Alfonso M Becker: La Unión Europea  es “nada” sin Estados Unidos

Por MiamiDiario CP junio 3, 2019 08:18 Updated

Alfonso M Becker: La Unión Europea  es “nada” sin Estados Unidos

El Reino de España, muy a pesar de la pobreza intelectual de su ralea política, es una envidiable monarquía parlamentaria que lo tiene todo para competir con cualquier Estado democrático-liberal del llamado Occidente judeocristiano.

Por Alfonso M Becker

Muy pocos saben que cuando España mira hacia Latinoamérica no ve un continente con futuro sino un simple espejo que refleja lo que fuimos en el pasado; con gente de ahora que escenifica un presente surrealista donde el crimen organizado y los Gobiernos apenas se diferencian; o casi siempre son la misma cosa…

En cambio, todo el mundo sabe que España es un país serio que,  dentro de sus posibilidades dinerarias, es un gran aliado militar de los Estados Unidos, pertenece a la Unión Europea;  presumimos de un crecimiento económico sostenible,  y nos permitimos incluso el lujo de la crítica feroz señalando a Bruselas como la causa de todos los males.

En líneas generales, los españoles sabemos hablar y escribir bien en español, y con esto no quiero decir que lo hagamos mejor que el resto de la grandiosa comunidad hispanoparlante en todo el planeta.

Eso sí… personalmente, un sexto sentido poético me invita a presumir que la musicalidad del castellano en España gana por goleada al resto de los humanos que se expresan en español por estos mundos de Dios…

Sé que es ridículo… que no es bueno parecerse a los ingleses y a su decadente  “english with London accent”,  pero así es  la Unión Europea que se derrumba a pasos de gigante… Un club de millonarios, el más grande del planeta; con cierto nacionalismo de opereta y un establishment  decadente que hunde a los europeos en su propia mierda.

La  Alemania de hoy,  patéticamente antiamericana y con un antijudaísmo alarmante, parece intentar una imposible versión “nibelung” de una  foreign policy a gusto de los idiotas como Angela Merkel que diseñaron la política de “puertas abiertas al moro”.

No escarmientan, todavía insisten los descerebrados del Bundestag en su ingeniería migratoria para la mano de obra barata que requieren sus fábricas de coches de los que “están tan orgullosos” pues así se lo gritaron al vicepresidente americano Mike Pence para mofarse de él echándole en cara el  “cómo es posible que un Mercedes de lujo sea un peligro para la seguridad nacional americana, ja, ja ja”

La orgía interminable…

Pero la realidad es otra muy distinta a la que se refleja en el discurso de los mercachifles hedonistas; los demagogos de salón  que ni siquiera reaccionan cuando los ingleses se apartan, aterrorizados,  de la pocilga política de Bruselas.

La élite de Bruselas han perdido por completo el sentido de la geografía y desde su confortable “cama redonda” solo pueden elaborar políticas pornográficas al modo de una socialdemocracia podrida desde su génesis tras la Segunda Guerra Mundial.

Digo socialdemócratas por no decir demócrata-cristianos ya que la gente guapa de Bruselas ha decidido machacar el cristianismo y la reconstrucción de Europa tiene todo menos democracia liberal en su máxima expresión.

Corrompida  y con olor a cadáver judeocristiano que ya no sirve ni para una búsqueda infructuosa que permita establecer el quiénes somos y el hacia dónde vamos,  para así tratar de dilucidar si es cierto que la Unión Europea es un milagro geopolítico  o si  -por el contrario- solo se trata simplemente de un paciente terminal;  un enfermo agónico incapacitado incluso para ejercitar la realpolitik.

Où se trouve la France ? …  Perdonen, pero Francia ya no es Francia… No existe.  Dicen los graffiti por todo París que sus dirigentes políticos son una  “pandilla de putas y maricones decadentes” que han permitido la islamización de la France  perfectamente sincronizada por un aparato islamista de guerra que se ha sumado a los enemigos de Washington por la competencia global.

La quema de casi todas sus iglesias francesas  y el incendio (aún sin explicar) de la Catedral de Notre Dame, son solo un pequeño aperitivo de la crónica de un hundimiento anunciado de la Francia católica cohesionada en torno a su idea de república.

Los asesinatos de curas y las masacres de judíos a manos de criminales mahometanos, describen lo cotidiano y ningún Gobierno de amanerados franceses puede ocultarlo ya.

