó Human Right Watch por vía de José Miguel Vivancos, para quien la intervención militar de cualquier naturaleza «no es una alternativa». «Celebro este importante pronunciamiento del Grupo de Lima sobre la necesidad de promover una salida a la dictadura en Venezuela siempre dentro del derecho internacional», escribió en su Twitter.

El tema sigue siendo una «papa caliente». Aunque todos coinciden en que la mejor opción es la vía diplomática con una salida negociada, la poca disposición al diálogo mostrada por el régimen venezolano hace que pocos crean en que la misma es factible.
Lo que daría fuerza a la intervención, pero según las informaciones oficiosas ni siquiera en el seno del Departamento de Estado hay consenso entorno a esa opción, pues se teme un escenario como el que se vivió en Irak o Siria.
En el resto de las naciones del hemisferio el temor es que el respaldo a una intervención en Venezuela pueda abrir la «caja de pandora» y el hemisferio regrese a la época del «gran garrote«, especialmente por que muchos de sus círculos de poder están conscientes de los entramados de corrupción que hay en sus naciones y que podría hacerlas candidatas a una acción similar en el futuro.
Mientras el régimen venezolano no parece dispuesto a realizar ninguna modificación a sus políticas por lo que las masas de venezolanos hambrientos que huyen continuará en una estampida que amenaza con colapsar al continente.
Comentarios Facebook
Por MiamiDiario CP septiembre 17, 2018 14:05

La Chica Miami

Restaurante de la Semana