Al igual que en Alemania, los ataques contra los judíos son el “escalofrío” cotidiano de una Europa a punto de colapsar.

Las fronteras artificiales de la Unión Europea se han confundido de mala manera con la laca de uñas de Federica Mogherini, las bragas posmodernas de Angela Merkel  y el andrógino color del lápiz labial de la presidenta del CDU,  Annegret Kramp-Karrenbauer…

Desengáñate, Emmanuel Macron, no expreses mariconadas rechazables, no puedes con ellas, chico de terciopelo, son más guapas que tú, pedazo de idiota,  y llevan el sexo a flor de piel…  Es decir, que follan como condenadas porque intuyen que la vida son dos días;  y si eres pobre, que te den por el culo, chaleco amarillo…

Es mejor apartar al príncipe Harry de este puterío; así que vámonos ahora mismo…

La tremenda frivolidad que ha determinado la espantada de los británicos y la polifacética dramaturgia desplegada para su Brexit, nos lleva irremediablemente a pensar que su Graciosa Majestad quiere salvar a sus nietos, sobre todo al príncipe Harry,  de una  Sodoma y Gomorra en el horizonte de Bruselas.

¡Qué asco!  Es el mito etiológico y moral de una Unión Europea que nace en putrefacción y que está destinada a morir… La Unión estaba maldita mucho antes de haber nacido porque Europa fue capaz de engendrar una Alemania nacional socialista autora del más terrorífico genocidio de la historia moderna.

La  Alemania de ahora, de un hedonismo pervertido y nauseabundo, es capaz de advertir sin anestesia, a través Felix Klein, comisionado alemán contra el antisemitismo  que “es conveniente que los judíos no lleven kipá en Alemania porque crecen cada día los ataques a los hebreos”…

La élite alemana no es otra cosa que un engendro posmoderno que se ufana de un pacifismo de salón mientras los marines americanos protegen Europa…  ¿Qué vendrá después?, ¿que los cristianos no lleven su cadenita y su crucifijo?

Mientras tanto, las estadísticas en Europa sobre los crímenes islamistas se compila y se contempla en los laboratorios de ideas políticas de New York… Bruselas los oculta todo mintiendo y asegurando que los ataques a los judíos son obra de la extrema derecha…

Lo verdaderamente inquietante es que la élite europeísta culpa a las redes sociales de este aumento de crímenes antisemitas, mientras los eruditos y los estudiosos de todas las universidades del mundo advierten que los “asesinos mahometanos infiltrados” son los verdaderos autores del hundimiento moral de Europa.

Y las fronteras  del llamado “extranjero próximo”, por los rusos,  han sido entremezcladas  por el Kremlin, adrede, sin respeto alguno por la geografía, dejando claro que la élite europea es doblemente peligrosa para nuestra cultura judeocristiana.

Primero,  porque nos quieren hacer creer que ellos no está implantando una dictadura de pensamiento único ocultando los crímenes del Islam en Europa.  Así que el Estado democrático-liberal post-histrórico  ya no es posible para los cristianos europeos, ni siquiera en un hipotético escenario de unos Estados Unidos de Europa para el futuro…

Segundo, porque la élite bruselense ya no reconoce a los cristianos y a los judíos de Europa como seres humanos dignos a los que debe conceder y proteger sus derechos fundamentales, a saber, el derecho a la vida, a la propiedad, a la libertad y a la igualdad.

Bruselas ha creado una aberrante monstruosidad islamizada que mata judíos europeos, sean niños, mujeres o ancianos hebreos; que contradice la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pisoteando los derechos básicos de los europeos, que son el único cimiento viable para asentar el futuro de una Europa Unida, poderosa económicamente y militarmente fuerte.

¿Cómo puede el establishment europeo referirse a Venezuela si su casa está sin barrer?  A los políticos de Bruselas no les conmueve que los criminales narcotraficantes que gobiernan desde Caracas roben toda la riqueza de los venezolanos y la compartan con las dictaduras enemigas de Washington.

Reconozco  -sin embargo- que la exquisitez poética, atribuida a los alemanes  aún no se contempla como valor de cambio en una sociedad de aberrantes espectáculos políticos donde el “parecer” se ha impuesto al “ser”…

Sociedad latinoamericana donde los asesinos más despiadados pertenecientes al crimen organizado se hacen llamar “revolucionarios” bolivarianos o cubanos, controlando y dirigiendo un Gobierno como cualquier otro cártel de la droga caribeño.

El Islam de la Triple Frontera que apenas se vé…

Hay cierta corriente intelectual  en el variopinto y rico universo hispanoamericano que baraja la seria posibilidad de que el verdadero fulgor y la máxima expresión de brillantez de nuestra lengua española podría haber sido en el siglo XII  y no en el llamado Siglo de Oro, cuando presumíamos de ser todo un imperio.  Cuando España era una potencia militar mundial.

Allá por los tiempos de mi bachillerato, el profesor de literatura dejó caer un buscapiés para que sus mejores alumnos descubriéramos  dónde, cómo y cuándo surgió esa idea y cuáles fueron las verdaderas causas o motivos que llevaron a los eruditos a sostener que el castellano “reventó”  -textualmente-  de gloria, 300 años antes como respuesta a los asesinos mahometanos que invadieron la península ibérica.

Como lengua romance, el castellano o español no es otra cosa que una versión, si se me permite,  “mejorada” del latín, pues de todas  las versiones modificadas de la lengua muerta de los romanos,  que hablan otros europeos, es sin duda la lengua española la que ha tenido más éxito histórico.

Se sostiene, pues, que el determinante histórico fue una simple respuesta racional a la invasión de la península ibérica por la peor ralea de fanáticos asesinos musulmanes.  El miedo era tal que cuando el rey Rodrigo fue muerto en combate en la Batalla de Guadalete, se corrió la voz no solo por la España de los godos, la vieja Sefarad de los judíos, sino por todo el norte de África…

Los conocidos como  “despiadados asesinos del Islam”  vieron la “puerta abierta” y las hordas mahometanas, por cientos de miles, se hicieron con toda la península ibérica cruzando el estrecho de Gibraltar.  Invadieron todo el territorio judeocristiano excepto las zonas montañosas del norte de España donde buscaron refugio los vascones, los cántabros y los astures…

El curioso y terrorífico determinante de la cultura española y de su idioma,  fue comprobar lo que todo buen historiador conoce:  el primer pogromo de la historia en Europa en el año 1066 e.c.; la matanza indiscriminada en Granada  de judíos  sefaradíes por parte de musulmanes que aseguraban que los judíos y “los cristianos eran la misma basura”…

En el calendario hebreo, 9 de tevet de 4827, la sangrienta masacre de más de 1.500 familias judías completas a manos de criminales islámicos, se describe en la Jewish Encyclopedia,  los actos de barbarie en la que más de 4.500 personas de la comunidad hebrea fueron  salvajemente asesinadas en Granada,  y su visir, el judío español José Ben Nagrela, rabino de la comunidad,  fue crucificado por bereberes sedientos de sangre infiel…

Ahora, de pronto, nos encontramos en un momento de la historia europea en el que se desmantelan las fronteras,  pero no para una soñada  Arcadia de poetas y artistas; sino, curiosamente,  la Unión Europea del más asesino antijudaísmo, permitido y hasta promovido por su élite dirigente que ha acogido a los militantes asesinos mahometanos como si fuesen inocentes criaturas víctimas de islamofobia…

Tras 75 años de fracasos estratégicos en Oriente Medio, está claro que  Europa no ha aprendido nada de Israel ni de Estados Unidos en lo que respecta al terrorismo islámico;  y se merece lo que tiene,  y todo lo que se le viene encima…

La distorsión alemana en la Unión Europea ha llevado la geopolitik  a la altura del fango y su vieja idea de “Lebensraum” se aplica ahora como un espacio vital que le roba a los propios europeos para obsequiar a los islamistas  en una suerte de Pentápolis bíblica que explica toda la tierra europea islamizada y dedicada al vicio…

El prototipo de europeo como individuo de las sociedades liberales burguesas modernas,  pasará a la historia;  y esa historia será borrada y reescrita a sangre y fuego por los terroristas musulmanes.

Entonces, será demasiado tarde para comprender que Europa sin la ayuda de Estados Unidos es nada…

Solo una fantasía en la cabeza pensante de unos ignorantes payasos funámbulos que siguen odiando a los judíos y desprecian profundamente a los Estados Unidos.

Otros artículos d este autor:

Alfonso M Becker: En la zona gris lo perderás todo…

Alfonso M Becker: Fantasía periodística  y realidad geopolítica

Alfonso M Becker: ¿Es Putin tan malo como el demonio? ¿O es peor aún?

 

 

Comentarios Facebook
Por MiamiDiario CP junio 3, 2019 08:18 Updated

La Chica Miami

Restaurante de la Semana